Un reclamo a la sociedad

Tamaño de fuente: - +

13

La presión social afecta de esta y muchas maneras, vivimos en una sociedad donde no nos sentimos realmente libres, donde nos preocupamos por cumplir ciertos estándares,  nos preocupamos demasiado por nuestra apariencia y por que pensarán las personas.

El miedo a ser juzgados es constante, nos emos vuelto tan inseguros que pasamos la mayor parte de nuestras vidas intentando demostrarle cosas a las personas, que estamos estudiando, que nos cortamos el cabello, que vestimos a la moda, estamos tan preocupados por demostrarle al mundo tantas cosas que nos olvidamos de demostrarnos a nosotros mismos que somos capaces de lograr nuestros sueños.

La presión social nos esta matando hablamos de adolecentes que se han olvidado de disfrutar la vida , que se olvidan de  las actividades al aire libre y prefieren pasar todo el día en los teléfonos móviles, jóvenes que a su corta edad están  preocupados de lo que pensarán las personas por sus decisiones que de vivir su adolescencia.

La sociedad tiene su propio patron por ejemplo en el tema educativo primero es el jardín, luego la escuela y así sucesivamente, si decides salirte de ese patrón automáticamente serás etiquetado como alguien anormal o  un resentido social  la sociedad desde siempre intenta dominar nuestras vidas haciéndonos creer que todo tiene que hacerse en un determinado orden.

Primero estudias, luego trabajas, obtienes tus cosas, luego te casas y por último tienes tus hijos cuando ya no te queda vida ni energías, este es el orden más común que  nos a dado la sociedad, sin embargo es importante entender que no importa el orden en el que realices las cosas siempre que seas feliz esta bien.

13



Kiabeth Ugalde

#6183 en Otros
#439 en Novela histórica
#695 en No ficción

En el texto hay: verdades, sociedad dura, estabilidad emocional

Editado: 19.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar