Tú ya sabes a mí [2]

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 26

Cuando llegó la hora de irme, fui al lobby para pedir un taxi. Me encontré con Rebecca, Mike, Nicholas y los padres de Becca caminando, al verme Becca me saluda con la mano y todo el grupo se acerca a mí.

 

—Iremos a dar un paseo que nos ofrece el hotel, ¿no vienes? —Pregunta Becca.

—No Becca, mi vuelo es largo y sale pronto.

—Entonces le diré a Dave que te lleve, rentó un auto y no debe de tardar.

—¡No! —Nick con ese grito logra que gran parte de las personas que estaban ahí pusieran su vista en él—. No hay porque molestar a Dave.

—Sí, Nicholas tiene razón, ya pedí un taxi.

 

Mike aún mira a Nick, con aquella expresión que conocía tan bien, aquella que buscaba respuestas a las preguntas que corrían por su cabeza.

 

—Pero diviértanse mucho. —Le digo a Becca tocándole la barriga—. En cuanto nazca me avisas para tomar el primer vuelo y conocerlo.

—Lo haré.

 

Abrazo a Becca fuertemente, seguro que se ha de sentir tan feliz como anoche lo proyectaba, se le nota en la mirada un brillo especial. Lo mismo ocurría con Mike, después de haber huido del compromiso por miedo, está aquí, a un lado de su esposa, luciendo un bonito anillo en el dedo, con una sonrisa en el rostro que no quería que desapareciera nunca.

 

—¡Te quiero tanto!

 

Le susurro, mientras lo abrazo un poco más de tiempo.

 

—Ten un buen vuelo, te extrañaremos.

—Y yo a ustedes, Mike.

 

Miro a Nicholas por última vez, seguía molesta por lo que ha pasado las últimas horas y a él como siempre parecía no importarle, me mira con los brazos abiertos, esperando a que lo abrace como lo hice con Mike y Becca previamente, sin embargo, yo dudo en hacerlo.

 

—Anda, lleven las cosas en paz. —Me dice Mike al oído—. No te quita nada hacerlo.

 

Finalmente lo hago, le doy un abrazo corto y rápido, evitando mirarlo a los ojos. Dirigí mi mirada inmediatamente hacia mi maleta, la cual llevé conmigo hasta la salida del hotel después de terminar con todas las despedidas, el taxi ya me esperaba afuera, era momento de ir al aeropuerto y terminar con este fin de semana de locura. 

 

Llegué a Francia poco después de la media noche, Florentine dormía ya y no quise despertarla     




Llegué a Francia poco después de la media noche, Florentine dormía ya y no quise despertarla. Dejé mi equipaje junto a la puerta y me quité los zapatos para ir a mi habitación sin hacer ruido. La vería más temprano en el restaurante, necesitaba descansar para volver a mi acostumbrada rutina.

Florentine no preguntó nada en el desayuno sobre la boda, estaba mucho más enfocada en los resultados del examen de su hermano que en preguntarme sobre todo lo que hice mientras estuve lejos y me sentía un tanto aliviada con eso, no quería dar más explicaciones al respecto.

Ambas regresamos a nuestra rutina laboral como todos los días en Le Champeaux, estábamos en la cocina, hoy era de aquellos días en los que el restaurante permanecía en calma y Florentine estaba aprovechando los periodos de tiempo libre para ver algunos productos en internet que planeaba comprar.

 

—Ni siquiera sabes para que sirve.

—Pero se vería bonito en la mesa, ¿no? —Pregunta—. Además esta noche tendrán ofertas contra reloj.

—Como la lámpara que ni siquiera sirve que tienes a un lado del sofá.

—Pero tiene un bonito diseño, ¿no?

 

Le sonrío y asiento con la cabeza.

 

—Bueno, cuéntame cómo te fue este fin de semana. —Florentine guarda su celular—. ¡Todo!

 

¡Maldición! Si ya había podido evitar el tema durante todas estas horas, ¿por qué justo ahora se le ocurre preguntar?

 

—Fue una boda normal, vestido blanco, dos enamorados felices, su mamá llorando, me gané el ramo pero no sé en dónde lo dejé.

—¿Estuviste bebiendo?

—Un par de copas. —Respondo.

—¿Conociste a alguien?

—Sí, su nombre era Dave. Es primo de Becca.

 

Florentine sonríe pícaramente.

 

—¿Tuviste una noche de alcohol y sexo con un extraño?

—Alcohol con el extraño, sexo con uno muy conocido.

 

Jugueteo con mi cabello al mismo tiempo que ella intenta procesar la información.

 

—¿Estuviste en un trío?

—¡No! Con Dave no pasó nada, pero con Nicholas pasó todo. Pero estaba borracha así que no cuenta y ahí viene Arnold, creo que tenemos que enfocarnos en trabajar.

 



AnnieGz

#517 en Novela romántica
#118 en Joven Adulto

En el texto hay: romance juvenil, secuela, romance

Editado: 19.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar