Un Nuevo Ser

Font size: - +

Capitulo 6

Tanto Blake cómo Adele quedaron atónitos con el dicho de Lucía

—Vaya... Eso no me lo esperaba.—Blake fue el primero en hablar.

—Yo ni sé qué decir.—dijo Adele mirando fijamente a Lucía

—Bueno... Supongo que no hay que deliberar mucho para saber que esto es un grave problema. Conozco a mi hermano y puedo decir que no está en sus mejores momentos. Lo que significa mucho peligro.

—Con eso estoy de acuerdo.—dijo Lucía

—Y bien, ¿cómo lo resolvemos?—interrumpió Adele las miradas de Lucía y Blake.—No me agrada la idea de andar por ahí matando la misma cantidad de gente que ese tal Matthew asesine.

—Dices que no recuerdas nada, pero debe haber algo en tu subconsciente ligado a él, tal vez un sentimiento. No sé con exactitud qué hacer pues es algo que francamente nunca había visto, pero supongo que luego de desligarte de él todo estará resuelto.

—Para eso debo saber qué clase de sentimiento me liga a él, pues lo poco que sé me indicaría a odiarlo la verdad.—este último dicho en el habla de Adele llamó mucho la atención de Lucía, pues lo que había en su cabeza indicaba todo menos odio hacia Matthew.

—Trata de ayudarla a recordar y así será más fácil trabajar en el problema.— habló Lucía esta vez refiriéndose a Blake.

—Lo haré, Gracias por tu ayuda una vez más.

—Gracias.— espetó Adele saliendo de la casa dejando a Blake detrás de ella.

Antes de que Blake saliera Lucía le detuvo del brazo y en un susurro dijo.

—¿No planeas decirle que estaban enamorados el uno del otro aunque ninguno quería aceptarlo? Vi en su cabeza, y mucho de lo que hay allí grita Matthew, sobre todo su último momento estando viva.

—Tiempo al tiempo. Matthew no está ahora... Solo yo.

Dicho esto salió de allí dejándole bien claro a Lucía su interés por la chica.

***

Matthew abrió los ojos y se vio una vez más en ese calabozo; aquel en el que había sido capturado con Adele hace unos meses.

Allí estaba una vez más, lo único que no con ella. Miró a su lado y allí estaba Mario, encadenado igual que él. Se sentían débiles.

La puerta se abrió de golpe mostrando a un Lion Tampsis bastante complacido de la vista.

—Nos volvemos a encontrar una vez más Matthew Sullivan.— Matthew solo pudo mostrarle su peor cara de mierda, mientras que este proseguía a hablar con el único propósito de dañarle.— Sabes... Cuando llego a mis oídos como mataste a uno de mis hermanos, todo lo que vino a mi mente fue hacerte sufrir como nunca lo habías hecho, me centré en lo físico... Se me había olvidado que la mejor manera de torturar a un Nosferatu era arrebatándole algo que en realidad le importara.

Matthew se imaginaba a donde este quería llegar pero aún no tenía una idea muy clara de lo que en realidad estaba pretendiendo decirle.

—Todo fue hasta que conocí a esa bruja Miller. Adele es su nombre ¿No? Digo...— Su sonrisa se amplió más al ver la cara descompuesta de Matthew. Se agachó frente a él y prosiguió a hablar.

—La verdad es que disfrute mucho al escuchar ese hechizo que causó su muerte, no me hubiera gustado estar en su lugar; debió ser horrible como sentía la sangre hervir dentro de ella.

—¡Maldito!— rápidamente se puso en pie junto con Lion con el único propósito de matarlo, pero las cadenas que le ataban se lo impidieron.

—¿Qué pasa Matthew? ¿Enojado? — Chasqueo cuatro veces la lengua al instante que hacía un gesto de desaprobación con la cabeza.— No pensé que fuera tan importante para ti.

Dijo esto último con bastante descaro y demasiado sarcasmo para luego salir de allí dejando a Matthew hecho una furia y tirando de las cadenas para liberarse lo cual no dio resultado.

***

—Oye, ayer estaba hablando con Lucas y me comentó que hoy empezaba la escuela.— hecho un vistazo al reloj del auto que marcaban las 8:15 am para luego continuar.—Creo que voy tarde.

—¿Escuela?—Este se río algo burlón y luego se retractó diciendo.— claro, la educación primero. Vamos a tu casa por la mochila y luego vamos a la escuela.

Adele se encontraba en uno de los cursos, donde suponía debía entrar, la puerta estaba cerrada así que tocó dos veces. Inmediatamente una señora de algunos 50 años abrió la puerta, y al verle dijo.

—Llega tarde señorita, la escuela empieza a las 7:45 am. No planeo tolerar ese tipo de comportamiento en el último año, vaya a dar una visita a la oficina del director.

Adele solo miró fijamente a la señora, miró por encima de su hombro a los alumnos que la miraban con cara de burla por el tremendo teatro que le había montado la profesora.

—No me voy a ir a ningún lado.— habló Adele mirándole fijamente a los ojos.— Usted se hará a un lado y me hará pasar a la clase haciéndose de cuenta que llegué a la hora correcta.—Esto fue como una orden para la señora, pues inmediatamente hizo lo que esta le pedía, Adele ni siquiera comprendió lo que pasó, pero satisfecha entró a clase bajo la mirada sorprendida de todos sus nuevos compañeros, en especial la mirada de un chico sentado al fondo de la clase quién no la miraba con asombro. Sino con curiosidad.



Simplementeyo03

Edited: 25.12.2018

Add to Library


Complain