Un Nuevo Ser

Font size: - +

capitulo 3

Se encontraban los tres en casa de Blake mientras que este se preguntaba cómo decirle a Adele que Lucas no era Matthew. Verdaderamente que esta no recordaba nada, pues justo a su lado tenía a su hermano y estaba totalmente convencida de que este era Matthew.

Blake carraspeo interrumpiendo la mirada que en este momento Adele le estaba dando a su hermano.

—Hay algo que tienes que saber. —dijo para luego hacer una pausa y esperar a que Adele le confirmara el seguir hablado, lo cual ella hizo. —Él no es Matthew. Su nombre es Lucas y es tu hermano.

Esta dio una mirada a Lucas quién al instante le sonrió calmadamente, pero Adele lamentablemente no podía recordarle.

—¿Y Matthew?— preguntó volviendo su mirada a Blake que la miraba atentamente.

—Matthew se fue de la ciudad la misma noche que dimos sepultura a tu cuerpo.

dijo omitiendo que se había ido porque no soportaba el que ella ya no estuviera.

—Oh.— respondió sin ánimo alguno y enseguida Blake prosiguió a hablar.

—¿No tienes alguna idea de por qué solo recuerdas a Matthew?
—La verdad es que no. Me siento demasiado extraña.—dijo mirando todo a su alrededor.—Ni siquiera sé por qué no recuerdo. No recuerdo a nadie, pero sí sé quién soy. Es algo complicado.

Se puso en pie y empezó a dar vueltas por todo el lugar, intentando buscar una explicación a todo por lo que estaba pasando.

—Lo más curioso es que solo su nombre resuena en mi cabeza... Ni siquiera recuerdo como es.

—Lucas, necesito tener un momento a solas con tu hermana, para poder ayudarle en algo. No le comentes nada de esto a nadie, aún no es tiempo.

Este pensó en cuestionarle, pero no lo hizo, simplemente se puso en pie y salió de allí.

—¿Vienes?— Preguntó Blake mientras que se encaminaba a la biblioteca. Aunque no lo parecía este lugar mantenía una aura bastante agradable para conversaciones escandalosas e inexplicables, cómo estaba seguro lo será esta.

Adele no le respondió nada, pero enseguida empezó a seguirle el paso. Llegaron a la biblioteca y Blake se encontraba aún bastante confundido, no sabía siquiera por dónde empezar.

—Esto es algo bastante extraño e inexplicable.

—Lo sé, yo tampoco entiendo que está pasando.

—¿Me podrías contar cómo fue todo? Qué pasó cuando saliste del sepulcro.

Esta se quedó pensando un momento, aún no sabía si confiar o no en aquel hombre, aunque este decía conocerla no estaba segura del todo.

—Sino confías en mí no te podré ayudar Adele. — tomó su mano entre las suyas— necesito saber qué pasó.

Dio un respiro, como para armarse de valor y luego decir:

— Abrí los ojos y todo estaba bastante oscuro, empecé a empujar lo que estaba obstaculizando mi salida y pues al final calló y yo salí. Tenía una sed horrible, pero no era de agua, todo lo que quería era sangre...

— Y la conseguiste de aquel vagabundo.

— Así es. — Afirmó sin ningún cargo de conciencia.

Esta Adele portaba algo diferente y Blake se estaba dando cuenta de eso, pero había algo más, y es qué lo que él creía imposible estaba pasando.

—Eres un Nosferatu.— dijo esto último y se quedó suspendido, para luego ponerse en pie y empezar a caminar por toda la habitación.

—Esto es imposible, no hay manera de que te convirtieran en uno. Tú sistema nunca aceptó la sangre de vampiro, nunca sanaste... ¡Eres bruja y moriste!

Luego de decir todo esto bajo la atenta mirada de Adele, esta le dijo:

—Puede que sea otra cosa y no un Nosferatu.

—No se me ocurre más nada.

Un silencio se formó en la sala.

— Mejor durmamos, mañana te informaré de unas cosas y veré si recuerdas algo de tu vida pasada.

Ambos se pusieron en pie y Adele emprendió marcha a la puerta principal.

—¿A dónde vas?
—Al cementerio.
—No. Te quedarás aquí, y mañana temprano haremos lo que te he dicho. Te necesitamos devuelta pronto Adele, además medio pueblo se enteró de tu funeral, no es bueno que andes por ahí hasta que encontremos una buena excusa para hacer creer a todos que todo fue un error.
—Entiendo.— entró sus manos en los bolsillos laterales de su pantalón.— ¿dónde dormiré?

—Sígueme.

La única habitación disponible en la casa era la de Matthew, así que allí la dirigió. Posiblemente estaba cometiendo un error, pero no tenía otra opción.

Al entrar esta se quedó algo pensativa mirando toda la habitación, aunque Matthew no estaba, el olor de él permanecía en el lugar y este no pasó desapercibido por ella; al contrario, le pareció bastante familiar.

Paseó por la habitación y se encontró con una foto de Matthew, ella no recordaba su rostro, pero tenía un gran presentimiento de que ese era él.

Blake la observaba con atención desde el marco de la puerta y hablo respondiendo lo que está preguntaba silenciosamente.



Simplementeyo03

Edited: 25.12.2018

Add to Library


Complain