Una Oportunidad Para Amar© ✔️ | Terminado

Tamaño de fuente: - +

25 * Malas noticias *

¡Continuamos con los capítulos, disfrutenlo!

 

*  *  *

 

—¿Podrías dejar eso en su lugar? ―pido, tratando de no dejar ver lo importante que es esa esfera para mí.

—Solo es una baratija, si algo le pasa, se puede reemplazar.

—¿Qué haces aquí?

—Ya lo has preguntado. Contéstame algo Regina. ¿Por qué tengo que venir personalmente por ti?, cuando debería estar en casa, organizando el funeral de tu madre.

—¡¿Qué?!

Alto ahí. ¿El funeral de mi madre?, Ella… ¿cómo lo dice así?, sin ningún sentimiento. Mi padre siempre fue frio, pero no creí que la insensibilidad formara parte de eso.

—¿Te sorprende? ―cuestiona con la mirada fría, penetrante, y firme sobre mí.

—Mamá…

—Irás al funeral ―ordena, sin dejar que termine de hablar.

―Claro que iré al funeral, yo…

―Por supuesto que sí. Espero que te haya quedado claro ―interrumpe una vez más, y no me atrevo a decir nada.

En realidad, sigo como en shock. Mi mamá falleció, y no siento esta una manera clara, de recibir la noticia. No hay ni un porque, y sé que si lo pregunto no me lo dirá. No se le ve afectado si quiera.

―El vuelo sale mañana a las siete de la mañana ―dice levantándose del sofá, para dejar la esfera sobre la mesita de centro.

―Con una llamada bastaba, no tenías que venir ―Me mira causándome escalofríos, y después, analiza mi departamento caminando lentamente.

―¿Qué es esta pocilga, Regina?

―¿Enserio tienes que ser así?

―No te eduqué para esto ―dice señalando con desdén el lugar, y regresa para quedar justo frente a mí―. ¿Jefa en una tienda departamental?, ¿acaso quieres matarme de un disgusto, Regina?

―Es un trabajo digno.

―¡¿Digno?! ¡Por dios Regina! ¡Es una burla!       

―Papá…

―¡Es una vergüenza! ―me interrumpe―. Mi hija no va a permanecer más tiempo metida en este cuchitril de mala muerte.

 

 —Me gusta este lugar.

—No lo estoy preguntando.

—Iré al funeral, pero regresaré.

—Eso ya lo veremos, Regina. He seguido tu juego desde hace dos años, esperando a que solo sea cuestión de tiempo y recapacites, pero ya fue suficiente. Se terminó mi paciencia. Deja de portarte como una niña, y comienza a actuar como la adulta que eres. No voy a quedarme más tiempo, termina tu relación con ese hombre que no te conviene.

—¿Pero qué…?

—No ibas a creer que no estaría al tanto de lo que haces, ¡o sí? Margaret no estará en el funeral, esta por dar a luz. Es el momento perfecto para que vuelvas y no estoy consultándote las cosas. Samuel y tu van a volver, el divorcio se anulará. Me encargaré de eso. Y ustedes reanudarán su matrimonio, tendrán a su hijo, y así se harán las cosas. Así deben ser.

—No ―digo con todo el valor que me es posible reunir en este momento.

—¿Qué? ―cuestiona, como si no hubiese escuchado bien.

—Dije que no volveré con Sam. Estamos divorciados, y así vamos a continuar. Deja de controlar mi vida.

—¿Tu vida? ¡Yo te forme! ¡Yo te eduque! ¿Tu vida? Eres lo que eres gracias a mí. Lograste, y tuviste lo que a otros les habría costado décadas conseguir. Y ahora vas y lo desperdicias, dejándolo como si no significara nada. Estás desperdiciando tu talento y tu potencial. Has logrado grandes cosas siendo la mujer que yo formé. Escondida en este lugar no eres nadie, Regina ¡Nadie!

—Soy feliz aquí.

—Es tu problema. No debiste irte para comenzar. Tu lugar es allá con Samuel en la firma, a su lado. No aquí jugando a la casita, con ese hombre, solo estás perdiendo el tiempo. No aporta anda útil a  tu vida.

—No busco ningún beneficio de David.

—He dicho que vas a regresar. No pretenderás, que ese pobre niño quede completamente huérfano, ¿o sí?



JosslyFO

Editado: 07.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar