Un sueño hecho realidad

Tamaño de fuente: - +

Una nota sobre el pupitre

Todo comenzó en un día como cualquier otro, Clarisa llego a la escuela, mientras caminaba por los pasillos para llegar a su salón de clases, se detuvo a contemplar el cielo azulado, todo parecía igual al día anterior, una mañana tranquila, sus compañeros de clases en el mismo lugar, todo parecía tan rutinario

En sus pensamientos se preguntaba: todo parece tan aburrido, ojala mi vida fuera un poco más emocionante que solo asistir a clases.

André: Clarisa, otra vez pensando en voz alta

Clarisa: André, no me di cuenta que estabas aquí, solo observaba el cielo azulado que tenemos el día de hoy, ¿No crees que vivimos en una rutina?

André: Una rutina Clarisa, la vida es más que eso, solo es cuestión de poner atención a los pequeños detalles

Clarisa: ¿A qué te refieres André? ¿Pequeños detalles?

André: Lo sabrás más tarde….

Clarisa: Siempre me dejas con dudas André

André: Solo te digo lo que quieres escuchar

Clarisa: André!! Tú siempre con tus cosas, caminemos juntos hacia el salón

Justo antes de llegar al salón, Clarisa noto que estaba muy silencioso

Clarisa: Demasiado silencio, ¿No crees André?

André: Clarisa, aún falta media hora para entrar, regreso en unos momentos, iré a la cafetería por un refresco

Clarisa: Con razón, tanto silencio, está bien, yo entrare para terminar la tarea que me falto, nos vemos al rato.

Al entrar al salón de clases, se percató que en su pupitre se encontraba una nota

Te espero mañana a las 2:00 PM detrás del gran salón.

No faltes te estaré esperando de tu admirador secreto.

Clarisa sorprendida, pensó quien podría haber dejado una nota sobre su mesabanco, algún compañero que quizás le quería hacer una broma, cuando en eso escucha a todos su compañeros entrar al salón, tomo la nota y la guardo en su bolsillo.

André: ¿Todo bien Clarisa, te ves sorprendida?

Clarisa: Nada de eso André, pensé que habías dicho que faltaba media hora para entrar y mira todos están aquí ya

André: El tiempo pasa muy rápido ¿Verdad?

Clarisa, pensativa sobre la nota que había recibido, ignoro lo que André le estaba diciendo, tomo asiento, para poner atención a su clase, aunque la verdad es que toda la tarde había estado pensando en la nota, ir al lugar y descubrir quién era su admirador secreto o simplemente no hacer caso.

Maestro: La clase ha terminado, se pueden retirar

André: Buena suerte con tu decisión

Clarisa: ¿Decisión? ¿A qué te refieres?

André: Solo decía…

Mientras tanto en los pensamientos de Clarisa:

Sera que André, me dejo esta nota en el pupitre, digo, él estaba junto ami cuando escuche, mañana lo descubriré.

Al día siguiente llego más temprano a la preparatoria, con media hora antes y desde un arbusto grande, observaba desde lejos quien podía estar en el lugar citado, los minutos pasaron y la hora indicada estaba llegando pero nadie parecía llegar.

Las 2:00 en punto eran y Clarisa decidió acercarse para descubrir a su admirador secreto, estaba muy emocionada  porque quería saber quién era , espero y espero hasta que sonó la campana para entrar a la  clase y muy triste se marchaba ,cuando de repente algo la golpeo en el hombro y voltio y no vio a nadie  , en eso se le cae su cuaderno al suelo y cuando lo recoge se da cuenta que había otra nota al lado de la piedra que la había  golpeado y era de su admirador secreto , su cara un poco triste estaba cuando leyó la nota que decía:

Sabía que vendrías por eso te veré en tu salón de clases el jueves a la quinta hora.

Cuando Clarisa leyó la nota, quedo decepcionada, asi que se fue a clase.

 

 



Sakurita Perez

Editado: 24.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar