Un Nombre Para Las Trillizas · #trialison1

Tamaño de fuente: - +

Capítulo - 4 Conociendo

 

CAPITULO 4

CONOCIENDO

 

SARAH ALISON

 

¡Ese maldito! — Papá ¿Nos llamaste? — el sonríe y se acerca a saludarnos — Si, se acuerdan que habíamos platica sobre la empresa y que tendría nuevos socios, bueno aquí están pero creo que ya se conocen.

—Creo que no es buena idea padre— el deja de sonreír —¿Porque?— y en ese momento Jane interviene — Uno de ello es el profesor O'Ryan y tuvimos una pequeña molestia con él, aunque aceptaremos y ellos afirman que no mezclaran la vida empresarial y nuestra vida personal... por escrito.— miró con disgusto a Jane y papá cambia su semblante a uno más conforme —Me parece perfecto, quiero que las futuras dueñas tengan una buena relación con nuestro accionistas— miró como uno de los gemelos codea al otro y ese me mira. Su mirada es indescriptible pero la mantengo y descubro que él es el profesor, casualmente no estaba vestido como cuando estaba en el salón. El otro es más relajado en su aspecto y fue el que se acercó a nosotras y nos dice —Yo no las conocía, bueno escuche de ustedes pero nunca las vi en persona. Conocieron a nuestro padre lamentablemente para él ya termino su camino— y creo captar una mirada con intriga —¿Podemos invitarlas a comer para hacer las pases y conocerlas mejor?—

La mirada de papá decía que aceptáramos y en verdad quería porque me causaba curiosidad pero algo decía que entre mas lejos mejor aunque Rachel no me dio de negarme —Aceptamos, que tal sin nos vemos en el Restaurante Italiano de la 35 Oriente y la Interestatal 29— el sonríe y se acerca a estrechar la mano de Rachel mientras tanto papá comunica que quiere hablar conmigo a solas y todos salen de la oficina.

—Que es lo que te pasa— papá se había sentado ya en su escritorio —Te dije que ya no investigaras más—

—Y yo te respondí que no soy una persona que puedas controlar, controla a tu esposa— el me mira con disgusto.

—Ya dejala en paz. Ella solo las procura para que estén bien—

—Entonces las fotos con alquez hombre ¿Que? Serás el cornudo de la ciudad—

—¡BASTA! ES UN TEMA QUE A TI NO TE INCUMBE... Solo dejalo estar—

—Se comunico conmigo por algo y yo voy a saber hasta ultimas consecuencias asi que mejor dime quien es el—

—No porque no lo harás— sonrió burlona —Que bien que me conozcas padre... Desaste de los accionistas... No lo necesitamos—

—De hecho Sarah tendrás que resolver ese problema tu, dices que no te puedo controlar pero si puedo controlar a tus hermanas y si tu te quieres poner en riesgo es tu problema pero no nos involucres—

—Pero papá ¿No te da curiosidad saber quien esta detrás de esto?—

—No y mejor vete a casa— el deja de ponerme atención y con frustración salgo de la oficina. Observo delate de mi a el hermano del profesor platicando animadamente con Rachel y Jane mientras William habla por telefono. Rachel no disimulaba su mirada hacia William y mientras observo esta escena suena mi telefono y veo un mensaje de Joey, mi novio.

¿Cenamos con mis padres? - Joey

Yo te aviso amor - Sarah

Te veo preciosa - Joey

Bye - Sarah

—¿Hablando con su novio Sarah?— levanto la vista y veo a William frente a mi —Eso no le impor...— me interrumpe su hermano —Sarah hable con tus hermanas y quedamos a las 8, las esperamos ahí—

—Claro ahí estaremos— respondo tragándome mi enojo por no dejarme decidir a mi y por fuera mostrando una sonrisa con si no estuviera incomoda —Bueno nos vemos después tengo unos asuntos que resolver—

 

JANE ALISON

 

Después de recoger papeles y otras cosas nos dirigimos al vehículo y le hablo a Sarah —Sarah ¿Estas bien?— ella deja de acomodar los papeles en la cajuela y dice —Si estoy bien solo es estrés— y luego nos ignora.

Llegando ella a la residencia ella se va a su habitación y al estudio mientras yo llego con Maggie a la cocina ella ha estado con nosotros desde que eramos bebes y le digo Nana —¿Hay pastel?— ella sonrió y se dirige al horno —En unos minutos mi niña— yo sonríe — Entonces espero— contesto mientras me siento en uno de los taburetes de la isla y mi bolso en otro asiento.

—¿Como te fue el día de hoy?— hago un puchero —Ni bien ni mal, resulta que nuestro profesor suplente y su hermano son los nuevos accionistas, Sarah tuvo una discusión con ese profesor y quedamos en cenar los cinco para limar asperezas algo asi gracias a papá.



Nanda Barrera

Editado: 19.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar