Un Amor Sangriento

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 8

  — ¡Shana! Este me gusta  —Gritó desde el probador y yo suspiré.

  —Para verte  —Ella salió con un lindo vestido que se ajusta a todo su cuerpo y es color rosado, le queda muy bien  —Wow...  —Susurré sonriendo  —Estas hermosa  —Tapé mi boca impresionada.

  —Gracias... ¿Y tú no has visto alguno?  —Sonrió.

  —Yo suelo comprar vestidos, me podre un pantalón y una camisa, no me siento cómoda con los vestidos —Confesé.

  —Ohh, créeme que si usaras vestido y te encantará  —Dijo y agarró un vestido color café  —Póntelo.

  —Ni creas que me pondré eso  —Me negué.

  —Te va a gustar, yo me lo probé y no me quedo bien, pero a ti te quedara perfecto  —Me dijo sonriendo  —Pruébatelo  —Ordenó y me lo dio, yo suspiré y entré al probador, me lo puse y me vi en el espejo, es un vestido que me llega unos cinco o seis dedos por arriba de la rodilla y se me ajusta en la cintura, es color café claro y no me queda tan mal como creí.

Salí y vi a Mason hablando con Kelsey, Mason estaba tomando agua y se ahogó al verme.

  — ¿Tan mal me veo?  —Pregunté avergonzada.

  —Te queda...Hermoso  —Susurró con una sonrisa.

  —Me queda algo bien  —Dije mirándome en un pequeño espejo.

  — ¿Algo? Te ves hermosa  —Alagó Mason.

  —Wow  —Escuché a mi derecha y vi a Jason.

Claro, tenía que llegar cuando me veo así.

Nuestras miradas se conectaron por unos segundos hasta que la voz de Kelsey nos interrumpió.

  —Tienes que comprarlo  —Me dijo entusiasmada, miré la etiqueta y decía 200 dólares.

  — ¡200 dólares!  —Grité  —No, ni lo pienses, no me compraré esto de ninguna forma.

  —Yo lo pago  —Me dijo Jason y todos volteamos a verlo –Si es por el precio, no hay problema  —Se acercó a mi.

  —De ninguna forma voy a dejar…  —Me interrumpió.

  —Lo compraré  —Afirmó decidido.

Yo entré en el probador y me miré, es hermosamente costoso.

Me lo quite y me puse mi ropa, salí del probador y no vi a Jason, seguro se arrepintió y no lo culpo.

Un maldito pedazo de tela doscientos dólares.

  — ¿Y Jason?  —Pregunté.

  —Allá  —Señaló Kelsey y lo vi hablando con la chica de las hamburguesas, dejé el vestido de donde Kelsey lo sacó.

  —Él dijo que lo compraría  —Se quejó Kelsey agarrándolo.

  —No me lo pondré –Kelsey rodó los ojos.

  —Eres muy terca  —Gruñó frustrada.

  —Me compraré un café  —Avisé y salí de la tienda, me compré un café grande y me senté a tomármelo.

Alguien pone una bolsa a mi lado, levanto la mirada y veo a Jason.

  —Tu vestido –Lo señaló con la mirada

  — ¡Jason! No lo usaré, ve a devolverlo.

  —No devolveré nada.

  —Lo devolveré yo  —Me levanté agarrando la bolsa pero me toma el brazo deteniéndome.

  —Te ves muy bien—Me aseguró sin mostrar ninguna expresión.

  —Sé que me veo terrible y no gastaras doscientos dólares en un vestido el cual no me queda bien  —Me quejé.

  —Créeme cuando te digo que te queda bien  —Dijo y se sentó.

  —Vámonos, me despediré de Kels –Le avisé rendida y vi a Kels salir de la tienda  —Ya me voy, nos vemos mañana  —Ella sonrió y asintió, besó mi mejilla y miré a Mason  —Nos vemos  —Él me sonrió.

Fui hacia Jason y agarré la bolsa.

  —Vamos  —Le dije, fuimos al auto y nos montamos, arrancó y el camino fue silencioso, hasta que yo decidí romper el silencio.  —Te vi hablando con la chica de las hamburguesas  —Lo miré —Esa chica no me da buena espina.



Maripilij

Editado: 30.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar