Un bebé en mi puerta

Tamaño de fuente: - +

Amigos

Ya ha pasado una semana desde que tenía a Emma conmigo, y por el momento todo va bien, ja ya enserio es la peor semana de mi vida, nunca imagine que ser padre soltero puede ser tan difícil y eso que mi mamá la cuida cuando voy al trabajo, pero por las noches Emma no hace más que llorar.

Hable con mi mamá y ella me recomendó contratar a una niñera de planta, pero me incomoda un poco tener viviendo con migo a una extraña.

otra de las cosas que tengo pendiente es contarle a Raúl y a Mario mis mejores amigos casi mis hermanos lo que esta pasando. Hoy es sábado y les he invitado a comer, la verdad es que estoy nervioso de como reaccionarán.

Estoy estacionando el auto en el aparcamiento del restaurante cuando veo a Mario también bajar de su carro.

- Ethan- me dice dandome un abrazo y caminamos al restaurante - como has estado.

- bien pero los llame para contarles algunas cosas que me han pasado esta semana.

-por Dios, quita esa expresión cualquiera diría que estas en fila para la silla eléctrica - dice riéndose, si el supiera pienso.

-pero bueno Ethan - dice Raúl mientras termina su comieda- ya quita esa expresión, la verdad estas bastante raro desde que te vi.

Bueno aquí vamos, tomo aire y me preparo mentalmente para cualquier cosa, si ya se que exagero pero es que asi soy que le puedo hacer.

-tengo una hija - suelto de una vez.

-si claro y yo estoy criando monos -suelta Mario- eso no tiene gracia Ethan, se serio ya dinos que pasa sabes que cuentas con nosotros.

-no estoy mintiendo Mario  hace una semana llamaron ami puerta y así sigo contandoles todo lo que ha pasado, cuando termino de hablar veo que sean quedado en shock.

- diablos Ethan, esto es una locura-dice Raúl pasándose una mano por el pelo- pero estas segura que es tuya, no me mal entiendas pero hace mucho que no veías a Aslyn.

La mención de su nombre duele y se que es porque aunque no quiera aceptarlo ella ya no esta con nosotros, como lo se, algo muy dentro de mi me lo dice, el no haberme podido despedir  es algo que siempre voy a lamentar.

-yo si la vi-digo y veo sus caras confundidas- recuerdan esa ves que tuve que salir de viaje de negocios con los inversionistas en Londres, bueno casualmente me tope con ella.

Y todos nos quedamos pensando un rato, yo recordando la última vez que la vi, tratando de hacer memoria de haber visto algún signo de enfermedad en ella.

-entonces estas seguro -dice Raúl - guau no se que decirte, bueno yo de bebés no se nada, talves si fuera un niño pero una niña, estas seguro de lo que estas haciendo.

- yo no estoy seguro de nada - respondo lo más sincero posible- pero me he enamorado de ese pequeño extraterrestre llamada Emma que sin saberlo se ha robado mi corazón y que aunque llore y me desbele no la devolvería por nada en el mundo- digo dándome cuenta hasta donde me a calado esa pequeña- joder estoy hecho un cursi.

- bueno amigo-habla un impactado mario- que se pudran todos, tu quieres ala moustro, quedatela, y que si llora y te desespera, nos llamas, claro no muy seguido-me dice sonriendo- nosotros somos hermanos y vamos a estar para ti.

- y ya vasta todo mundo de tanta cursilerias ya te pareces aquí ala mamá del nenito- habla Raúl.

-oye no te pases que a ti terroncito tampoco te va también-se defiende Mario

Jajaja joder con ellos, y tiene razón y que si el mundo se me viene en sima, y que si estoy cagado del miedo, pero tengo a mi familia y mis amigos, que no estan cuerdo no se los discuto pero se que no estoy solo y nunca lo voy a estar.

 

Aquí les traigo otro capitulo, espero que les guste. De verdad gracias por leer esta historia❤️

 También, tarde pero seguro, les deseo un feliz año nuevo y espero que en este 2019 puedan cumplir sus metas y sus sueños 😘

 

 



Lesbia

#927 en Otros
#303 en Relatos cortos

En el texto hay: sorpresa, conflicto amoroso

Editado: 05.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar