Una Oportunidad Para Amar© ✔️ | Terminado

Tamaño de fuente: - +

38 *Tras cada puerta*

¡Hola hermosuras!

Feliz inicio de semana.

Se me está haciendo costumbre dedicar cada lunes, y creo que será algo que seguiré haciendo en esta y en las novelas que vengan (siempre que reciba comentarios de nuevas lectoras, e incluso de las gasparinas) porque es la forma que tengo de agradecerles su apoyo. 

Este capítulo se lo dedico a:

maria cristina

Nena, gracias por tus palabras, en verdad las aprecio mucho, asi como todas las demás que me han levantado el ánimo haciendome ver que vale la pena continuar esforzandome.

¡Infinitas gracias!

Y saben perfectamente que no me olvido de mis gasparinas ♥ 👻 ♥ porque tambien hacen posible que esta novela continúe.

Y obviamente a todas las que ya he mencionado antes, mil gracias por seguir conmigo.

Las amo ♥

Sin mas que agregar, disfruten el capitulo.

 

*  *  *

—¡Siete años! —exclama Rose con lágrimas en los ojos.

Y es de esperarse. Yo me sentí igual, pero a diferencia de ella, yo fui cobarde y hui. Ella está aquí para calmarse, y pensar mejor las cosas.

­—¡Esa maldita, perra, desgraciada, cínica!, estuvo con Tom durante siete años. Todo ese tiempo estuvieron viéndome la cara. Ella fingió ser mi amiga, la integré a nuestro grupo, ¡¿cómo pudo?!

La rabia que irradia de ella, no se puede ocultar. Sus ojos hinchados, rojizos estallando en ira, coraje, rencor, impotencia, revelan lo mucho que esto le duele. Y es que, ¿a quién no?

—¿En dónde estaban? —cuestiona Joanna.

—Ellos… ¡maldita sea! —grita exasperada, y se sienta en uno de los sofá recargando sus codos sobre sus rodillas—. Tom no sabía nada, mi regreso se había retrasado por un imprevisto con el departamento de mercadotecnia, pero al final se resolvió a tiempo. Tom creyó que yo llegaba hasta la semana próxima. Llegué al departamento y no lo encontré, supuse que estaba en la oficina, así que lo llamé, y efectivamente, me dijo que tenía trabajo pendiente y saldría tarde, que incluso se había quedado solo, porque el personal ya se había retirado. Llegué queriéndolo sorprender, ¡pero la sorprendida fui yo! ¡Esa puta barata estaba haciéndole un oral!

—Yo ya lo sabía —confieso y ambas me miran entornando los ojos, pero antes que digan nada, me apresuro a continuar—. Antes de que cuestionen cualquier otra cosa, que quede claro, que tenía toda la intención de advertirte, Rose.

—¿Y porque no dijiste nada entonces, Gina? —cuestiona Joanna.

—Porque lo descubrí al poco tiempo de que Rose se había ido. Y no fue lo único que sucedió —digo dirigiéndome a la afectada—.  Te lo resumiré lo más breve que pueda Mi madre murió, y mi padre vino a verme, así que tuve que viajar a Pennsylvania, tuve un aparatoso accidente que me dejó inconsciente por dos semanas. Cuando desperté me enteré de que estoy embarazada. Mi padre resultó no ser mi padre, y asesinó a mi exmarido. David terminó conmigo porque su hijo terminó envuelto en mi problema familiar, ya que mi padre falso lo secuestró. Susan se le anda montando también a David, y ahora no quiere saber nada de mí. Ah, y mi padre real, envió a Shane, el chico de la cafetería a vigilarme, porque mi falso padre, había amenazado con mi vida. En fin, un cuento muy largo, pero eso fue lo más importante. Así que no tuve oportunidad de decírtelo.

—Gina… —susurra tratando de procesar todo lo que le solté—. ¿En qué momento?... bueno, lo entiendo.

Se queda pensativa y callada.

—Rose, lo mío ya ha pasado, solo quiero que sepas, que estoy de tu lado. Y si no te lo dije, fue por ese motivo.

—Descuida, Gina. No tenía idea —dice un poco tranquila.

Es claro que mi experiencia, la desvió un poco de su asunto. Rose, es el tipo de mujer que pide el chisme con lujo de detalle, pero eso, será en otra ocasión.

—Gina…

—No, Rose —interrumpo—. Estamos hablando de ti, solo necesitaba justificar mi silencio. ¿Qué piensas hacer?

—Iré a mi departamento, ya se los dije. Necesitaba desahogarme con alguien de confianza, porque no quiero adelantarme a los hechos de mis decisiones.

—Rose —intervine Joanna—. De acuerdo al tiempo que dices que han estado juntos, creo que deberías hacerte a la idea de que exista la posibilidad, de que el hijo de Susan, sea de Tom —advierte, sin la intención de angustiarla más.   

—¿Creen que sea posible? —cuestiona dudosa.

—Siendo realistas, podría. Su hijo es de la edad de Liam, así que coincide con el tiempo. ¿Pedirás el divorcio? —Me atrevo a cuestionar.

—No lo sé. Chicas, Tom es mi vida, ¿cómo pudo hacerme esto?

—Les dije que Susan no me caía bien, y que desconfiaba de ella, pero sé que no es momento de reproches. Esa mujer no deja pasar las cosas, así que pensemos a fondo, o ella actuará antes que nosotras. Es manipuladora, y le gusta jugar vilmente.



JosslyFO

Editado: 07.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar