Una Flor Marchita

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 15: Una familia feliz

Después de haber dejado a los chicos en los comedores de la universidad, me dirijo hacia mi última clase del día, hoy vengo solo a recibir cuatro materias, Neurología, actividad cerebral: hemisferio izquierdo y derecho, introducción a la psicología 4 y psiquiatría general 4. Esas son las materias que hoy tengo que recibir y de estas ya recibí tres, solo me falta recibir psiquiatría general.

A estas clases si llegue a tiempo, cuando el profesor Maccdanon empieza su explicación hacia el tema de hoy, el cual es la esquizofrenia, pongo la mayor atención posible y esto se me dificulta por que la sensación de vigilancia que vengo experimentando desde hace rato no se ha ido y eso me empieza a asustar y perturba en muchos sentidos, nunca había sentido esta sensación de tal manera. Si me acuerdo que antes de que Dylan me prohibiera venir a la universidad, sentí la misma sensación, gracia a esta sensación he termine con algún moretón, golpe o cicatriz nueva. Esta comprobado que o Dylan me vigila o contrato a alguien pare que lo hiciera y eso me asusta, me perturba e irrita de maneras distintas.

Suspiro e inhalo de manera profunda para calmar mis pensamientos, sensaciones y sentimientos. Al estar metida en mi cabeza, casi me pierdo media clase.

Cuando al fin salgo de la universidad busco entre la marea de estudiantes a Conner o a Noah, este último aun me tiene pensando en las palabras que me regalo el día de hoy, sus palabras de verdad que calaron profundamente en mí y eso que fue apenas esta mañana que me las dijo. Volviendo a lo que hacía, me doy cuenta que ninguno de los dos está en el campus o en algún otro lugar de la instalación, así que deduzco que sus clases han terminado temprano y se han ido.

Cuando voy de camino a casa, decido pasar por la cafetería que esta frente al parque, a comprar algún aperitivo, preferiblemente una dona de chóclate y un café late. Cuando salgo de esta con mi pedido que, gracias a dios, es una dona de chocolate y un late, fijo mi vista en el parque y los recuerdo llegan a mí, sonrió tristemente, por las palabras que Dylan me dedico el día que volvíamos a la ciudad.

Niego con la cabeza y cuando estoy por seguir mi camino, a lo lejos veo dos figuras muy familiares sentadas en uno de los comedores del lugar, dudo si acercarme o no, pero cuando estoy por seguir mi camino y no molestarlos con mi presencia, la sensación de tener una vista fija en mí, hace que todas mis alarmas se activen y empiece a buscar de donde viene esa mirada, no la encuentro, no encuentro a la persona dueña de esa mirada penetrante y escalofriante. Con esa sensación decido si acercarme a ellos, para no estar sola y no tener la sensación de miedo y espionaje que he sentido todo el día.

-hola chicos. –saludo, cuando he llegado hasta donde ellos, se dan la vuelta y los dos me ven extrañados, haciendo que me cuestione si fue buena idea acercarme y si, ¿los estoy molestando e interrumpiendo algo importante? O si ¿no me querían ver más?, pero antes de que vuelva a abrir la boca o cometa una acción los dos me sonríen muy afablemente.

-hola Khloe. –dicen al unísono, sin dejar de sonreír. –vamos siéntate. –me ofrecen y les devuelvo la sonrisa y me siento. –y… ¿cómo te fue hoy en la universidad, algo que contar? –preguntan.

-no, no, nada nuevo. –les miento sonriendo de manera forzada, esperando que se vea como una sonrisa normal y natural, cosa que no hago desde hace mucho, el sonreír…de verdad.

Veo como que no me creen, pero los veo negar en conjunto, ahora que lo pienso siento como que Noah se ha integrado muy bien con Conner tanto como para empezar a pasar tiempo juntos y tener los mismos gestos, bueno Conner también me dijo que era con Noah que paso todo el mes que falte, así que supongo que es normal que ahora se lleven así de bien, pero siento como que Conner si se pasó un poco contándole mi relación con Dylan a Noah, eso era que yo se supone debería de compartir si esa persona mi inspira confianza y Noah me la inspira mucho, pero no sé si confiar, ya por instinto confié una vez y mira como termine, con miedo de mi propia pareja.

Termine casi que sola, solo tengo a Conner, mi B.B y a Dylan, son lo único que me queda, los únicos que aún se mantiene a mi lado, porque ambos me quieren a su manera. Cada uno lo expresa distinto, todos de echo demostramos el amor de distintas maneras, la manera de Dylan talvez no sea la mejor, pero es amor, al fin y al cabo, es amor, un amor que deja marca y que recordaras para siempre, pero amor. Con Conner es más un amor fraternal, de hermandad que tenemos, el me lo demuestra no dejándome sola, siempre estando para mí, ayudándome, no dejándome caer, no dejándome rendirme, un amor que también recordare de una manera distinta al de Dylan, pero al fin los dos me demuestran amor, en su más puro estilo y esplendor.

No como mi familia o mis supuestas mejores amigas, amigas que ahora que veo donde están, ¿dónde están?, en ningún lugar que involucre mi vida, en ningún momento que las necesite de verdad o mi familia es otra que ningún miembro se comunica conmigo, ni mi madre, ni mi padre, mis tíos o primos, nadie, absolutamente nadie de mi familia, hace el intento si quiera por comunicarse conmigo, ninguno, eso mi hace sentir aun peor, porque yo siempre estuve para ellos. Para cada miembro de mi familia y amigas estuve, cada maldito momento estuve ahí, cuando caían y querían rendirse yo estuve ahí para evitarlo, cuando alguno su amor lo rechazaba ahí estuve yo para hacerle ver que él, era el ser más hermoso y que merecía a alguien que lo quisiera sin importar que, cuando ocupaban presentar a sus novio ahí estuve yo para ayudarla a presentarlo, para que lo aceptaran, cuando alguno daba a conocer sus preferencias sexuales ahí estuve yo para demostrarle que al menos unos poco lo aceptábamos y queríamos sin importar que, demostrándole un amor incondicional, como lo es el de la familia, pero creo que ese amor esta sobre valorado, yo no tengo ese amor, aun cuando más lo necesite, aun cuando mas ellos me necesitaron siempre estuve ahí, pero cuando más los necesitaba no estuvieron ahí para mí, cunado necesitaba un abrazo, palabras bonitas, que me hicieran reír, que me secaran las lágrimas y me dijeran que todo iba a estar bien, nadie de ellos estuve ahí para hacerlo nadie si quiera se fijó si yo tenía algún problema, nadie, nadie se preocupó por mí, todo lo tuve y tengo que afrontar…sola. Porque tengo miedo a decírselo a Conner, porque siento que si se entera me dejara, que el también se ira como todos, está mal dudar de él así y eso hace que me sienta a un peor, por dudar de él, aun cando él sí estuvo cunado lo necesito o necesite.



Sylvanus16

Editado: 17.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar