Un té "El Destino Nos Unió"

Tamaño de fuente: - +

"Seriedad" ||Capitulo 13||

Capítulo 13

“Seriedad”

 

Los contrincantes se pararon en el cuadrilátero y empezaron, a hacer su calentamiento y sus técnicas secretas para despistar al enemigo.

El narrador empezó a decir los seudónimos de cada uno de los participantes con vos áspera procedió a nombrarlos.

—De la esquina azul del cuadrilátero, el más feroz de la mafia europea demoledor  de cráneos, y huesos nueve costillas rotas cincuenta piernas quebradas y un excelente sicario del viejo continente  él es el “devorador Sifiris“ pero por otra parte el pirata más temido de los siete mares el capitán de los navíos de guerra el impertinente feroz y déspota ¡Barba verde¡. Solo con su ojo mira el interior de los demás y causas pavor a las masas y no cabe mencionar su gran fuerza en combate cuerpo a cuerpo. ¿Quién será quien gane esta primera ronda? ¿Quién será quien se lleve el dinero pues que comience la batalla?

Así el ruso que era más grande se abalanzo sobre el pirata y empezó a golpearle la cabeza le daba en los pómulos y este no respondía la brutalidad del ataque del  ruso hacia que el pirata quedara en desventaja, pero el pirata logro zafarse con una patada que le dio lanzado al ruso por los aires. Se pero el pirata y se fue el con muchos golpes después de la primera oleada de testosterona ellos siguieron batallando e intercambiado, golpes después de un rato la mayoría de las personas estaban muy concentradas en ese evento pero algunos estaban haciendo otras cosas, vi de repente como unos pandilleros se movían ante para atrás del escenario para planear algo yo me fui por tras ellos y me puse atrás de la puerta para poder escucharlos ellos empezaron a hablar de la misión que tenían que hacer para sacar al viejo del poder y quedarse con la alianza.

Yo le informé inmediatamente a Lee para que él le informara al viejo.

Paso un rato y la primera pelea termino el pirata había ganado con suerte pudo  vencer al ruso y con la ventaja de una pierna de palo la cual le sirvió de bastante en la contienda. Yo seguía buscando a Aqua pues ya había pasado, mucho tiempo desde la última vez que la pude ver, seguí buscándola  por toda la sala, pero nunca se dejó ver.

La mayoría de las personas hay eran hombres que necesitaban dinero así que ver a una mujer era raro. Las cosas se ponían intensas para la próxima pelea, ya los piratas aseguraban su pase hacia las preliminares así que después de un tiempo ellos se fueron relajándose y bajando la guardia. Procedieron a girar la ruleta, así que el primer equipo  que apareció fueron las máscaras.

El animador siguió excitando a las masas con la verdadera mentalidad de un pandillero. —¡Bueno, Bueno, señores la verdadera historia está por comenzar¡—

Luego volvieron a girar la ruleta, sentía nervios en esos instantes.

Paro en la mafia oriental y sin más que decir lee, me empujo de lleno a el cuadrilátero yo le dije que estás haciendo hermano, me respondió con toda cordialidad, -es hora de pelear –

— ¡Pero mira a ese, tipo mide como dos metros veinte¡ además es más laboroso que yo en estos casos.

 — Pequeño saltamontes, no tienes que temer “en la adversidad,  nacen los héroes” así que ve a él y pártele su madre.

— ¡oye espera no eres chino¡ ¿por qué hablas como mexicano?

—Eso no importa así que esfuérzate, kambate. —¡espera eso es japonés cabrón! me lanzo de lleno hacia el mil caras, me sentía como si fuera el  protagonista de una de las series que veía.

Sonó la campana y el animador dio la señal para que comenzara el combate, se abalanzo sobre mi entonces empezó con su ataque, comenzó a reírse de mi porque no podía contraatacar por mi desventajosa altura o mejor dicho ausencia de ella.

El siguió atacándome me logro conectar cada golpe, me dio justamente en tórax abdomen y rostro dejándome muy desubicado pude lograr escuchar al chino, agáchate y entonces lo intente. Pasaron varios minutos y la pelea no acababa hasta que alguien se transformara en comida para perros.

Así que el empezó con su ataque de nuevo, empezó esta vez con las piernas y me trataba de  hacer caer para que no tuviera más opción que rendirme.

Más adelante se distrajo en un golpe que dio, lo comenzó rápidamente pero yo fui más rápido y entre  sus dos pómulos acerté el golpe, se produjo un fuerte ruido dentro de esa sala, tanto así que nadie  se movió por unos segundos, el público eufórico se empezó a excitar.

Cuando puse la vista de nuevo en el cuadrilátero vi a una mano impactando directamente a mi cara tumbándome largo alargo, caí en un instante al piso pero pude levantarme con esfuerzo, bueno en realidad agarrando las cuerdas del ring. Cuando este venía a mi otra vez solté otro golpe y conecto, dándole en el estómago así pudiendo ganar tiempo para establecer un plan.

— ¿Cómo hiciste para hacerte tan fuerte? Él dijo —fue para proteger a los que más quiero. – ¿que como así? -



GOLLO D.

#932 en Otros
#107 en Aventura
#78 en No ficción

En el texto hay: romace, joven adulto, accion aventura y drama

Editado: 15.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar