Vampire Killer: El Duelo final

Tamaño de fuente: - +

Salvemos el mundo (Capítulo 25)

¡Hola a todos los lectores!. Este es el último episodio de la mini saga del pasado. Es un episodio bastante largo donde pasan muchas cosas. ¡Espero que lo disfruteís tanto como yo cuando lo he escrito!.

 

SALVEMOS AL MUNDO (CAPÍTULO 25)

 

La lluvia caía con fuerza, mientras el agujero que había encima del cielo se hacía cada vez más grande. Seth y Talos seguían su combate arriba del techo del castillo que estaba medio destruido, no solo tenían que esquivar sus ataques si no también los relámpagos y rayos que caían cerca de ellos.

Ra sonreía mientras el aura oscura rodeaba su cuerpo, y la gente que estaba cerca era absorbida por el agujero que había en el cielo, eso hacía que el poder del maléfico brujo creciera cada vez más.

Nadie miraba a su adversario tenía que acabar con él lo antes posible o ni él podría derrotarlo, por lo que juntó sus manos y comenzó a recitar unas palabras en un idioma inteligible y la gran bola de energía que había creado comenzó a esparcirse poco a poco y formar diminutos rayos que fueron lanzados por el ser de otro mundo.

Incluso el brujo maléfico se quedó sorprendido y la barrera que había creado no sirvió de mucho y los rayos aparecieron por detrás de él, pero esté se movió a una gran velocidad y empezó a saltar esquivándolos, las explosiones se sucedían y pero el con su agilidad conseguía evitarlos.

 

En ese instante cuando creía que había conseguido evitar todos los ataques de su adversario Nadie se movió a una gran velocidad y se puso delante de Ra y extendió su mano al pecho de su maléfico enemigo, una luz verde salió de su mano y ella se comenzó a introducir en el cuerpo del brujo.

Su aura cambió de color y empezó a hacerse verde como la luz, Ra comenzó a gritar de dolor. Samantha que estaba luchando con su amigo del pasado, notó como el hechizo que rodeaba el aura de Malco, viendo un resquicio comenzó a concentrarse, y pequeños flashbacks de cuando eran niños.

Eran los cuatro inseparables, las risas, los lloros, y la amistad de los cuatro amigos aún podía notar el agua fría del estanque donde se bañaban cuando eran pequeños, las noches encima del gran árbol de roble blanco, las noches de historias por crear un mundo mejor.

 

Las lágrimas de la joven caían por su rostro, mientras apretaba los dientes del dolor que sentía en ese momento porque ahora eran enemigos y tenía que terminar aquello para que lo que ellos habían soñado se hiciera realidad.

Samantha abrió sus manos como si pudiera tocar el sol con ellas y un resplandor lo iluminó todo, y se sintió en el ambiente el hechizo maléfico que Ra había lanzado sobre su amigo se había roto y la oscuridad se había roto.

Sus ojos volvieron a ser humanos por un instante mientras lloraba como minutos antes había hecho la chica de color y pelo rizado.

-¡Gracias Samantha!- la abrazó

En esos instantes el alma salió de su cuerpo y subió al cielo dejando un cuerpo inerte y su amiga estaba devastada por lo que había tenido que hacer. Poco después el cuerpo se convirtió en piedra y cayó contra el suelo rompiéndose en mil pedazos para después desaparecer.

 

Pero de repente una explosión sacudió todo, Samantha tuvo que saltar para que la tierra no la engullera, mientras la ciudad era engullida por completo. Incluso el castillo donde estaban luchando Talos contra Seth empezó a venirse abajo, los dos cayeron, mientras las torres donde los adversarios estaban luchando se derrumbando.

 

El seguidor de Ra cayó al fondo, mientras Talos comenzó a saltar por los ladrillos que se dirigían al interior de la tierra y poco a poco se movió de un lado para otro hasta conseguir salir de allí, todo había cesado pero el pobre había quedado herido y con la ropa destrozada. Samantha lo esperaba ella estaba cansada también, pero no tenía tantas heridas como su amado.

Se dieron un cálido beso y se abrazaron, parecía que todo había terminado no notaban el aura de su ex amigo, lo que si podían notar era la de Nadie había bajado mucho.

-¿Y los demás?- preguntó Talos

- ¡Han podido salvarse!. ¡También han salvado a bastante gente de la ciudad!.- contestó la chica

- ¡Tenemos que ir a ver a Armon!. Su aura está muy debilitada

-¡Vamos!

 

Se movieron lo más rápido que pudieron hasta llegar donde estaba Armon en el suelo, renqueante del cansancio.

-¡Armon!. ¿Te encuentras bien?

- … - no contestó

 

Delante de ellos había un gran cráter y estaba el cuerpo de Ra en el suelo lleno de heridas, su ropa estaba destrozada, los pantalones se encontraban totalmente desgarrados por abajo y la parte de arriba había sido totalmente volatilizada.

 

Cuando parecía que había terminado y se disponían a cerrar el agujero que estaba en el cielo, los tres notaron que el aura oscura había vuelto y se quedaron todavía más sorprendidos al ver como se levantaba. Nadie no podía comprender como había podido sobrevivir de ese ataque incluso lo utilizó contra hombres de Danko para que su hermano y él pudieran escaparse e incluso había modificado el ataque en el transcurso del combate al enterarse de la habilidad de Ra para borrar su alma.



Sentenzia

Editado: 25.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar