Un amor de verano

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 36 (2º temporada)

Narra María:

 

Decidí esperar a Blas no muy lejos de la casa de Álvaro para que no me viera.

 

Espero que no haya pasado nada de lo que luego se pueda arrepentir, espero que sigan siendo amigos y que por esto deje de cumplir su sueño. No me lo perdonaría en la vida que dejara el grupo, con todo lo que ha luchado ahora que lo está logrando no puedo dejar que lo deje.

 

Levanté la mirada y lo vi, acababa de salir del portal.

 

Le veía muy pensativo, ¿qué habrá pasado?

 

Lo seguí, intentaba llegar hasta a él pero estaba muy lejos.

 

Blas, estaba ahí… cuando ocurrió…

 

Narra Blas:

 

Pensaba en cómo iba a hacer para olvidarme de lo ocurrido, la verdad María dice que a ella ese beso no le significó nada, y la creo.

 

Así que ¿por qué no hacer como si no hubiera pasado nada? Va a ser lo mejor, dejarlo pasar, sé que no volverá a pasar. Además no puedo ni quiero estar enfadado ni separado de ella, es lo mejor que me ha pasado en la vida.

 

Crucé la carretera, cuando ocurrió… no lo vi venir… cuando quise darme cuenta ya estaba encima mío… no sentí nada y luego todo se volvió negro…

 

Narra María:

 

                 -          ¡BLAS! – Grite desesperadamente.

 

No puede ser, dime que no es verdad, por favor.

 

Salí corriendo hasta él, cuando llegue lo vi tirado en el suelo, tenía un aspecto horrible.

 

Lo abrace, no podía pasar esto, no, no, me niego a aceptar lo que esta ocurriendo.

 

                  -          Blas cielo, despierta, por favor. – le dije llorando. – No me hagas esto, despierta.

 

Abrió los ojos y me miró.

 

                  -          ¿María? – me susurro.

                  -          Shuus, todo va a salir bien cielo, te pondrás bien, ya lo verás.

                  -          Te amo no lo olvides. – me lo dijo mirándome a los ojos, parecía una despedida.

                  -          Blas yo también te amo.

 

De repente comenzó a cerrar los ojos, se estaba marchando, se estaba hiendo, se estaba muriendo en mis brazos.

 

                  -          Blas por favor, no me dejes, te amo, Blas vuelve conmigo, si tu mueres yo me muero contigo, vuelve por favor.

 

De repente unos brazos me apartaron de él, empecé a patalear y a chillar no quería separarme de él. Quería estar con él. Entonces me di cuenta de que era Álvaro. Me abrazó.

 

                  -          Tranquila, todo va a Salir bien, la ambulancia ya está aquí. – me susurro al oído.

                  -          No puedo perderle Álvaro. – le dije llorando.

                  -          Lo sé. - su voz estaba rota de dolor.

 

Le metieron en la ambulancia pero no me dejaron subir así que fui con Álvaro en su coche.

 

No puedo perderle, le amo, sin él no soy nada, sin él mi mundo no tiene sentido, es él el que hace que mi vida cobre sentido.

 

No soporto la idea de que se vaya de mi lado, me prometió que estaríamos siempre juntos, que no me abandonaría, que estaría siempre conmigo pasase lo que pasase y tiene que cumplirlo. Tiene que ser fuerte y quedarse aquí conmigo.

 

Mi mundo acaba de dar un cambio de 360 grados.

 

La desesperación y el terror se podían reflejar claramente en mi cara. Mis ojos se habían apagado para siempre.



MariaL2022

#163 en Fanfic
#1966 en Novela romántica

En el texto hay: verano, auryn, amor

Editado: 31.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar