Un Amor Sangriento

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 7

Me desperté por el sonido de mi puerta sonar.

  — ¡Despierta!—Escuché la voz de Jason.

  —Ya desperté  —Dije y me levante de la cama adormilada.

Me duché y me vestí con jeans ajustados, una camisa roja holgada y me puse mis converse rojas, dejé mi pelo castaño rojizo en una trenza que me llegaba por la cadera.

Salí de la habitación, bajé las escaleras y fui a la cocina, agarré una manzana y le di un mordisco, abrí la nevera para ver si había algo de comer y solo había bolsas con sangre.

  — ¿Qué ves?  —Preguntó Jason, pegué un brinco del susto y lleve mi mano a mi pecho intentando calmar mi respiración.

  —Tengo hambre, me asustaste  —Vi una pequeña sonrisa, muy pequeña.

  —Te compro algo en el camino  —Agarró mi manzana y le dio un mordisco.

  — ¿Puedo ver tus colmillos?  —Pregunté y él asintió, espero unos segundos y aparecieron en su blanca dentadura, me acerqué a él y los mire, son muy puntiagudos y él se ve extremadamente atractivo con ellos...Esperen...¿Qué acabo de decir?, él cerro sus labios y miré sus ojos –Son lindos  — Él se rio.

Que bonita risa.

  —Tu eres linda  —Acarició mi mejilla y sentí como la piel se me erizaba.

¿Me dijo linda? ¡Me dijo linda!

  —Ya vámonos  —Dijo Christian  —Nos dan diabetes  —Agarró una bolsa con sangre, metió sus colmillos y se la bebió.

Salimos de la casa y me monté de copiloto en el auto de Jason, Will se fue en la parte trasera, Christian en su auto y Duncan con Logan.

  — ¿Comemos en la cafetería del instituto?  —Me preguntó Jason.

  —Si.

Al llegar nos bajamos del auto y Will se desapareció entre la multitud pero Jason no se alejaba de mi.

Fuimos a la cafetería, me compró unas tostadas y un café.

Nos sentamos en una de las mesas y tomé un poco de café.

  — ¿Te digo en quién no debes confiar?  —Me preguntó  —En Chad, es un hombre lobo  —Me ahogué con el café y empecé a toser.

  — ¿Chad?  —Susurré y Jason asintió.

  —Ten cuidado con él  — Puso su mano sobre la mía que estaba en la mesa  —Intenta esquivarlo  —Asentí.

  — ¿Algo más de lo que me deba cuidar? 

  —Aquí más nada...A menos que veas algo sospechoso.

  —Me asustas  —Confesé y acarició mis dedos que estaba fríos.

  —Nada te sucederá  —Asentí creyéndole.

Sonó el timbre.

  —Tú tienes historia y yo biología  —Dijo y asentí, nos levantamos y caminamos hacia mi casillero para sacar los libros que necesito  —Avísame si pasa algo  —Me susurró poniendo un mechón de pelo atrás de mi oreja y besó mi frente lentamente, nos fuimos separando y yo fui a mi clase.

Entré y ahí estaba Chad, vi a Kelsey en una mesa haciéndome señas y suspiré del alivio, me senté a su lado y sonreí.

  — ¿Cómo estás?  —Preguntó.

  —Bien... ¿tu? 

  —Perfectamente ¿Hoy si vienes de compras conmigo? –Dijo y yo le asentí sonriendo.

Entró el profesor y empezó a dar clase.

 

Salí de mi última clase y busqué a alguno de los Collins, alguien tomó mi brazo.

Chad.

  —Ehh...Hola  —Saludé nerviosa.

  —Me has estado esquivando todo el día  —Dijo Chad enojado.

  —Lo siento, es que estoy ocupada y yo no...  —Me interrumpieron.

  — ¿Ocurre algo?  —Preguntó Jason poniéndose a mi lado y yo negué con la cabeza.

  —Hasta luego  —Me despedí de Chad y tomé el brazo de Jason para que lo dejara de amenazar con la mirada.



Maripilij

#6630 en Fantasía
#2840 en Personajes sobrenaturales
#13466 en Novela romántica

En el texto hay: vampiros, místico, lobos

Editado: 30.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar