Un corazón para Amelia

Tamaño de fuente: - +

Parte 3... Un segundo

Como si flotara en una nube y sin ser consiente de como, logro subir a un taxi y llegar a mi casa, dejo las bolsas de las compras sobre la encimera y camino hasta el sofá de la sala, déjame caer de bruces y soltando un suspiro, ese hombre es como no hay, pienso mientras me quito los zapatos..

-¡ay! Me quejo al recordar qué mis pies duelen y están hinchado a causa de los zapatos del infierno que llevo puesto... Quiero llorar al recordar que mañana tendré que usarlos de nuevo pues hoy con tantas cosas no pude comprar unos nuevos...

Resignada subo a mi habitación y luego al baño privado, abro los grifos de agua y dejo llenando la bañera al igual que activo el calentador para que el agua adquiera la temperatura que deseo, agrego sales aromáticas y salgo del baño.

Empiezo la ardua tarea de quitarme la ropa, nahhh . Mentira solo quitó la chaqueta y la lanzó de cualquier forma en el cuarto, bajo el cierre de mi falda y la dejo que caiga libremente por mis piernas quedando de cualquier forma en el suelo, me quito el brasier y lo lanzó en la silla que hace juego con la cómoda, masajeo mis senos pues por tener mi periodo están más sensibles y duele un montón..

Abro una gaveta y busco ropa interior nueva, y un cambio de toallas sanitarias, y camino al baño, hora de relajarme..

Entro a la bañera y suelto un suspiro de satisfacción, nada como un baño después de un día tan agotador... Cierro los ojos un a miente viene el rostro de un hombre con ojos azules y sonrisa de ensueño.. sonrió como tonta y me dejo llevar por mis fantasías, no creo que ese hombre me escriba, sería demasiado pedir.... Creo que tengo como media hora sumergida en la bañera cuando mi estómago suena, así que decido que es hora de comer.

Una vez vestida con un mono suelto y una blusa sin mangas y algo suelta que deja mis senos libres bajo a la cocina una vez allí empiezo a guardar todas las compras en su lugar mientras decido que comeré, me decido por un tazón de cereal, sería más un desayuno pero la flojera en estos momentos puede más conmigo..

Estoy terminado mi delicioso cereal cuando mi teléfono suena, camino hasta el sofá dónde dejé mi bolso tirado cuando llegue y lo saco de allí para contestar la llamada de mi amiga Sandra..

-bebe, respondo pues ese es nuestro saludo..y me lanzo de cualquier forma en el sofá.

-bebe, si supieras donde estoy... Es el saludo de ella.

-mnnn.. en un club.. digo pues ella no le importa en qué día de la semana estamos para salir de rumba..

-bueno.. estoy en un bar.. dice y yo ruedo los ojos.. un club un bar es la misma cosa a mi punto de vista..

-quiero que vengas- dice- estoy viendo a dos hombre que están como para comérselo con los dedos... Informa y a mi mente viene el recuerde Bruno.. ese sí estaba para comerse con los dedos

- No, Sandra, hoy es a penas miércoles, yo tengo que trabajar mañana.. manifiesto mientras trato de masajear mis pies..

-y eso que? Yo también trabajo mañana y eso no me impide disfrutar de la vida.. argumenta..

-yo no tengo tu resistencia, sabes que amanezco agotada luego de una noche de fiesta - le recuerdo- además hoy conocí a alguien que también está para comer en con los dedos... Le comento y suelto un suspiro

-que? Cuentame.. por qué no me habías dicho nada.. me reclama y yo solo río..

- fue apenas hace unas horas, iba saliendo del super cuando choque con el.. empiezo a contarle, le cuento todo si dejar ningún detalle, pues ella es mi mejor amiga casi mi hermana y le tengo la siguiente confianza para contarle todo..

-oh, wow, entonces te invito a tomar un café y te negaste - me pregunta cómo para confirmar mi historia.

-si, pero no fue por no querer, por qué creeme ganas tenía, pero están se ha un desastre, y por cierto esos zapatos que me regalaste con un infierno. - me queje y ella solo sonrió..

-Bien bien, ahora vas a esperar que ese guapo te escriba? Pregunto

- si, si es que lo hace le diré que encantada iré con él a tomar un café .

-¿Solo un café? Pregunta y puedo escuchar en su tono de voz una segunda intensión

- si solo un café- confirmo

- Por que no le escribes tú? - me interroga

- Que? Estás loca? Sabes que no haría eso, yo no soy así..

- si, si, lo sé, solo era una pregunta inocente...

- Sandra no vayas a colgar, deja reviso el celular que me llegó un mensaje y seguimos hablando... Le informo al escuchar el tono que notifica el mensaje a través de la llamada

-ok.. dice y yo procedo a revisar mi bandeja de mensaje

-oh, Día Sandra, oh Dios... Exclamó..

-que paso Amelia? - pregunta en tono preocupado..

-el... El.. me está escribiendo...

-quien es el? Pregunta ella ya más calmada.

-Bruno.. el hombre que te estaba comentado que conocí hoy... Y... Jajajajaja me río al ver como se agendó en mis contactos..

- y que? Insiste mi amiga

-de agendó en mis contactos como: el amor de tu vida.. 

-eso es una señal amiga, tú le interesas.. afirmó en tono enamorada, por qué mi amiga es así, sale casa todas la noches buscando a su príncipe azul, el problema es que siempre busca en lugares equivocados y termina es con el villano del cuento..

- Tu.. tú crees.. respondo.. pero si sólo me ha visto una sola vez.. aclaro..

- Para el amor solo basta un segundo - Me anima - y dime ya le respondiste el mensaje?

- No, aún no.. no sé qué decirle..

- pues no te voy a decir que decirle, pero si te digo que aproveches.. y te dejo para que te escribas a gusto con tu Romeo .  Dice para luego reír y colgarme la llamada..

Con que el amor de mi vida? Es la respuesta que envió a su propuesta de ir a tomar el café mañana.

Sí, soy el amor de tu vida. Responde el a los poco segundos 

Cómo está su tan seguro de eso? Bien puedo ya tener yo un amor.. envío como respuesta y después me arrepiento. Estúpida me digo



yesce

#4796 en Novela romántica

En el texto hay: bebe, amor, dolor

Editado: 30.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar