Tú ya sabes a mí [2]

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 70


—¿Elisse?

—Llámame Kendra. —Me dice—. Se supone que Elisse no puede estar aquí.

—Así que... Kendra. —Le sigo el juego—. ¿Qué quieres hacer?

—Escapemos. 

 

Me puse de pie y tomé su mano, llevándola a otra parte del salón,  hacia la salida. La llevé hasta el ascensor del hotel y terminamos en el piso en dónde se encontraba mi habitación.

 

—¿Pensabas pasar la noche con alguien?

—No. 

 

Abrí la puerta, dejándola pasar primero.

 

—De hecho Mike también dormirá aquí. Ian insistió en que íbamos a tomar demasiado y manejar borrachos hasta casa no es buena idea.

—De acuerdo.

 

Cerré la puerta sin olvidar poner el anuncio de no molestar. Me acerqué a Elisse y la tomé por la cintura, buscando sus labios con desesperación, necesitaba de ella, mi cuerpo me pedía a gritos que la hiciera mía en el momento en el que sus labios abandonaron los míos para recorrer mi piel a medida que se iba deshaciendo de esta ridícula bata. 

 

—Una última vez como solteros. —Comenta ella, mirándome a los ojos, llevando sus manos hasta el cinturón de mi pantalón—. Hazla inolvidable. 

 

El sonido que el cinturón hizo una vez que estuvo liberado fue como música para nuestros oídos, acaricié su rostro mientras la vi ponerse sobre sus rodillas, cerré los ojos en cuanto sentí el calor de su boca, la miré una vez más segundos después y decidí quitarle esa ridícula peluca, tomando ahora su cabello con mis manos, haciendo que parara después de unos minutos, no quería venirme aún. 

 

—Vamos, quítate eso... Quiero sentirte ahora mismo. 

 

Obedeció a mis órdenes, la ayudé con el cierre del disfraz y se encargó de deslizarlo lentamente por su cuerpo hasta que este llegó al piso, Elisse caminó hacia la cama, invitándome a ir con ella, devolviéndole con mi lengua el placer que ella me dio previamente.

 

—¡Ahhh sí! Detente ya. Quiero sentirte... 

 

Me detuve para mirarla por un momento. Ella acariciaba sus pechos esperando por mí.

 

—Sabes cómo me gusta. —Dijo en un susurro, después de sentirme dentro de ella—. Vamos... Así... 

 

La vi salir del baño después de haber tenido una increíble sesión de sexo, caminaba con su silueta desnuda en búsqueda de aquel disfraz que tomó prestado, ¡cómo deseaba que no se lo hubiera puesto de nuevo! Quería quedarme toda la noche en este lu...     




La vi salir del baño después de haber tenido una increíble sesión de sexo, caminaba con su silueta desnuda en búsqueda de aquel disfraz que tomó prestado, ¡cómo deseaba que no se lo hubiera puesto de nuevo! Quería quedarme toda la noche en este lugar, quería platicar con ella como solíamos hacerlo y quería hacerle una vez más el amor, pero sus planes eran otros al parecer. 

 

—¿Cómo entraste? —Le pregunto—. Ian mantuvo todo esto demasiado discreto.

—Tengo contactos...

—¿Mike?

 

No dijo absolutamente nada. Elisse comienza a limpiarse el maquillaje corrido con toallas húmedas que encontró en el baño, limpiando también el sudor de su frente.  

 

—¿Te sientes nerviosa? Faltan dos días.

—No, creo que ya estaba preparada para esto.

—¡¿Entonces por qué me hiciste tan difícil la petición?!

—No hablo de casarme, bueno si... Hablo de casarme contigo. —La miro intentando comprender todo lo que estaba diciendo—. Hace tiempo prometimos casarnos si seguíamos solteros, sólo que hace tiempo esperaba que nos casáramos cuando yo tuviera diez gatos, no una hija contigo... Pero ¿sabes? No me arrepiento de nada.

 

Elisse me mira, poniendo su mano sobre mi mejilla. 

 

—Bueno si me arrepiento de algo, de la forma en la que fue concebida Amy, ¡no recuerdo nada!

—¡Es una lástima! Si yo fuera tú, igual me sentiría arrepentido de no recordar que esa fue una de las mejores noches que hemos tenido.

—¿Más que esta?

—Entra en mi top cinco de favoritas. 

 

Ambos reímos, yo tampoco podía creer que esto estaba sucediendo, jamás imaginé que pasaría mi vida con ella como mi esposa. Fue entonces que dirigí mi mirada hacia mi brazo, mirando específicamente el tatuaje que cubría el nombre de quien juré era el amor de mi vida. Ahora era alguien más a quien quería que permaneciera en mi piel para siempre.

 



AnnieGz

#465 en Novela romántica
#100 en Joven Adulto

En el texto hay: romance juvenil, secuela, romance

Editado: 19.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar