Tú ya sabes a mí [2]

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 72 - Final



Nick 

La mayoría de los invitados ya estaban aquí, la recepción sería en un precioso jardín que Sophia se encargó de buscar, incluso ella estaba aquí con Brooke y estaban intentando contactar a Becca, al igual que Mike.

 

—No contestan.

—¿Crees que sea capaz de dejarme aquí plantado?

—No. —Responde—. Las novias siempre demoran.

—Becca no demoró.

—Porque estábamos en el mismo hotel y porque a ella le urgía casarse conmigo... Todo estará bien.

 

Jeremy se acerca con Henry en brazos.

 

—Nick, dicen los que amenizan la ceremonia que si Elisse no llega en media hora tendrás que pagar más.

—¡Aghh maldita sea!

—Lástima por ellos. —Menciona Michael—. Porque ya llegó Elisse.

 

Volteo a verla, Becca se incorpora de inmediato con Brooke, Florentine y Sophia; la madre de Elisse camina con Amy en brazos hasta su lugar.

Mark llevaba a su hija del brazo, Elisse se ve preciosa, su vestido no era tradicional, era corto y un lazo de color azul rey le rodeaba la cintura, sostenía un discreto ramo de petunias y claveles, llevaba enrulado el cabello y el simple hecho de que haya decidido tener una apariencia tan natural y sencilla la hacía ver simplemente hermosa. 

 

—Jamás pensé que diría esto. —Dice Mark—. Pero sé que mi hija no podría estar mejor con alguien más, sólo contigo.

 

Tomo la mano de Elisse y dejamos que la ceremonia siguiera su curso, las aburridas lecturas, algunas lágrimas por parte de nuestras madres, muchas fotografías por parte de Brooke, Elisse con una sonrisa llena de nerviosismo, a mí me temblaban las manos y cuando finalmente llegó el momento, no hubo dudas.

Ambos recitamos nuestros votos para todos nuestros invitados.

 

—Cuando te golpeé con ese balón en la preparatoria, jamás creí que fuéramos a terminar casándonos. Desde el primer día, te convertiste en una persona especial para mí, eres mi mejor amiga, has estado conmigo en mis peores y mejores momentos, has conocido mi lado más cruel y el lado más asquerosamente cursi que tengo. Yo... ¡Ay Elisse! No sabes lo afortunado que soy por tenerte a mi lado, eres una mujer maravillosa y no sé qué he hecho para merecerte. —A Elisse comenzaron a cristalizarse los ojos—. Amo cada partícula de ti, amo tu pésimo sentido del humor, tu preciosa risa, tu carisma, amo mirar tus ojos cada que me despierto en la mañana y eso es algo que quisiera seguir haciendo durante mucho tiempo, despertar a tu lado... ¡No puedo esperar para pasar el resto de mi vida contigo! Te amo tanto, Elisse Wilkinson. 

 

Elisse no pudo contener las lágrimas, se limpió con la mano derecha e intentó calmarse antes de recitar sus votos. 

 

—Yo, no preparé mis votos. Creí que sería mejor si dijera lo que estoy sintiendo ahora, y eso es lo que haré. —Me miró fijamente a los ojos, tomando mi mano—. Hemos pasado por tantas cosas, alegrías, tristezas, mentiras, relaciones, locuras, momentos que han sido placenteros junto a nuestros amigos, momentos incómodos junto a esas personas que preferimos mantener fuera de nuestras vidas... Todo eso lo hemos hecho juntos. Cambiaste mi vida cuando te conocí, me enseñaste el lado divertido de la vida, me enseñaste que romper las reglas puede ser divertido, he aprendido tanto de ti, has contribuido en la construcción de la persona que soy hoy en día. Y por más que intenté mantenerme alejada, algo siempre me traía de regreso a ti. No sé si debo creer en el destino pero sé que todos los caminos llevan a Roma y Roma al parecer somos tú y yo. Te amo Nicholas Hyland, no puedo esperar para envejecer juntos, ver crecer a Amy, vivir más aventuras a tu lado... te amo y te amaré hasta mi final.

 

Tomé su rostro, acariciándolo, susurrando un te amo porque tenía un nudo en la garganta que no me permitía decírselo en voz alta. 

 

—Por el poder que me otorga el estado de California, los declaro marido y mujer, Nick...

—Lo sé, lo sé, llevo dieciocho horas queriendo hacer esto. 

 

Tomé a Elisse por la cintura y besé delicadamente sus labios. 




 

Elisse

La recepción había transcurrido con tranquilidad, por supuesto que Becca no perdió la oportunidad de enseñarle a Nick las vergonzosas fotografías que tomó hace unas horas cuando mi cabello era un completo desastre, pero fuera de ese embarazoso momento, todo había sido mejor de lo que me esperaba.

Ian se encargó de la música un buen rato, por supuesto que Florentine estaba enloquecida porque desde hace unos meses había desarrollado una extraña obsesión por él y sus canciones. El banquete había sido todo un éxito, la comida simplemente era deliciosa, de hecho Jeremy pasó la mayoría del tiempo junto a la mesa de catering, sin perder la oportunidad de degustar todo lo que estuviera ahí. Brooke por su parte, desarrolló su hobbie favorito: la fotografía. Había captado cada momento en bellas fotografías que me entregaría tiempo después.



AnnieGz

#491 en Novela romántica
#111 en Joven Adulto

En el texto hay: romance juvenil, secuela, romance

Editado: 19.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar