Un amor inesperado

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 8

Jamie

Hoy soñé nuevamente con Alexia, hacíamos el amor de una manera tan dulce y amorosa, éramos dos cuerpos en perfecta comunión. Desde hace un tiempo que me pasa esto que no puedo comprender, ella apenas me saluda y cruzamos pocas palabras. Pero aunque sea un instante siempre tengo la necesidad de verla, de escuchar su voz, de ver esos hermosos ojos color del cielo y a decir verdad me gustaría poder rozar su suave piel. Hoy me voy a animar a invitarla a cenar, espero que acepte.

Alexia

En dos meses será mi cumpleaños, el primero que pasaré lejos de casa, espero que mis padres puedan venir. Lo bueno es que esta mi amiga y estoy empezando a relacionarme más con mis compañeros, así que no lo pasaré sola. Mejor dejo de pensar y voy al trabajo.

Jamie

Quiero ver a Alexia antes de que entre a la escuela para invitarla. Ya la veo venir, me voy a acercar a saludarla.

-Buenos días Alexia. Cómo te encuentras?

-Buenos días Jamie. Bien y tú cómo estás?

-Me encuentro bien. Te estaba esperando para invitarte a cenar, como hoy es viernes podemos salir. Te gustaría venir a cenar conmigo?

-Tu invitación me toma por sorpresa. Déjame que lo piense y a la salida de la escuela te contesto. Te parece bien?

-Si, a la salida nos vemos y me contestas. Hasta luego Alexia.

-Hasta luego Jamie.

Alexia

Ya casi estoy por irme de la escuela, tengo que darle una respuesta a Jamie, la llame a mi amiga y ella me dijo que acepte, que me va a venir bien salir y conocerlo para saber cómo era.

-Hola Jamie. Aceptó ir a cenar contigo.

-Hola Alexia. Muy bien, te paso a buscar a las 20 por tu casa. Me pasas tu dirección?

-Me parece bien. Mi dirección es Spencer y Hillview Pl primer piso al frente, en el portero esta mi apellido.

-Ok. Pasaré a buscarte como quedamos.

-Muy bien, te estaré esperando.

Mi amiga me ayudó a elegir un lindo vestido y me maquillo, porque dice que yo lo hago como una nena. Estoy lista y solo tengo que esperar que el llegue, me siento un poco nerviosa ya que nunca cene sola con un hombre.

Jamie

Ya estoy en su puerta, sabía, cuál era su edificio pero no sabía su departamento, ahora lo se, tocó su portero y me dice que ya baja. Cuando sale me quedo viendo lo hermosa que esta, nunca la había visto así. Me ve y sus mejillas toman un rosado muy lindo.

-Buenas noches Jamie, estas muy elegante.

-Buenas noches Alexia. Muchas gracias, tu estas muy linda hoy. Vamos que ya hice una reservación en un restaurante.

Le abro la puerta del auto y sube, cierro la puerta rodeó el auto y subo. Mientras vamos en camino escuchamos música, es un silencio un poco incómodo, el viaje igual es corto. Estaciono el auto en la puerta del restaurante. Bajo y me dirijo a abrir la puerta de Alexia, le doy la mano para ayudarla a bajar. Antes de entrar al restaurante le abro la puerta para que ella entre primero.

-Tengo una reservación para dos.

-Si señor, síganme por favor. Esta es su mesa, acá les dejo la carta para que elijan, el mozo les tomará el pedido en un momento.

Le corro la silla a Alexia para que se siente y yo lo hago frente a ella.

-Es muy lindo el lugar que elegiste, me agrada.

-Me alegra que te guste, mis padres vienen cada tanto acá.

-A qué se dedican tus padres Jamie?

-Mi madre Lorna es enfermera, mi padre Jim es abogado independiente. Gracias a ellos me pude recibir de lo que me gustaba y hoy tengo el trabajo que siempre me gusto.

-Que lindo como hablas de tus padres, se nota que los quieres mucho.

-Le debo todo lo que soy a ellos, sin su guía no estaría donde estoy. Tus padres a qué se dedican?

-Mi madre Grace es ama de casa y mi padre Carrick tiene una empresa maderera. Tienes hermanos?

-Tengo dos hermanas mayores, Jessica y Liesa. Tu tienes hermanos?

-No, soy hija única. Me hubiese gustado tener un hermano o hermana para compartir juegos y otras cosas.

La verdad estoy conociendo a una persona muy distinta a la que vi el primer día, para ser sincero me gusta mucho charlar con ella. Ahora veo que es muy agradable.

Alexia

Esta noche estoy descubriendo a un hombre diferente, que tiene unos hermosos sentimientos por su familia. Ya no lo veo tan pedante como cuando lo conocí. Puede que me empiece agradar seguir conversando y saliendo con el.

Darse la oportunidad de charlar a hecho que se empiecen a conocer, quizás el tiempo los vaya uniendo. 



Alexia

Editado: 22.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar