Una Fea Empedernida *serie La Hermandad De Las Feas 02*

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 1

..."La belleza es mucho mas que piel, forma, rasgos o apariencia; es aquellos momentos únicos que viven y mueren en un instante, pero renacen en el recuerdo eternamente"..
Extracto del diario: Memorias del poeta atormentado.


Londres, Octubre 1815.

Cinco años después...

La mansión de los Duques de Malloren estaba a rebosar de asistentes, cuando Colín, su hermano y su padre ingresaron. Hecho que no le sorprendía, puesto que los bailes de la duquesa eran de los más exitosos de cada temporada social.

Cuando traspasaron las puertas del salón, muchas cabezas se dieron vuelta hacia ellos y las miradas y gestos incrédulos no tardaron en aparecer, tampoco las miradas espantadas de las matronas, que advertían a sus pupilas y las lascivas en las damas que conocían de otras veladas muy diferentes. Sabían que esto sucedería, después de todo hacía por lo menos tres años que él no se aparecía por una velada de estas y en cuanto a Marcus, ni siquiera recordaba la última vez que el caballero negro—como le apodaron—pisaba un salón de baile.
Por su parte, aunque con el título de Conde Vander a cuestas, él  también  se había granjeado su mala reputación, a base de su fama de mujeriego y juerguista, pero ayudado por su aspecto e innato encanto, no era tan mal  visto como su hermano mellizo y por eso le llamaban Ángel negro.

Su padre el Marqués de Somert, se detuvo a saludar a un conocido y ellos hicieron lo propio, aceptando las copas que un lacayo les ofreció.
Colín observó de reojo a su hermano y le dio risa, ver la expresión de tortura que tenía en su cara.

— Quita esa mueca, estas espantado a las pocas muchachas que no dejan de mirarnos— le dijo sonriendo a una dama bastante apetecible, que se abanicaba sin quitarle el ojo.

— Las que nos están mirando, no son jóvenes solteras y ya sabes a lo que vine. ¡Pardiez! No puedo creer que esto realmente me esté sucediendo —se lamentó Marcus bebiendo todo el contenido de su copa de golpe.

— Claro, había olvidado que debes despedirte de los tiempos en que hubieses  salido de aquí con alguna voluptuosa viuda, porque el caballero negro  será ejecutado y el verdugo vestirá raso blanco —se mofo con un falso tono  de conmiseración.

— Eres un imbécil Colín — gruño en respuesta su mellizo — No te alegres tanto de mi desgracia, porque sí, yo debo escoger esposa y casarme en menos de un mes para no perder el título que acabó de heredar, pero tú no estas mejor y como el primogénito no tardarán en echarte el lazo y cuando eso pasé yo estaré en primera fila para ver pasar el cadáver de tu apreciada soltería — espetó su hermano con sorna.

— Pues ve poniendote cómodo, porque sobre mi cabeza no pende la amenaza de perder nada, y aún me quedan muchos años de fiestas y placeres. No está en mis planes navegar en las turbias aguas del matrimonio, no hasta que se empiece a caer el cabello y los años de pudin y brandy tomen forma en mi barriga — rebatido alegre el.

— ¿Me puedes decir cómo es la dama con la que pretenden que me casé? Por favor, no quiero llevarme sorpresas desagradables y estoy viendo a muchas pero no tengo idea de quien puede ser — dijo Marcus después de una pausa, y un gruñido de fastidio cambiando de tema, su mirada oscura recorría el lugar sin mucho entusiasmo.

Colín sonrió para sus adentros, mientras fingía pensar en la petición del otro. Esto se estaba tornando cada vez más divertido. Su hermano ni se imaginaba la sorpresa que le aguardaba, pues la candidata que padre había escogido para el, era todo, menos algo que su mellizo podría considerar atractivo.
Casi sentía lástima por la manera en que el destino parecía  haberse ensañado con Marcus, casi.

—Bueno —comenzó carraspeando — Para hacer honor a la verdad, yo vi a la joven en cuestión sólo unas pocas veces. La única vez que hable con ella, fue hace bastante, no lo recuerdo con precisión, pero creo que baile con la dama por pedido de padre. Y si mi memoria no me falla, Lady Clara Thompson, es una joven amable y correcta —



EvaBenavidez

#439 en Otros
#77 en Novela histórica
#1127 en Novela romántica

En el texto hay: caballeros, baile, amor de epoca

Editado: 01.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar