Un amor de verano

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 25 (Fin de la primera temporada)

Narra María:

 

Acabe de recoger las últimas cosas que me quedaban y guarde las maletas en el maletero.

 

Antes de marcharme, me despedí de mi mejor amiga, Lucía. Lloré un rato con ella, de esta marcha era lo que más me dolía, dejar a mi mejor amiga atrás.

 

Me monte en el coche y eche una última mirada a mi casa, esa casa que me había visto crecer, la que me había visto llorar y reír, la que me había visto enamorarme y sufrir. Esa casa donde había pasado todos los buenos momentos vividos.

 

Llegamos al aeropuerto y allí espere hasta que me llamaran para subir al avión. Mientras esperaba me puse a escuchar música para intentar evadirme de todo y poder relajarme un poco.

 

Narra Blas:

 

No sé cómo Ane podía haberme hecho esto. Lo tenía todo planeado, sabía que María iba a venir a verme y lo planeó con Sam para que cuando ella me viera, Sam me besara.

 

Que estúpido y tonto he sido, ¿cómo no he podido haberme dado cuenta? Ahora la he perdido. Tengo que verla, necesito explicárselo, necesito ver que me perdona, que todo vuelve a ser igual.

 

Llegue a su casa, quería explicárselo todo, pero su casa estaba vacía, no había nadie. Estuve un rato esperando por si volvían. Me canse de esperar y me dirigí a casa de Lucía, la mejor amiga de María por si sabía dónde estaba.

 

Llamé a la puerta y me la encontré llorando.

 

 

         -          ¿Qué pasa Lucía? ¿Estás bien?

         -          ¿Qué que me pasa? ¿No lo sabes? ¿Qué haces aquí?

         -          Saber el que. He venido a buscar a María para explicárselo todo pero no hay nadie en casa.

         -          María se ha marchado.

         -          ¿Y cuándo va a volver?

         -          No va a volver, Blas.

     

      Cuando Lucía me dijo que ella no iba a volver más, mi mundo se vino abajo, no podía creérmelo, se había ido, ¿pero a dónde?

 

 

          -          ¿A dónde se ha ido?

          -          A Londres, se ha ido a vivir a Londres.

          -          ¿Pero por qué?

          -          Por ti Blas, se va por ti. Para poder olvidarte y pasar página.

     

      No podía creérmelo, mis lágrimas comenzaron a salir. Me sentía la persona más mala del mundo.

 

 

          -          ¿A qué hora sale el vuelo?

          -          A las 12.

 

      Mire el reloj eran las 11:30, tenía que ir a buscarla, si no iba y se lo explicaba no iba a perdonarme en mi vida.

 

      Eche a correr hacia el coche y me metí dentro. Conduje dirección al aeropuerto.

     

      Tenía que llegar a tiempo, tenía que impedir que se marchara. No puedo perderla, la amo, la necesito, sin ella no soy nadie, sin ella no se vivir.

    

      Llegue al aeropuerto eran las 11:55, tenía cinco minutos para encontrar la terminal y para encontrarla. Eche a correr, tenía un presentimiento.

 

      Llegue a la terminal y la busque. Me puse de pie en los asientos y la distinguí a lado de la puerta. Y grité su nombre.

 

           -          ¡MARÍA!

 

      No me escucho, iba a traspasar la puerta y no podía dejar que lo hiciera.

 

      Me baje del asiento y me dirigí a ella, pero justo en ese momento llegaron los pasajeros de un vuelo que acababa de llegar y me resulto más difícil llegar hasta ella.



MariaL2022

#1289 en Fanfic
#11912 en Novela romántica

En el texto hay: verano, auryn, amor

Editado: 31.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar