¿una o mil vidas a tu lado?

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 8

Aparentemente ya Nicolás había mejorado y otra de esas horribles situaciones habían podido superarlas juntos de la mano. Nicolas había padecido leucemia cuando niño y él cáncer quiso arremeter en sus vidas sin embargo la atención a tiempo fue la causa de la salvación de él.

Faltaba menos de cuatro meses para emprender su viaje a cuba. Nicolás había organizado todo para que ella al llegar a la isla pudiera descansar y concentrarse solo en sus estudios. Como un plus extra prometió al graduarse irse a vivir con ella. Mientras buscaba unas fotografías en su habitación las cuales quería duplicarlas para que ella las llevara se encontró con un folleto de donación de órganos. Años atrás cuando padeció la enfermedad su madre salía a repartirlos esperando un donante de médula ósea y gracias a una persona que una sola vez en su vida vio, hoy estaba con vida.

-¿Como va tu búsqueda?- preguntó su madre, entrando a la habitación donde un montón de cosas yacían en el suelo.

-Ya casi acabo- le dijo sin voltear a mirarla.

-Pero de empezar- comento con un ceja enarcada y las manos en la cintura como si fueran jarras.

Nicolás se giró y al percatarse del desastre en su habitación solo sonrió tímidamente y se rascó el cuello apenado por él señor desorden que había ocasionado solo por buscar unas fotos.

-Prometo lo arreglaré- dijo.

-Claro que lo harás muchachito- le contestó seria su mamá.

Los ojos de su madre se desviaron hacia él folleto que yacía en su cama y que le era casi imposible no reconocer ya que ella los había diseñado en un intento desesperado por salvar a su hijo. aún con las manos un poco temblorosa por lo que le ocasionaba aún los recuerdos de su pequeño hijo en ese estado lo tomó entre sus manos.

-¿Y esto Nicolás?- preguntó.

-Lo acabe de encontrar- respondió tranquilo. Luego se giró y conectó sus ojos con su madre.

-¿Has pensando en la donación de órganos mamá?- esa pregunta la desconcertó un poco, mucho en realidad pero claro que lo había hecho.

-Me descoloca tu pregunta, pero más que hacerlo firme para en caso muera, los órganos buenos puedan ser donados.

Como cliché literarios sus ojos se abrieron como platos, no esperaba eso de su madre y lo conmovió al igual que lo hizo sentirse mucho más orgulloso de ella.

-Con razón gregorio te ama tanto. Es imposible no amar una mujer tan buena como tu. Eres la mejor mamá.



Naslylopez7

Editado: 25.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar