Túneles De Sangre (sds #2)

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 17: Charla Con Un Loco

Pov Becca

Me dejé caer de rodillas intentando atisbar algo a través de la rejilla de ventilación. Allí abajo estaba oscuro, pero al cabo de unos segundos fui capaz de distinguir la tosca figura del vampanez.

—¿Cómo se llama tu amiga, hmmm? —indagó Murlough—. ¿Anne ¿Beatrice? ¿Catherine? ¿Diana? ¿Elsa? ¿Franny? ¿Geraldine? ¿Henrietta? ¿Eileen? ¿Josie? —Se detuvo y pude percibir cómo fruncía el ceño—. No, espera, Eileen empieza con E, no con I. ¿Hay algún nombre de mujer que empieze con I? Así de repente no se me ocurre ninguno. ¿Y a ti, Becca Shan? ¿Alguna idea, hmmm? ¿Alguna sugerencia?

Pronunciaba mi nombre de una forma extraña.

—¿Cómo me ha encontrado? —dije, sin aliento.

—Fue fácil. —Se inclinó hacia delante, evitando cuidadosamente la luz del Sol, y se dio un golpecito en la sien—. Usé el cerebro —dijo—.El joven Murlough tiene cerebro de sobra, sí, señor. Interpreté una melodía sobre tu amigo... Culebrilla Von. Me dijo dónde estaba el hotel. Monté guardia fuera. Vigilé atentamente. Te vi paseando con tu amiga, y te seguí.

—¿Qué ha querido decir con ‘interpretar una melodía’? —pregunté.

El vampanez rió con estrépito. 
—Con mi cuchillo —explicó—. Mi cuchillo y unas cuantas escalas. ¿Lo captas? Escalas. Escalas en Culebrilla, escalas en un piano. ¡Ja! ¡El cerebro, ya te lo dije, el cerebro! Un estúpido no haría chistes tan ingeniosos e inteligentes. El joven Murlough tiene un cerebro del tamaño de...

—¿Dónde están Evra y Ben? —le atajé, aporreando la rejilla de ventilación
para hacerle callar. Tiré de ella, en un intento de arrancarla y llegar hasta
él, pero estaba firmemente encajada en el suelo.

—¿Evra y Ben? ¿Evra Von y Benedict O'Kelly? —Murlough inició un extraño bailecillo en la oscuridad bajo la rejilla—. Evra y Ben están atados —me confesó—. Colgados por los tobillos, con la sangre bajándole a la cabeza. Chillando como unos cerditos. Suplicando que le deje marchar.

—¿Dónde están? —pregunté desesperadamente—. ¿Están vivos?

—Dime —respondió, ignorando mis preguntas—, ¿dónde os alojáis el vampiro y tú? Os habéis cambiado de hotel, ¿verdad? Por eso no te vi salir. ¿Qué estabas haciendo en la plaza, de todas formas? ¡No! —exclamó cuando abrí la boca para hablar—. ¡No me lo digas, no me lo digas! Dale a mi cerebro la oportunidad de averiguarlo. El joven Murlough tiene cerebro de sobra. El cerebro le rezuma por las orejas, como se suele decir.

Hizo una pausa, con sus ojillos danzando de un lado a otro, y luego
chasqueó los dedos y chilló:

—¡La chica! ¡La amiguita de Becc Shan! Vive en la plaza, ¿hmmm? Y tú querías verla. ¿Cuál es su casa? ¡No me lo digas, no me lo digas! Lo descubriré. Le seguiré el rastro. Qué muchachita tan jugosa, tan llena de sangre, ¿hmmm? Una sangre deliciosa y salada. Ya puedo saborearla...

—¡Aléjese de ella! —grité—. ¡Si se le acerca le...!

—¡Cállate! —ladró el vampanez—. ¡No me amenaces! ¡No lo voy a tolerar de una semi-vampiro renacuaja como tú! Vuelve a hacerlo y me iré, y será el fin de Culebrilla y el otro.

Intenté recuperar el control.

—¿Eso significa que todavía están vivos? —pregunté, agitada.

Murlough esbozó una amplia sonrisa y se dio un toquecito en la nariz.

—Tal vez sí, tal vez no. No hay forma de que lo sepas, ¿verdad?

—Mr. Crepsley dijo que los vampanezes son fieles a su palabra —
dije—. Si usted me asegura que están vivos, entonces lo sabré.

Murlough asintió lentamente.

—Están vivos.

—¿Me da su palabra?

—Te la doy —dijo—. Culebrilla y el otro están vivos. Atados y colgados,
chillando como unos cerditos. Lo estoy guardando para Navidad. Será mi cena de Navidad. Culebrilla en lugar de pavo. ¿No crees que es asqueroso viniendo de mí, hmmm? —se rió—. ¿Lo captas? Asqueroso. No es una de mis ocurrencias más sutiles, pero ahí está. Culebrilla se rió. Culebrilla hace todo lo que le digo. Tú también lo harías, en su lugar. Balanceándose de los tobillos. Chillando como un cerdito.

Murlough tenía la irritante manía de repetirse.

—Mire —dije—, deje que Evra y Ben se vayan. Por favor, ellos nunca le ha
hecho nada.

—¡Interfiriero. en mi programa! —chilló el vampanez—. Estaba listo para comer. Iba a ser glorioso. Desangraría al gordo mientras le despellejaba vivo, y colgaría su cuerpo con el resto de las carroñas del
refrigerador. Practicar el canibalismo con algún pobre humano confiado, sería un gran deporte, ¿hmmm?

—Evra no se interpuso en su camino —dije—. Fuimos Mr. Crepsley
y yo. Evra y Ben estaban fuera.

—Dentro, fuera... No estaban conmigo. Pero pronto lo estará. —Murlough se relamió sus rojos labios—. Conmigo y en mi tripita. Nunca había cogido a un niño-serpiente. Tengo muchas ganas de probarlo. Quizá los rellene antes de comérmelo. Así será más navideño.

—¡Le mataré! —chillé, volviendo a golpear la rejilla, perdiendo el
control—. ¡Le perseguiré y le despedazaré trozo a trozo!

—¡Caramba! —rió Murlough, y prosiguió con fingido terror—: ¡Oh,
cielos! Por favor, no me hagas daño, malvada semi-vampirito. El joven
Murlough es un buen tipo. Dime que me dejarás marchar...

—¿Dónde están Evra y Be. ? —rugí—. ¡Tráigalo aquí ahora mismo o...!

—¡Bien —dijo Murlough bruscamente—, ya es suficiente! No he venido aquí para que me chillen, no, señor. Hay muchos lugares donde podría ir si quisiera que la gente me gritara, ¿hmmm? Ahora cállate y escucha.

Haciendo un supremo esfuerzo, finalmente logré calmarme.

—Bien —gruñó Murlough—. Eso está mejor. No eres tan estúpida como la mayoría de los vampiros. Quizá haya un poco de cerebro en ti, Becca Shan, ¿hmmm? No eres tan inteligente como yo, claro, pero ¿quién lo es? El joven Murlough tiene más cerebro que... Bueno, ya está bien. —Clavó las uñas en la pared bajo la rejilla y trepó un par de pasos—. Escucha atentamente. —Ahora sonaba cuerdo—. No sé cómo me encontrasteis... Culebrilla no pudo decírmelo, por más escalas que toqué... y no me importa. Es vuestro secreto. Guardáoslo. Todos necesitamos tener secretos, ¿verdad, hmmm?



SiVeLa123

#959 en Paranormal
#12742 en Novela romántica

En el texto hay: vampiros, circo, vampiros y romance

Editado: 07.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar