Un Vampiro en Nueva York

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 3

Los años fueron pasando y cuando Amelia cumplio los cinco años, comenzo a experimentar sensaciones extrañas en su cuerpo y en su alma que no sabia como explicar y al ser tan pequeña, no sabia como controlarlo. Su padre estaba siempre muy pendiente de ella, todos en el reino amaban a Amelia, era una chiquilla muy obediente y hermosa pero su madre, Dana no la queria por la maldicion que llevaba y le reclamaba a su esposo, el rey, el tiempo que necesitaban tener las otras cuatro hijas, pero nada le importaba mas a el que Amelia y su salud. Ellos intentaron millones de veces intentar cambiar a Amelia pero siempre era inutil lo que estaba haciendo, no habia caso de volver atras aquella maldicion que iba a ser para toda la vida de aquella niña de cinco años. Las demas hermanas estaban celosas de Amelia, ella recibia toda la atencion de su padre y nunca podia estar con ellas y pasar tiempo jugando como el lo hacia con ella. Las cuatro niñas y su madre siempre trataron a Amelia de una forma diferente, si no fuera por su padre, Amelia ni siquiera comeria. Encerrada en su habitacion, ella aprendia sus habilidades por su misma, y con una corta edad, eramas inteligente que todas las demas. 

Al cumplir los seis años, Amelia tenia que comenzar a ir al colegio, pero por orden de su madre, la reina en ese momento, ella le nego la entrada en cualquier escuela o establecimiento educativo a su hija o al pequeño demonio como sus hijas y ella la llamaban. Su padre tuvo una fuerte pelea con su esposa ese dia, y cada vez que los dias y los meses iban pasando las peleas eran aun mas y mas fuertes. Dana queria destruir a ese monstruo pero Hector no lo iba a permitir. Los dias eran cada vez mas imposibles para Hector, las peleas con la reina no tenian fin, y el desamor de sus otras hijas se hacia cada vez mas y mas grande. Por otro lado, Amelia era una de las hijas mas felices con el amor de su padre, aunque ella no entendia mucho que era eso que sentia en su pecho cada vez que el le sonreir. Pero un dia esas sonrisas iban a desaparecer.

Un dia como cualquiera, Amelia se desperto un poco mas temprano de lo normal ese dia. Al no tener el sol de su lado, y como su padre habia cerrado todas sus ventanas, no podia ver si era de dia o de noche aun. Escucho un ruido raro en la habitacion de al lado, donde sus padres dormian todas las noches. Ella salio de su habitacion, traviesa y curiosa niña de seis años, nunca penso que se iba a encontrar con la peor escena de todas. Su padre, estaba tirado en el suelo, bajo un enorme charco de sangre y junto a el, su esposa con una daga ensangrentada. 

-¿Papa?

Dana estaba aterrada por lo que habia hecho,no podia dejar de mirar sorprendida por lo que hizo con su esposo, estaba paralizada. La pequeña niña se arrodillo junto al hombre en el suelo que se desangraba de a poco y moria. Hector miro a su adorada hija y puso una de sus manos en su rostro. Dana dejo caer la dga de su mano sin dejar de mirar esa escena

-Siempre....siempre se... tu hija mia -Dijo con media sonrisa- Te amare... toda la vida..

-Papa, no te vayas..

-Lo siento... siento no haberte.. dado.. todo lo que siempre quise

Hector cerro sus ojos y deslizo su mano hasta llevar al suelo. Se habia ido para siempre. Dana, aprovechando la ocacion, tomo a su hija del brazo con fuerza y comenzo a gritarle, la sacudia agresivamente. Todos aparecieron en la habitacion, empleados y sus otras cuatro hijas, viendo la escena del crimen.

-¡¿Mama?! ¿Que paso aqui?

Dana tuvo una idea brillitante, ahora que Hector no estaba mas entre ellos, iba a deshacerse de la niña inmediatamente. Ella inculpo a su hija por el crimen del rey.

Esa tarde lluviosa, el velorio del rey fue algo de pelicula. Todos creyeron que la niña habia asesinado a su propio padre y si antes su propia familia la odiaba, ahroa la odiaban aun mas y mas. La niña no fue al velorio de su padre por ordenes de la misma reina. Ella no podia creer que su propia madre le haya hecho esto y mucho menos que haya matado a su padre. Luego de todo ese show montado por la misma reina, todo el pueblo se entero sobre esto y Dana condeno a su hija a la muerte. Pero Amelia seguia teniendo amigos como el cocino y la mujer de limpieza quienes la ayudaron escapar esa misma noche. 

Lamujer de limpieza y el cocinero, dejaron a Amelia en una vieja casa donde vivia un hombre llamado Paolo,fuera de aquel pueblo y muy pero muy lejos del pueblo. Desde ese dia, cuando Amelia no fue encontrada en el palacio y en ningun lado este pueblo, todo el mundo incluyendo su propia madre yhermanas, la olvidaron para siempre quemando todo lo que alguna vez pertenecio a ese pequeño demonio 



Sirens1239

#6388 en Fantasía
#2764 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: el amor mistico, nueva york

Editado: 03.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar