Un Vampiro en Nueva York

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 6

Esa misma madrugada, Amelia escucho unos ruidos extraños fuera y cuando asomo uno de sus ojos por un pequeño agujero, espiando afuera, se dio cuenta que los solados de la reina estaba fuera de su casa, intentando rodearla para poder entrar. Su padre, desesperado, entro a la habitacion de Amelia y le dijo que alguien lo habia delatado, que vio entrar a Amelia a la casa. Amelia estaba exaltada y perdida, no sabia que iba a pasar ahora. Ella creia que era su fin.

Su padre le dijo que habia una salida subterranea que el mismo habia construido hacia años, este escape iba directo a las afueras de aquel pueblo pero ella tenia que escapar ahora, ya que la traba de la puerta de entrada, no iba a durar mucho con los golpes y azotes de los guardias. Amelia tomo algunas de sus cosas y algo de comida, preparada para irse por aquel escape. La salida subteranea era una puerta que ni siquiera se notaba en el suelo del living, ni ella lo habia notado. Bajo y cuando esperaba por su padre, el le dijo que no iba a poder escapar, no queria que la delataran

-¡Papa, no hagas esto! 

-Por ti hija, te amo -Dijo y cerro la puerta- Corre, Amelia

Amelia comenzo a correr pero se detuvo cuando escucho que los guardias entraron a la casa. Comenzaron amenzar al hombre, pero el decia que no sabia nada acerca de Amelia, que ni siquiera sabia quien era. En eso, La Reina Dana entro a la casa, Amelia quedo sorprendida, espiando todo desde abajo. Ella con los guardias investigaron toda la casa, pero no habia rastro de Amelia. Ella se paro frente al hombre arrodillado ante la reina y volvio a preguntar sobre Amelia, el respondio que no sabia quien era ella. 

-No puedo ayudarla, mi señora

La Reina, malvada y sin piedad, ordeno que asesinaran al hombre y quemaran su casa por completo. Amelia queria hacer algo, pero ¿Como iba a salir de abajo de la casa? No habia salida. Tenia que impedirlo, pero era tarde, uno de los guardias asesino a Paolo de un disparo en la cabeza. Su cuerpo cayo al suelo sin vida justo sobre la cabeza de Amelia. Ella podia ver a Paolo muerto frente a sus ojos, su sangre se deslizo y cayo sobre los labios de la joven. Se saboreo, sintiendo el deseo de asesinar en todo momento. La casa ardio y todos se fueron del lugar, todos excepto Amelia. 

Cuando el fuego se apago, Amelia salio bajo de la tierra, llena de cenizas y un poco de barro, quedo observando todo lo que alguna vez la hizo feliz, entre ello, el cuerpo calzinado del hombre que le enseño muchas cosas de esta vida y quien la cuido sin ser su hija biologica. Ella tomo lo poco que quedaba de ese cuerpo y lo enterro junto a la casa destruida. 

-Esto no va a quedar asi

Amelia habia prometido la venganza de todo aquel que la habia hecho infeliz y que habia asesinado a su padre y a Paolo. No iba a dejar que esto se le fuera de las manos y que todos fueran felices. Iba a destruir todos los sueños de todos aquellos que destruyeron su vida completa. 

Sin nada mas que perder, se fue con lo poco que le quedaba en su mochila hacia otro pueblo que la esperaba, donde su vida iba a volver a comenzar y donde quizas encontraria, por fin, algo de paz antes de comenzar una nueva guerra contra la mujer que mas odia en todo este planeta, su propia madre



Sirens1239

#6421 en Fantasía
#2768 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: el amor mistico, nueva york

Editado: 03.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar