Una Oportunidad Para Amar© ✔️ | Terminado

Tamaño de fuente: - +

42 *Una gran decisión*

 ¡Continúen!

 

—¿Vas a meterte en ese territorio? —cuestiona Shane, sin dejar de firmar algunos papeles que tiene sobre su escritorio.

—Sí. Sería un buen caso para retomar mi carrera.

—Pero es tu amiga, Gina.

—Bueno le he dejado claro que a partir de ahora solo podemos vernos en plan cliente-abogado.

—Marcar una línea que no afecte su amistad está bien. Buena estrategia. Entonces, irás a ver al esposo.

—Sí, ¿me acompañas?

—Yo no soy abogado, Gina.

—Pero podrías ser mi asistente personal.

—Uy, eso suena tentador —expresa juntando a su vez los papeles, para dejarlos a un lado.

—¿Lo harás?

—Con una condición.

—¿Cuál?

—Que después de eso, trabajes aquí conmigo.

—Eres lento Shane, justo a eso también vine. Acepto el trabajo.

—¡Genial! Entonces, siendo así, vamos a donde tú me lleves.

—Aún no sé cómo soportabas estar bajo las ordenes de Susan, siendo aquí el jefe —comento tras salir de la oficina.

—Hay cosas que no tienen explicación.

*  *  *

Al llegar a las oficinas del Mall, veo a David a lo lejos conversando muy amenamente con una de las chicas que trabajan aquí. No me ha visto llegar así que decido girarme y darle la espalda. Admito que me dan celos, pero por favor, él no tiene prohibido hablar con chicas, y mucho menos de su trabajo.

Shane frunce el ceño ante mi acción, pero no pregunta nada, la recepcionista nos hace pasar, y Tom nos recibe extrañado.

—Gina, me sorprendió que mi secretaria te anunciara, ¿en qué te puedo ayudar? —cuestiona sin dejar de mirar a Shane.

—En mucho para ser sincera. Rose está pidiendo el divorcio.

—Sí, sabía que se los contaría. Pero ya lo hablaré con ella.

—No, ahora tienes que hablarlo conmigo.

—¿Por qué?

—Porque soy su abogada, y vengo a plantearte algunos términos, que estarás interesado en saber.

—¿Es enserio, Gina? —asiento con seguridad—. ¿Y él?

—Trabajamos juntos.

—No puede ser.

—En fin, debes saber que si todo se sabe, habrá consecuencias que tendrán un efecto negativo para ti. Así que esto es lo que tengo para ofrecerte. Si tu accedes a los términos que exige Rose, me aseguraré de que no pierdas mucho en el proceso, e incluso ganes algo más.

—¿Cómo qué?

—Tu hijo, por ejemplo.

—Aún no se si es mío.

—¿Si lo fuera, aceptarías su custodia?

—¿Hablas enserio?

—Sí, ¿sabías que Susan lo maltrata?

—¿Qué?, No.

—Hay maneras de quitárselo, y para eso necesito que tú me garantices que no dejarás solo al niño.

—Si es mío obviamente que responderé por él.

—Entonces, eso te ofrezco. Comprobaremos esta misma semana si es tuyo, y si es así, te quedarás con él, y no quedarás quebrado, porque me aseguraré de que Rose obtenga su parte, y de que tu no quedes en la calle para que puedas darle una vida digna a tu hijo.

—¿Solo tengo que aceptar los términos de Rose? —pregunta con pesar.

—Así es.

—De acuerdo —acepta asintiendo con tristeza.

—Perfecto, estaré llamándote entonces. ¿Tienes algo más que debas agregar?

—Se supone que si eres la abogada de Rose, no debo hablar más de la cuenta contigo sin consultarle a mi abogado, ¿o no?

—Así es, pero en este caso haremos una excepción, ya que has aceptado una oferta que no puedes rechazar. Yo no me ando con juegos Tom, y confío en tu palabra, pero ten en cuenta que será solo una vez.

—Entiendo —Suspira—. Hay unas grabaciones, que David tiene en su poder.

—¿Cómo te involucra?

—Son del estacionamiento, en un par de tomas aparece mi rostro, en el resto solo mi espalda. Si quieres le puedo decir a David que te las muestre.

—Si quiero —Me apresuro a decir con una leve sonrisa en mi rostro.

Admito que quiero verlo. Shane me mira disimuladamente arqueando una ceja, y me encojo de hombros.



JosslyFO

Editado: 07.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar