Un bebé en mi puerta

Tamaño de fuente: - +

La Niñera

Después de contarles todo a mis amigos, quedamos en  reunirnos dos veces al mes  para ver los partidos y enseñarle ala extraterrestre el gusto por los deportes, porque desde ya queda descartado cualquier cosas de chicas, no señor ella va a amar los deportes.

Al final tuve que buscar en una agencia una niñera de planta ya que la necesito en caso de algún viaje fuera del país o de la ciudad, y la verdad es que yo solo no puedo con Emma.

Hoy me va a tocar entrevistar a tres mujeres enviadas por la agencia y para eso le pedí ayuda a mi mamá, claro ella debe saber que es lo mejor, con migo no le fue tan mal, todavía estoy vivo y eso dice algo, verdad?

Escucho que tocan la puerta y voy habrir, seguro es mi mamá.

- hola ma- saludo dándole una beso y una abrazo.

- mmm como que hoy andamos de buen humor, seguro que hay luna nueva por que hoy te noto más relajado- contesta mamá - pero de verdad me alegra verte todavía en pie y  así comprobar que nos has salido corriendo.

-ja ja ja que chistosa

-siempre

- pero bueno, a lo importante -digo- dime como saber si es una buena niñera.

- simple actitud, Pasiencia y sobretodo  un gran corazón.

- y como sabre si tiene un gran corazón?

-simple, lo sabrás...

A las dos y media comenzo  a verificar que todo este listo para la entrevista  cuando de pronto me sobresalto al escuchar como tocan el timbre( tengo que admitir que estoy sicosiado con esté).

- Mamá baja por favor que ya esta a qui la primera candidata.

Habro la puerta y lo primero que veo es una pequeña mujer con una gran cabellera negra y ropa rockera, por Dios quien se viste de esa forma para ir a una entrevista.

-Hola mi nombre es Laura y vengo de parte de la agencia para el trabajo de niñera.

- claro, pase- le digo tratando de no parecer horrorizado al ver su forma de vestir, no me mal entiendan que cada quien se vista como quiera pero cuantos años tiene esta mujer setenta , podría  ser mi abuela- por fin-digo al ver entrar a mi madre.

- hola- saluda mi madre a Laura- mi nombre es Elena, soy la madre de Ethan.

- bueno, que les parece si nos sentamos-digo- y dígame Laura porque quiere este trabajo.

- bueno a mi me encantan los niños, y la verdad aquí entre nos- dice en un tono de voz baja- me acabo de divorciar y me gustaría trabajar para lograr ser independiente, toda mi vida he estado haciendo lo que mi marido quiso y yo deje a tras mi independencia y aunque me cuesta admitirlo me perdí a mi misma en el camino, siempre me han gustado los niños y me encantaría hacer algo que además de darme independencia ame.

- y dígame lau, porque la puedo llamar lau verdad-dice mi mamá.

-claro

- y porque la dejó su marido.

-¡MAMÁ! por Dios,  como le preguntas eso- la regaño por indiscreta.

- no hay problema Ethan la verdad es que el muy desgraciado me dejo por una mujer que podría ser su nieta, y lo peor es que no le basto con engañarme dice que todo le pertenece  a él, pero no importa ya le mostraré de que estoy hecha.

-así se habla- le da ánimo mi madre-y sabe ya esta contratada, llamaré ala gencia para que no manden a nadie más.

-pero- trato de decir, pero claro ella no me deja hablar, como pude pensar que la loca de mi madre me podría ayudar.

-shhh callete Ethan, no te metas, bueno  Laura  bienvenida y cuando puedes empezar.

- hoy mismo estaría bien para mi, entre más pronto mejor porque por el momento me estoy quedando donde mi nieta y no la quiero molestar más.

-No creo- trato de decir pero otra vez soy interrumpido.

- que, todavía estas aquí? porque no vas acomodando el cuarto de Laura en ves de estar haciendo NADA-me regaña

Diablos en que momento se me salio todo de control, de vi imaginarmelo, ahora no solo tengo un extraterrestre por hija si no también un fósil de niñera y todo por la bruja de mi madre increíble, mejor me voy a reglar el cuarto antes de que me siga regañando.

 

 

-Y que te pareció Ethan, Laura?

-la verdad es que tenias razón Elena, me parece que va a necesitar toda nuestra ayuda, y todavía no puedo creer que no me haya reconocido.

- jajaja es que con esa ropa hasta a mi me costó reconocerte jajajaja, huy es mejor que vaya a cancelar las citas en la agencia. 

-pero como hiciste mujer, eres peor que el diablo. 

  • - fácil, lugo que mi hijo llamara ala agencia me comunique otra ves haciendome pasar por su asistente y les dije que ya no quería que las citas comenzaran alas dos y media, que las quería hasta las cuatro-contesta Elena guiñandole un ojo a Laura. 

 

Hola, perdón por la tardanza, pero aquí les traigo un capitulo nuevo, espero que les guste 😘

 

 

 

 


 



Lesbia

#907 en Otros
#293 en Relatos cortos

En el texto hay: sorpresa, conflicto amoroso

Editado: 05.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar