Unkiss me 2: Después de la muerte

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 1

- Señora Levine falta poco para que este aquí, trate de pujar con todas sus fuerzas, esta a punto de ver la luz.

Narra Xitlali

Aquí estaba yo en un quirófano de un gran hospital privado dando a luz a un Reyes de quien desconocía quién era su padre. Espere por mucho tiempo este día tanto para conocer a mi bebé como para saber la identidad de su padre por medio de una prueba de ADN, se que mi bebé aun es muy pequeño para someterse a ese tipo de pruebas pero necesito hacerlo para quitarme esta duda de lo contrario el día que mi hijo me pregunté por su padre no sabré que contestarle.

El parto ha sido difícil, duele demasiado traer un ser humano a la tierra, gritaba, lloraba y hacia de todo para soportar el dolor, los doctores me decían solo que no parara de pujar a lo que obedecía para que mi pequeño naciera sano.

- Doctor... Ya no soporto - Digo llorando -

- Señora su bebé ya esta por salir, tiene que pujar con toda su fuerza para que termine esto

Comencé a pujar fuertemente y de tanto dolor y frustración un grito potente salio de mi boca en la sala solo se sentía tensión por el parto, mi grito solo duro unos segundos cuando un llanto de bebé hizo que parara.

- ¡Felicidades! ¡Es una princesa!

¡No lo puedo creer! ¡Es una niña! El doctor inmediatamente la acostó en mi pecho después de hacer los procedimientos correspondientes, era hermosa, de ojos verdes y cabello castaño, tenia rastros de David y de Ángel, ella me recordaba a ambos y de todo lo que pase con ellos.

Lloraba al tener a mi hija en mis brazos, nueve meses esperando tu llegada, horas sin dormir pensando en un futuro a su lado y viendo todas sus metas cumplirse.

No deje que me separaran de ella, sentía como mi alma se llenaba de esa dulzura en ese momento, quería estar todo el tiempo con ella, aunque su mirada me recordara a cada instante a Ángel, así tenia sus ojos, dulces y tiernos pero el destino me hizo ver esos ojos por ultima vez tristes y llenos de lágrimas por mi culpa.

Se llevaron a mi hija unos momentos para limpiarla y ponerle ropa y a mi me llevaron a mi habitación. Termine tan cansada que dormí por unas horas pero valió la pena este cansancio que tengo, me dio una nueva compañera de vida.

Horas de descanso que he tenido, lo que me hizo despertar era el sonido de golpes que daban en la puerta, otorgue el paso y era mi padre y mi madre que venían con muchos regalos de color rosa creo que ya se dieron cuenta del sexo de la bebé. Me abrazaron y besaron demostrando toda la felicidad que sentían al ser abuelos primerizos y de que seria la tercera sucesora de la familia Levine.

Toda la gente se pregunta: si ella le fue infiel a su marido con el padre de este ¿Cómo la perdonaron sus padres? La respuesta es que mi padre nunca supo alejarme de el, me fui por un tiempo de Miami después del suicidio de Ángel para reflexionar las cosas, me sentía culpable de su muerte aunque si sea la verdadera culpable. Mi padre lloraba al ver que su única hija no estaba con el al igual que mi madre y mas al enterarse de que un bebé venia en camino a través  de un mensaje de texto y una fotografia de los análisis clínicos, me suplicaron que volviera a casa y que mi error sería perdonado, lo hice y ellos no me han reprochado nada. He tratado de hablar con la mamá de Ángel para que conociera a su nieta pero no responde, tiene derecho, yo le arrebate a su esposo y a su hijo en un solo día, ella evito a que yo fuera al funeral y al sepelio de mi esposo, obedecía la indicación que ella daba para evitar un conflicto y me siento bien de haberlo hecho. Trato de visitar a Ángel lo mas que pueda, los fines de semana no lo hago para evitar ver a Anddy a Joe y a la señora Aitana, ellos me odian y tienen varios motivos, verdaderos. Se preguntaran qué paso con el padre de Ángel, bien esta prófugo de la justicia por el homicidio de Fernando y ahora su culpabilidad de corazón por el suicidio de Ángel, en su alma carga dos muertes, dos almas en pena, no entiendo cómo logra vivir así espero y pronto encuentre resignación.

Ellos estaban emocionados de conocer a su nueva bebé mientras esperábamos a su llegada a la habitación aproveche para hablar con ellos de algo que quiero hacer o en realidad voy a hacer.

- Papá, mamá... se que sonará un poco precipitado lo que quiera decir pero necesito su opinión al respecto.

- Claro mi amor dinos - Dice mi madre que toma mi mano -

- Mi error trajo a un ser indefenso a la tierra, soy una loca que hizo daño a varias personas en especial al que esta ahora tres metros bajo tierra.

- Xitlali te pedimos no repetir eso nunca mas - Dice mi padre un poco molesto -

- Es la verdad papá, amenace de muerte e intenté matar a su amiga.

- ¿Y eso que tiene que ver con lo que nos vas a decir?   

- Nació mi hija y ya es hora de saber quien es su verdadero padre

- ¿Qué estas diciendo Xitlali? - Dice mi mamá confundida -

- Voy a hacerle un estudio de ADN a mi hija

- ¿Qué? - Dice mi padre enfadado -

- Se que es muy rápido pero necesito saber eso para el bienestar de mi hija

- Ni siquiera ha cumplido el medio día de nacida y tu ya quieres someterla a pruebas genéticas

- Tenlo por seguro que si mi hija no sabe quien es su padre va a ser peor

- Y sabes dónde vas a conseguir las muestras para la prueba

- Solo tengo la de Ángel

- ¿Y la del papá de Ángel? - Dice mi mamá cruzada de brazos -

- No va a ser necesaria mamá

- ¿Por qué?

- Porque solo haré la prueba con la muestra de ADN de Ángel y si en dado caso de que el no sea el padre se que es David.

- Y de seguro lo vas a buscar para decirle que el es el papá de la niña

- No papá, el no va a saber sobre la niña, puede pasar algo

- Yo sigo con que no es buena idea hacer esa prueba - Mi mamá comienza a enfadarse -

- Si tu estuvieras en esta posición lo hubieras hecho mamá



Esmeralda Esparza

Editado: 10.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar