Un té "El Destino Nos Unió"

Tamaño de fuente: - +

La Espada ||Capitulo 29||

Capítulo 29

La Espada

 

°° Mientras tanto en el lugar donde estaba Max °°

 

      - ! Pirata de agua dulce ven a por Mi ¡ o es que no tienes ganas,

      - Cállate muchacho malcriado, o es que tienes ganas de que seas una gran carnada para los tiburones, — Ha ha como si eso me pudiese pasar, -te voy a demostrar que puedo romper el mismo acero bastardo — Entonces ven a por mí.

 

Los dos contrincantes se pusieron  en posición de pelea y estoque tras estoque se pusieron ásperos a solucionar sus problemas a través de las espadas. Sus pasiones se defendían con el filo de una espada.

 

      — Te siento débil pirata o has violado tantas damiselas que ya no te quedan fuerzas.       — Cállate no he violado a nadie en mucho tiempo, pero a ti te voy a partir en dos.       — ha ha ¡tu crees que podrás con tu mente tan atribulada!, si pensaras bien  ya me hubieras ganado ya que mi estilo de esgrima es kiji, un arte muy básico que yo invente mientras tomaba clase de esgrima, pero sabiéndose usar, puede matar de un corte y atravesar a una persona de cabeza a pies sin tener que ser tan fuerte físicamente.  ¿Y qué hay de ti  pirata que estilo usas?,

      — Yo no tengo un estilo, solo blando mi espada y degolló cuando quiero  y como quiero, pero cállate ya y pelea enserio basura. — ala que mal humor tienes pirata, deberías ser más sociable no es bueno ser tan amargado. ¿Quieres escuchar un chiste?    —¡No bastardo! solo blande tu espada y pelea, porque ni siquiera has sacado el filo de tu espada a deslumbrar.

 

      -He he tengo mis motivos para no sacar este filo, te digo la verdad este filo esta maldito, tiene un demonio por dentro, y cuando lo saco solo dios puede contenerme de hacer daño a alguien, como te lo dije mi estilo es básico pero muy !peligroso¡ no quiero sacarlo ahora sabes—

— Solo pelea bastardo !boom¡ Max recibe un golpe de lleno con la empuñadura de la espada de barba verde.

 

      Este cae al suelo casi noqueado, pero se vuelve a levantar inminente mente -!´¿así que quieres ir en serio pirata?¡ -!claro eso es lo que quiero ver desde el principio!, pero no lo has hecho solo por estar contando !chistes estúpidos¡      -¡¿Que le dijiste a mis chistes ?¡       -¡Estúpidos! le dije así porque eran más malos que tú con la espada.,

      -Me caías bien pirata ya que me gusta mucho las historias de pirata sobre todo esa de la del rey de los piratas, pero ya creo que te has pasado, Max dijo esto con una cara muy seria y empezó a sacar la espada, — ¡¿sabes pirata?! ¡¿Sabes cuál es el secreto de porque esta espada tiene un demonio dentro?! Bueno no lo debes saber, así que te lo voy a contar, sentándose  en el estuche de su espada:— hace unos cincuenta años en la ciudad portuaria de Portugal, un lord que estaba en misa, y que  era muy importante en la sociedad de castas de esa entonces, decidió mandar a hacer un sable.

 

      ¡Un florete para ser exactos!, para que este lo protegiera de sus enemigos, pero que a la vez fuera elegante para tener en presencia de reyes y condes señores aristócratas de esa edad los ahora llamados políticos, ese tipo juntó a los mejores herreros y señores de la fragua, para que hicieran esta espada que estoy empuñando ahora.

 

      La hicieron de la mejor manera versatilidad, y diseño para la época además la revistieron de joyas y una empuñadura de oro, y también su estuche con rubíes, y esmeraldas para adornarlas además de unos diamantes, era el arma perfecta para un señor de su estado social, pero ese mismo día para no pagar a los herreros y sus proveedores que habían traído las joyas, este empuño la espada y los mato a todos y después se quitó la vida con la misma espada.

 

      Desde esa entonces esta espada ha tenido un demonio adentro que consume carne y sangre humana, y esa misma personalidad que la de su primer dueño se despierta cuando es sacada de su funda, así que esto  hace a esta espada muy especial fue una casualidad que la conseguí, ya que se lo intercambie a un comerciante  a cambio de unos cuantos miles |

 

      Además ese viejo no quería tener nada que ver con algo que fuera demoníaco, esta espada como dato curiosa todos los dueños que han tenido han muerto por su filo, a mí no me ha rasguñado pero no sé si tu correrás con la misma suerte... —  —CHIN— Desenvaino la espada.

 

Continuara...



GOLLO D.

#945 en Otros
#101 en Aventura
#81 en No ficción

En el texto hay: romace, joven adulto, accion aventura y drama

Editado: 22.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar