Un Amor En Común

Tamaño de fuente: - +

El Beso

Narrador Omnisciente


Julian se quedó un momento parado a mitad del sendero con las luces de la ciudad asomándose en el horizonte tras todos esos árboles, estaba en shock, aparentemente había escuchado lo que creía que había escuchado, "bueno, al menos no soy el único que se siente atraído por el otro" pensó, cosa a la cual abrió los ojos de tal forma que parecían un retrato de la luna cuando esta llena, eso...nunca había hablado de eso, pero hace mucho tiempo, cuando aún estaba en el proceso de aceptación, recordó que se sentía atraído por su mejor amigo.


-Y a mi...tu...-Dijo en un susurro casi inaudible, prácticamente para si mismo, recordó a Adam que yacía detrás de un árbo, decidió hacer omisión de eso...aun no era el momento, debía pensar en todo antes...-Adam ¿Vas a quedarte ahí a dormir o vas a venir acá?

dijo en tono de broma esperando que si fuera.

Donde estaba Adam, no se podía ver, solo su sombra, gracias a la agilidad que había adquirido al practicar por once años las artes marciales, había adquirido algunas habilidades que la gente no desarrolla por si sola, escaló rápidamente hasta una rama baja del árbol pero solo se vio su sombra

-Finje que no oíste nada-Dijo muy nervioso, y se le notaba por la forma en que le habla, parecía apunto de ponerse a llorar.

-¿Vas a bajar?-Pregunto algo nervioso y desanimado Julian, no...no...¿No debía haber dicho eso? ¿Que debía decir?

Después de varios minutos de silencio en los que trataba de pensar en una reacción decente de su parte decidió hablar, decir lo que creyó mejor...la verdad, aplicando el método de su hermana de primero actúa y luego piensa... ¿O era al revés?. Dio un gran suspiro.

-Tu también me...me agradas mucho, Adam- Dijo en tono bajo, algo inseguro de lo que estaba a punto de decir- me agradas .... de forma diferente- Sonrió mirando la base del árbol en donde antes se encontraba-No lo sé...no lo sé...eres muy parecido y ... ¡Al diablo, tu sabes a lo que me refiero Adam, por favor ven!.

Julian estaba muy nervioso en ese momento, no sabía lo que le pasa. ¿Por qué estaba atraído por alguien que solo llevaba un par de días de ver? Era algo realmente extraño para el, pero tal vez no era nada malo y solo estaba exagerando las cosas.

Adam rió un poco bajo. Le causó gracia la forma en que intentó expresarse a lo último. Pero no quería que el lo viera como un bicho raro, quería además ahorrarse la parte en que lo rechaza y le dice que no era realmente lo que sentía y que había confundido sus sentimientos con otros, Adam odiaba dar explicaciones y no le gustaba rechazar a nadie.

-Por favor no seas duro-Saltó desde la rama que no era tan alta, ejecutando una mortal y cayendo con gracia y elegancia a solo unos pocos centímetros de el.

La rama no era alta, por lo tanto pudo ejecutar sus movimientos sin miedo a fracturas o a lesiones graves.

Juliam no paraba de ver la rama de donde había estado Adam hace unos momentos, fue...wow..."Este chico está lleno de sorpresas" Pensó. Lo miró con la boca abierta.

-Se que probablemente no pueda pero...¡Tienes que enseñarme como caer así!, ¡Eso se llama estilo amigo!.-Escuchó lo que acababa de decir, sonó como un niño que acababa de ser sorprendido con su regalo de navidad, empezó a reír por lo que acababa de decir, hasta que volvió a ver a Adam directamente a los ojos, sus carcajadas se volvieron una sonrisa tímida, y la timidez no formaba parte de él, no se reconocía a si mismo, sentía la respiración de Adam, y se sentía cómodo así.

-¿Que no sea duro-dijo con voz baja y seductora, la misma que normalmente usaría un chico para conquistar a una chica.-amigo, acabas de escuchar lo que acabo de decir, yo debería ser el que te pide a ti que no seas duro, yo...-Levantó su mano y la observó por unos momentos antes de posarla en  el hombro de Adam, al ver que este no retrocedía se atrevió a pasarla a su rostro, rozando sus mejillas de forma delicada y cariñosa con sus rústicos dedos.-Yo...-Cerró los ojos y habló de forma rápida.-Yo no se lo que estoy a punto de decir, solo te diré lo que siento. Lo primero que te dije fue sobre lo buena que esta tu hermana, me sentí mal en ese momento pero ahora me siento peor, me pareces demasiado atractivo y se que no debería decirlo, no está bien que lo diga pero...es que...tu...tu mirada... no se que me pasa, a penas si te conozco, no lo entiendo, pero me...me...me...¡DEMONIOS!...¡ME GUSTAS!-Logró articular estas últimas palabras con dificultad, abrió sus ojos y retiró su mano del rostro del chico, no esperó una respuesta, estaba nervioso, así que apenas terminó de hablar.- Perdoname...

Y corrió lejos, rezó porque Adam no fuera tras de el, estaba consiente de lo mal que debía verse en ese momento, pero no le importó, simplemente huyó con miedo, y lo peor, no sabía a que le temía. Adam se sintió mal en ese momento, a el no le gustaba Julian y posiblemente tendría que decirle lo contrario para no hacerlo sentir mal.



ElRobaLibros

#3417 en Fantasía
#715 en Magia

En el texto hay: lgbt, magia, poliamor

Editado: 24.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar