Una Oportunidad Para Amar© ✔️ | Terminado

Tamaño de fuente: - +

19 * Él y Yo*

¡Hola hermosuras!

Quiero ofrecer una disculpa por haber demorado en subir capitulo, pero me entretuve haciendo un booktrailer para la historia. (Si quieren saber mas sobre eso, vean la ultima entrada de mi blog)

Este capítulo se lo dedico a:

Maria Guadalupe Prezas Aguilar 

Que ha decidido comentar la novela, y tambien a una fantasmita que ya no es tan fantasmita, porque decidió salir a la luz, haciendome saber que no me equivoco con las chicas que me leen desde las sombras.

Ella es:

Rusari Arias 

Mil gracias chicas, las dejo leer el capítulo, espero que les guste.

 *  *  *

No creí que esta noche pudiera convertirse aún más especial de lo que ha sido, al haber cantado frente a un público que no dudó en aplaudir tras la estrofa final. Nunca en mi vida había sentido esta emoción. La emoción que me provocó ver a la única persona que mis ojos podían ubicar entre tantas mesas. El dueño de ese par de ojos azules. Un color que ya se había convertido en mi favorito. Ese hombre que no viste elegante sino más bien casual para la ocasión, y que sonríe sin dejar de aplaudir. David había llegado, aunque exactamente no sé en qué momento, pero me gustó verlo ahí, como un espectador más.  

Han pasado dos días desde el incidente con Liam, así que solo nos habíamos estado enviando mensajes. No quería interferir con el tiempo que estaba dedicándole a su hijo.

De Samuel, curiosamente no he sabido nada. Es como si la tierra se lo hubiese tragado. Y no es que desee verlo, es solo que me intriga un poco su desaparición espontanea. Mi intuición, me dice que algo anda mal, y el nombre “Albert Mills” tiene mucho que ver.

En cuanto a Susan, Joanna me dijo que cinco minutos después de que me fui, trataron de persuadirla para que también se fuera, pero al ver que era insistente con su decisión de permanecer ahí, fueron ella y su esposo quienes mejor se retiraron, para dejar descansar a David y las chicas.

De ahí, no supieron que fue de ella, porque en cuanto ellos se encaminaron al ascensor, David se retiró hacía la habitación de Liam, dejando a Susan en compañía de su hermana y su cuñada. No creo que haya permanecido mucho tiempo ahí con ellas, y es algo que he evitado preguntarle a David.

Mientras los chicos se ocupan de guardar el equipo de sonido, y acomodar todo para que otro grupo haga su presentación, Jane y yo nos acercamos a la mesa dónde está David sentado.

—¡Hola David! ¡Ya vuelvo! —anuncia Jane apresurada, dirigiéndose a los baños.

David solo la sigue con la mirada, y en cuanto desaparece de nuestra vista, se gira hacia mí, depositando un beso en mis labios, con sus manos en mi cintura, y haciéndome estremecer.

—Hola —musito tras un breve suspiro en cuanto nuestros labios se separan, y tomo asiento junto a él.

—Cantas hermoso.

—¿Ah, sí?

—Sí. Me declaro tu fan número uno.

—Halagador, pero no te acostumbres. Es solo un pasatiempo.

—Te extrañé.

—Yo también. ¿Cómo está Liam?

—Igual que la última vez que preguntaste por él. Está bien, y ansioso de conocerte.

—¿De verdad?

—Sí.

—Pues, a mí me encantaría conocerlo también.

—¡Lo siento! —exclama Jane, uniéndose a nosotros—. Era una emergencia. ¿Cómo etás David?, ¿cómo sigue tu nene? Gina nos contó lo que ocurrió.

—Bien, ya está mucho mejor.

—Me alegra bastante, ¡de verdad! ¿Cómo supiste de la presentación?

—Como si no supieras que es obra de Ray —interrumpo.

—Si. Bueno. Fue Ray quien me invitó, quería darle la sorpresa a Regina.

—A juzgar por su cara ―dice con picardía―, sí que la has sorprendido. ¿Qué te pareció?

—¡Hey! ¡Dave! —saluda Ray, estrechando su mano con la de David.

—¿Dave? —cuestiono.

Y es porque no creí que en tan poco tiempo, Ray tuviera esa confianza. Él es muy selectivo con sus amistades; debo decir. Aunque por otro lado se entiende, con un hombre como David, ¿quién no tendría confianza?



JosslyFO

Editado: 07.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar