Un té "El Destino Nos Unió"

Tamaño de fuente: - +

Rebelion ||Capítulo 19|| SAGA CUARTA: A CROSSING ||

Capítulo 19

"Rebelión"

 

      — Viejo yo soy una escoria no tengo derecho a vivir, de repente resbale y ese viejo evito que me muriera, me dijo: — ¡crees que esto está bien! mírate estas abajo pero puedes estar arriba.  Solo dime que quieres vivir, aférrate al impulso de la vida. ¡Entonces chico! espero tu respuesta soy un hombre demasiado ocupado, y no quiero perder el tiempo contigo,  ¡de mi doy todo por ti! como si fueras mi hijo así que dime lo que quiero escuchar.

 

Después de esas palabras, el viejo me dejo vivir bajo su mando. Yo desgarre mi garganta gritando:— !Quiero vivir¡ sí !quiero vivir¡ y hoy también digo lo mismo, no voy a morir, !por qué voy a Vivir¡,

Parándose del piso con un poco de fuerza que aún le quedaba, se puso en posición de combate, vio que el enemigo también entonces el siguiente golpe de que era el decisivo.

 

Se miraron fijamente a los ojos, el coliseo para ellos no era nada más que un campo de lirios, ninguno prestaba atención  a lo que estaba pasando, a sus alrededores era como si ellos ignoraran a la gente y estuvieran solos.  Un movimiento en falso y uno acababa en el piso noqueado, así paso unos minutos, y cuando se dispusieron a atacar, estos se fueron de frente pero lee, tenía cerrado su puño, y con firmeza avasallaba a la fuerza del viejo, una y otra vez,

 

Cuando este se fue contra él, saco unos chacos, y los iba a utilizar para darle el golpe definitivo a Lee pero, este se percató y esquivando el chaco, y le dio un golpe directo en todo el pecho, así empujándolo hacia la baranda del ring, haciendo que cayera de manera inminente, este quedo, sentado por la brutalidad del golpe.

 

Lee gano la pelea, y la gente se emocionaba de la gran victoria, este estaba casi desnudo y su cuerpo bien tonificado dejaba algo que desear en las chicas, que gritaban: —¡ESO ES GUAPO!—  —!TE AMO CASATE CONMIGO ¡—

—! AHH¡—  haciéndolo más interesante, Max y yo estábamos alerta de lo que iba a pasar. Ya que el complot no se había puesto en marcha, Lee se cayó de la tarima pues no tenia, fuerzas para mantenerse en pie.

 

Unos hombres se subieron al ring para poder sacarlo de ahí y llevarlo en un lugar seguro. Lo bajaron en hombros como el campeón que era, sonaba las campanadas y todo había terminado, se dio un tiempo y un límite para que todos tomaran un descanso, antes de que el poder lo tomara la nueva mafia,  todo se preparaba para la entrega del título, y  fui a buscar a Aqua, estaba junto a camilo, y él me daba la confianza necesaria, cuando me acerque a la zona de los tejanos, Cameloft venia furioso y se dejaba ver de manera inminente, este se fue de lleno contra Camilo y este se daba, a la fuga pero yo intervine y le dije:   — ¿Que pasa por que estas asustando al niño de esa manera?. - ¡Mira ya te metiste!, en donde no te llamaban, así que más te vale, que me dejas al niño y no interfieras, o si no te va a ir muy mal.     — ¿ Que me estas insinuando? ¡Que soy débil!, no te dejare al niño seguro los vas a golpear, ! y si no quiero irme es mi problema no el tuyo¡   — Este niño es de mi mafia así que ¡yo mando sobre el!. — Cuando estés en posición para decirme lo que puedas, entonces ese día, será  el día, en el que yo muera.

      — ¡Pues muere! — decidí atacarlo para que dejara esa apatía de lado y ganar mi respeto y el de Camilo. Pero unos guardaespaldas de él, me agarraron y me sacaron de su zona, también me advirtieron que si volvía me iban a matar con balas.

 

Yo no estaba preocupado por eso, pero Aqua estaba por allí afuera sin saber cómo estaba y eso me dejaba muy mal parado.

 

— Señor salas ¡vamos a entrar por la parte de atrás del cuarto!  -¿!QUE¡? Existe una parte así en este torneo. — ¡si claro! si no, no pudiéramos escapar si algo sucediera cuando estemos adentro, le avisaré y contactaré a la señorita Aqua para que la veas. — Claro amigo yo esperare afuera, pero dime ¿cuánto tiempo crees que tengamos antes del complot?

 

      — Pues no lo sé pero debemos apresurarnos así que no se ponga muy cariñoso con ella, ¡mire que nos ha contado!, lo que le hace usted.

 

      — ha ha  claro amigo, pero no me digas que te han contado todo.

 

      - Algunas cosas no me las cuenta pero ya supondré lo que le haces señor     — Casi llegamos así que espere aquí.      — Esta bien pero no te tardes mucho camilo porque esto puede reventar en cualquier momento.     — ¡claro! —  Camilo se fue por esa entrada, y se dispuso a esconderme al lado de unas cajas donde guardaban municiones, lo que vi algo extraño ya que ahí no se podían llevar armas, empecé a investigar entre esas cajas, abrí unas cuantas y eso me dio miedo, todas llevaban armas y municiones además de, rifles, granadas, pistolas, navajas y cuchillo.



GOLLO D.

#6170 en Otros
#946 en Aventura
#688 en No ficción

En el texto hay: romace, joven adulto, accion aventura y drama

Editado: 15.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar