Un té "El Destino Nos Unió"

Tamaño de fuente: - +

La Carta || Capitulo 6||

Capitulo 6
La Carta

..decía ábrela, La magia que había entre nosotros era  muy poderosa e inagotable salíamos, de compras al cine y a conciertos la pasábamos muy bien, me pareció muy bonita esa relación.
Cuando  nos encontramos  a veces para romper la monotonía leíamos libros para disfrutar del tiempo que pasábamos. Nos poníamos dentro de una mecedora, para que yo después de un rato de empezar a leer ella se quedara dormida en realidad siempre pasaba si era una novela o un drama como también con la comedia. Ella siempre me contaba todo lo que pasaba cundo, lo pasaba mal en el trabajo o algo que le divertía mucho todo me lo contaba.

Pasaron algunos días en la ciudad y las cosas estaban inertes, nunca habían estado tan calmadas las noticias o las acciones de las personas,  — Hola cariño! Cuando podemos salir a divertirnos por ahí, he pensado en ir al parque botánico y quedarnos hay de campamento—
— Me parece bien mi castaña, reina de mi corazón.—

La mañana siguiente nos dirigimos hacia ese parque y montamos ese campamento luego de varias horas encendimos la fogata, traía amargos recuerdos pero también agradables momentos.
Llego la noche en ese bosque rodeado de una selva de una selva de concreto. El aire era ligero y fresco mientras que la puesta del sol alumbraba ese parque, aqua se veía bella bajo esas condiciones. 

La sonrisa que tenia era como una montaña en las praderas e de japón como la necesidad de beber agua cuando tienes sed, mas aun cuando bebes agua en una larga travesía era éxtasis y excitante, sus ojos reflejaban el sol y me cautivaba cada ves que me miraba, era como un adicto a las sustancias ilícitas debía tenerlo si o si. 

La piel blanca y cabello castaño hacían juego con el césped del suelo y quedaba expuesto a las los encantos de esta dulce chica que tenia la suerte de tener como mi novia.
Mas su piel estaba algo roja y ella también empezó a sonrojarse, y me coqueteaba a cada momento. Yo le seguí el juego y  empapando en saliva mi lengua empecé a hacer contacto con la suya le bese el cuello, ella se ponía como una loca, cuando hacia eso creo que era uno de sus puntos débiles.

Cuando ella se sintió mas y mas excitada, la empecé a  tocar y a masaje arle la espalda para que su fuego interno se calmara un poco y se sintiera satisfecha, pero lo que paso es que ella, empezó a excitarse mas y mas y en ves de calmarse su fuego. Se volvió un incendio forestal en medio del verano abrasador la hipertermia emocional, también se sentía en el ambiente puesto que yo también estaba muy excitado.
Le empecé a decir cosas al oído.—¡Tienes un gran trasero!—

Ella me agarro del cuello y sostuvo su mano en las cuencas de mi  mandíbula junto a los pómulos.  Me sonrió
—Oye no seas tan engreído que si no te hubiera dicho que me gustabas nunca hubieras sabido lo que sentía por ti y mi manera de pensar acerca de ti…

cuando ella termino de decir eso, me puse encima de ella y le empecé a besar mas intensamente como si no hubiera un mañana y esa noche fuese decisiva. 

La mayoría de las cosas que pasan en esos campamentos eran los actos sexuales, las rupturas de parejas, los besos franceses que adornaban como laureles. Y las noches intensas de pasión que tenían muchos, en este caso Aqua y yo.

La mayoría de los estudiantes de esa edad estaban haciendo lo mismo pero yo con aqua me sentía mejor que bien. Era como tocar el cielo estando en la tierra. Ella empezó a tocarme la espalda de arriba a bajo y cuando me sentía muy bien ella se coloco, encima mío y empezó a desplazarse de arriba a bajo y por consiguiente hizo que me excitara y mi miembro  viril entrara en escena. Ella empezó a sentirlo y de una manera amable empezó a sonreír, ella rompió en ese momento todos, los esquemas que tenia y después de un rato estábamos desnudos teniendo relaciones sexuales, los gemidos de esa chica estaban alarmando a los demás, y tanto así que muchos que están en el parque salieron de sus, carpas para ver que era lo que sucedía, su pubis era muy bonita y estaba sudada de todo lo que había pasado, después de un largo rato de haber acabado ella se volvió mas y mas estable en ese asunto le gustaba el sexo y le encantaba divertirse así, esa fue una faceta que nunca conocí de ella.

La noche que seguí en el campamento del bosque donde estábamos, la noche infundía su poderío, la necesidad de la gran gratitud con la naturaleza de aqua me llevo a hacer cosas locas en ese bosque, la genialidad de la sucesión de hechos eran  impugnables y como lo había visto yo, esa noche también iba a haber acción en esa carpa, aqua me llevo a una de las rocas mas hermosas que había visto en mi vida. y después me llevo a un valle que se podía ver el cielo perfectamente. Nos estuvimos hasta la noche conversamos demasiado y entre miradas nos besábamos cada ves que podíamos tanto que hasta la gente nos regañaba cuando nos veían en eso diciendo:
Guarden para después!  O a besarse a la plaza, mas que todo por que habían muchos niños pequeños. Después de unos de los atardeceres mas bellos  de la vida. Ella me empezó a contar sobre algunas cosas y después de una de las conversaciones mas largas que me habían puesto con mas de tres horas de conversación, llegue a un punto de decir algo que tenía que decirle mucho antes de que ella supiera por otra cuenta, las palabras que iba a decir podían ser las más valientes de lo que había hecho por aqua. Mis palabras fueron plenas como la luna llena, —¿Quieres casarte conmigo.?— Ella se tambaleo  y después de un tiempo se puso pálida por su cara era la primera ves que le ofrecían algo así, 
    -¡Que estás diciendo como estas de la cabeza para proponerme algo así¡—
- Cásate conmigo si hemos estado juntos y además de eso no amamos nosotros deberíamos estar juntos para siempre—
    —No podemos somos muy jóvenes para eso¡ y además no tenemos donde ir ni creo que tu familia este de acuerdo con que te cases con alguien mayor que tu—



GOLLO D.

#950 en Otros
#102 en Aventura
#81 en No ficción

En el texto hay: romace, joven adulto, accion aventura y drama

Editado: 22.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar