Una Pequeña Historia Más.

Tamaño de fuente: - +

Día 3

Sábado 03 de Noviembre del 2018.
8:13 a. m.
De camino al campo de medusas.
Cactus y Amapola.

 

Hoy por la mañana Amapola volvió a abordar el autobús, al subir dirigió una pequeña mirada a todos los pasajeros, y se percató, al igual que yo lo hice, de que Cactus no estaba.

Sin tomarle mucha importancia Amapola aceptó el lugar que el chico de ayer, Geranio, le ofrecía.

Platicaron y rieron todo el rato, en algunos momentos Geranio rozaba sus dedos con la mano de Amapola y ella sonreía nerviosa.

3 paradas mas adelante nos detuvimos y las personas comenzaron a subir, entre ellas Cactus, tenía manchas negras en su rostro, su cabello estaba desordenado y la ropa que llevaba estaba algo rasgada.

Paso junto a Amapola y Geranio, pero no los volteó a ver, acción contraria a la de ella.

A la falta de asientos libres Cactus se quedó parado a unos cuantos centímetros de mi.

Un fuerte olor a alcohol invadió mi nariz, era difícil de soportar.

De un momento a otro Amapola se sobresaltó en su asiento y seguido de eso se puso de pie.

Geranio golpeó el asiento, parecía molesto.

Amapola volteó a ver a Cactus, algunas lágrimas amenazaban con salir.

Unos segundos después Amapola pidió bajar del autobús y se fue.

 

Weh esponja pantalones cuadrados



Waffle

#5910 en Otros
#2211 en Relatos cortos
#9318 en Novela romántica

En el texto hay: amor, misterio y suspenso, historiacorta

Editado: 24.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar