Unus Mundus "Conectados A Través De La Mente"

Tamaño de fuente: - +

La segundaría 5

Te noto inspirada y con un lindo estado de humor Beth.

Así es, ¿Te recuerdas de las imágenes de los pasillos?

Si me acuerdo de ellas, también he visualizado algunas – como digo, por raro que parezca, Elian y yo éramos capaces de visualizar algunas cosas, era como cuando hablábamos juntos, pero en vez de hablar era visualizar.

¿No tienes alguna idea de qué lugar podría ser?

La verdad no, por lo que has dejado ver es un lugar con personas muy jóvenes, nada en particular.

Hay muchos cabos sueltos en las imágenes, hay veces que son muy borrosas y otras muy claras.

Tienes razón, pero las borrosas casi no las percibo, tú eres la que se lleva la mayoría de las visualizaciones.

Y tú te llevas la mayoría de las conversaciones.

¿Me está tomando por charlatán señorita Jones?

Me sentía cohibida, por tonto que fuera. Elian no podía verme, pero su voz era lo suficiente para lograr mover mi mundo, su voz era suficiente para que mi cuerpo reaccionara a él, era clara, fuerte y no puedo negar que era extremadamente hermosa y dulce. Así que cuando su tono cambiaba como el de ahora para comportarse como un caballero, hacía que mi pequeño corazón ardiera.

¿Yo, tomarlo por charlatán? Eso nunca señor Elian, déjeme decirle que su voz es la única fuerza capaz de levantarme de mi cama todos mis días.

Eso es porque tienes el sueño pesado y siempre termino gritando – no tenía manera de borrar la sonrisa que crecía en mi rostro, él siempre me mantenía de esa manera, feliz por sus palabras.

Eso no lo negare, adoro dormir.

Así como adoras mis maneras de levantarte dormilona.

Eso tampoco lo negare.

 

Era otro día, para especificar era martes, así que era un martes el cual ya casi iba llegando su hora de almuerzo. Estaba en clases de taller, era una de mis clases preferidas ya que mi talento en el dibujo me dejaba destacar, como era el caso de hoy. El profesor nos pidió crear un dibujo a mano alzada, con la temática o gusto que quisiéramos. Así que me encontraba inspirada dibujando un lindo colibrí succionando polen de un hermoso lirio, lo sé, era la flor de mamá, tome su recuerdo como inspiración y el profesor al ver mi trabajo tan meticuloso y extremadamente cuidado de los detalles, lo tomo y lo presento a toda la clase como el mejor trabajo del día. Me sentía orgullo de mi trabajo y de mamá, porque ella era una artista y me enseñó a ser las mismas maravillas que ella era capaz de crear.

Así que el mejor de la clase, me siento orgullo Beth.

¿Qué cosas dices? Yo me siento orgullosa de tu capacidad de quedarte callado más de 45 minutos – me estaba burlando de él, llego a un punto de hablar tanto que me tenía desquiciada y tuve que callarlo.

Para mí defensa me encontraba aburrido y tú eres la mejor opción de salir de ese estado.

Soy tu entretenimiento ¿Eso soy para tí? – lo estaba tomando por el pelo, yo también podía entretenerme.

No hablo de esa manera Beth, lo sabes.

Si ya, no te preocupes – al decir eso, la campana del almuerzo sonó – Tengo que almorzar ¿Me acompañas?

Encantado.



E.D. Umaña

Editado: 10.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar