Vampire Killer: El Ojo de Ra

Tamaño de fuente: - +

Familia (Capítulo 51)

 

 

FAMILIA (CAPÍTULO 51)

 

 

El rey de los vampiros y los que habían quedado para poder a protegerlo salieron del castillo mientras se acercaban un ejército de vampiros que corrían a gran velocidad donde se encontraban ellos.

 

 

Susana y Jason habían perdido la oportunidad de meterse en el portal y se había cerrado, estaban delante con el príncipe y el rey que esperaban que llegaran sus enemigos, en cuestión de segundos un gran grupo de gente de una parte y otra estaban frente a frente preparados para luchar.

 

-¿Por qué has vuelto Diana?- El rey comenzó a hablar

-¡Hola padre!- contestó la muchacha, mientras tocaba su pelo dorado y sus ojos verdes tirando azules miraban a su familiar.

 

 

La tensión se mascaba en el ambiente, Jason podía notar el aura terrible que tenía la joven que estaba delante de él. La batalla aún no había comenzado y sentía como si ya lo hubiese hecho.

 

-¡He venido a por lo que es mío padre!. El reino me pertenece!

-¡Todo este tiempo pensé que estabas muerta!. ¡Y no has cambiado sigues siendo la misma!.

- ¡Vete al diablo!. ¡Era tú hija!- gritó enfurecida

 

 

Hace muchos años solo existían el rey y su hija eran unos vampiros crueles y sanguinarios que se divertían matando a humanos pero un día Bastian conoció a una chica humana que tenía un hijo de otro hombre que había fallecido por causas naturales.

 

 

Se enamoró profundamente de ella y también empezó a querer a Andrei como su propio hijo, comenzó a proteger a los humanos, ayudarlos y luchar contra otros vampiros. Enrabietada por la abducción de su padre por la humana.

 

 

Planeó matar a su hermanastro, su madre y con un grupo de vampiros que no estaban de acuerdo con lo que estaba pasando planeo un ataque brutal contra ellos y con quien se pusiese en su camino.

 

 

Consiguió matar a la humana pero no así a su hermanastro su padre lo protegió y se enfrentó contra ella en una batalla terrible en la que la chica perdió y quedó muy malherida casi al borde de la muerte.

 

 

Todos pensaron que había muerto pero no lo hizo, estuvo siglos intentando en las sombras destruir el reinado de su padre pero sus planes fracasaban así que planeo una venganza terrible por eso se alió con Johan un vampiro temido en todo el mundo para reunir a unos nuevos "Excluidos" y borrar la paz que tanto quería su padre.

 

-¡Voy a hacerme con el reino! ¡Voy a matarte y voy a ser la reina de los vampiros!- gritó Diana

- ¡Durante mucho tiempo lloré tu muerte!- dijo Bastian apenado

 

 

En ese instante la vampiresa levantó la mano y los vampiros que la seguían comenzaron a luchar contra los que eran comandados por el rey Bastian. Uno de los enemigos intentó atacar a Susana pero saltó y le propinó una patada en la cara saliendo disparado contra el suelo.

 

-¡Soy una Luna! ¿De verdad pensáis que voy a ser vencida tan fácilmente!.- dijo

 

 

Jason también comenzó a golpear a los rivales que intentaban dañarle. Todo el entrenamiento que había seguido con Susana había dado sus frutos, ahora era más rápido, fuerte y con una seguridad muy alta.

 

 

Diana atacó a su padre con una espada pero este sacó la suya y las dos hojas de acero chocaron. Andrei quería meterse en la pelea familiar.

 

-¡No!. ¡No quiero que sufras ningún daño!- exclamó el rey mientras con su mano derecha le indicaba que se quedara quieto.

- ¡No te preocupes hermanito!. ¡Cuando mate a nuestro padre me ocuparé de ti!- se dirigió al príncipe.

 

 

Bastian miraba a su hija y observaba como su espada. Era la misma que él mismo le regaló hace mucho tiempo, una espada afilada, con un rubí en su base.

 

-¡Vamos puedes hacerlo mucho mejor!- se burló la joven

- ¡Sigues siendo una insensata!- comentó el rey.

 

 

El hombre comenzó a atacarla con su espada dorada mientras su hija empezaba a recular por los ataques de su padre.

 

-¡Ríndete!- ordenaba su padre

- ¡Nunca!- Gritó enfurecida la vampiresa

 

 

Ella consiguió evitar los ataques de su padre y coontratacó, y se vio obligado a saltar y apartarse de allí.

 

-¿Qué te parece padre?- sonreía mostrando sus colmillos

- ¡Se ha vuelto más rápida!- se decía a si mismo el rey de los vampiros

- ¡Bueno basta de jugar!. ¡Es hora de ponerse seria!

 

 

Susana estaba golpeando y acabando con todos los que se enfrentaban a ella, ninguno podía derrotarla era un torbellino, que arrasaba todo cuando intentaban dañarla. Jason la miraba con los ojos como platos, no había nadie que pudiese detenerla.



Sentenzia

Editado: 04.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar