Vampire Killer: El Ojo de Ra

Tamaño de fuente: - +

Ella (Capítulo 9)

 

 

ELLA (CAPÍTULO 9)

 

 

Jessica subió las escaleras y vio que Leo no se había acostado en la cama, estaba sentado en una silla. Ella comenzó a sonreír y pensar que ese chico era todo un caballero.Se fijó que estaba despierto y le dijo que se girase ya que se quería cambiar, y el joven giro su silla y esperó hasta que la chica le avisara.

 

-¡Ya está- pronunció ella.

- ¡De acuerdo!- volvió a girar la silla.

 

 

Ella estaba ya en el interior de la cama cubierta con una manta, solo llevaba unos pantaloncitos cortos (un culotte) y una camiseta. Los dos comenzaron a charlar en voz baja porque en una habitación descansaba la pequeña Lily.

 

 

Ella le explicó que ella era alguien que podía hacer hechizos, sin decir el nombre de bruja ya que no le gustaba nada. Le comentó lo que pasó con su tía, y sobre los hombres que la acechaban, el brazalete y todo lo demás. Ella normalmente no hablaba de esas cosas con gente desconocida ni su amiga Donna ni a nadie que conociera. Pero por alguna extraña razón sentía que podía confiar en él.

 

El joven estuvo escuchando toda la conversación y no la interrumpió en ningún momento. Solo cuando terminó es cuando empezó hablar él.

 

-¡Siento mucho lo de tú tía!

-¡Gracias!

- ¡Puedes estar segura que te ayudaré!

 

 

Entonces él la miró a los ojos y siendo una persona bastante cerrada con todo lo relacionado con él comenzó a contar su historia, no era fácil . Después de todo solo había tenido tres amigos en su vida: Uno apenas hacía unas horas que había muerto, el segundo era su hermano que aunque la explosión del complejo militar podría haberlo matado, pero el sentía que estaba vivo y haría cualquier cosa para traerlo de vuelta.Y el tercero estaba detenido de una prisión de alta seguridad.

 

 

-Como ves todos mis amigos o personas que me importan no tienen un buen futuro. Quizás no sea tan buena idea que te ayude... -Cabizbajo miró al suelo.

- ¡Yo te ayudaré a traer a tu hermano!. Si tú me ayudas con lo de esos hombres ¿vale?-contestó ella

- No quiero que sufra nadie más. Todo el que está cerca de mí...

-¡No digas tonterías!. ¡Arriba el ánimo!

-¡Gracias!

-¡Buenas noches!

-¡Buenas noches!

 

 

Jessica se giró en la cama para poder dormir. Leo solo había sentido verdadero interés por el género femenino una vez. Pero esa chica tenía algo fuera de lo normal no solo es que fuera bella que lo era. Si no su candidez, su forma de ser era algo totalmente nuevo para él.

 

 

No podía dejarla de mirarl mientras dormía y sonreír se sentía en paz.sintió algo parecido siendo adolescente, y le rompieron el corazón cuando se declaró y se burlaron de él. Desde ese instante le costaba entablar relación con las chicas y se encerró en si mismo.

 

 

Aunque había tenido relaciones con mujeres y no era virgen simplemente había sido por cuestiones puramente fisiológicas, nunca lo hizo con alguien que de verdad amara. Por eso era tan raro no poder dejar de ver a Jessica estaba claro que esa chica le producía algo que ninguna otra le había producido. Poco a poco fue dejándose llevar por el sueño.

 

 

En otro lugar Elena y Bárbara apenas pudieron pegar ojo, ya que en la cena Esthela les habló más sobre su misión y les comunicó que tenían que localizar a una chica con una con un brazalete mágico que era de vital importancia para la existencia de las fuerzas del bien. Les explicó que la chica también era como ellas una descendiente de los Sinclair y que una organización de brujos oscuros llamada "El ojo" quería conseguir a esa joven y que tenían que evitar a cualquier precio que lo hicieran.

 

 

Las dos estaban acostadas en literas y no paraban de pensar quien era esa chica y porque era tan importante. De cualquier modo Bárbara estaba decidida a demostrar que era la mejor bruja de su generación. Elena sentía que esta misión era la más importante que había realizado hasta le fecha, estaba emocionada pero también asustada.

 

 

CONTINUARÁ

 



Sentenzia

Editado: 04.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar