Vampire Killer: El Ojo de Ra

Tamaño de fuente: - +

Vampiros (Capítulo 55)

VAMPIROS (CAPÍTULO 55)

 

 

Gabriel miraba al hombre de color que tenía el pelo rasurado excepto una pequeña coleta atada con unas gomas.

 

-¡Imaginaba que al estar la casa abandonada habrían ratas, pero no esperaba encontrarme a una tan grande!- dijo el vampiro español mientras apretaba sus colmillos.

- ¡Te voy a dar una oportunidad Gabriel únete a nosotros!

- La chalada de tu jefa ya lo ha intentado antes intentándome controlar. Yo soy como vosotros que después de tantos años, viene una chiquilla y hacéis lo que ella quiere.

-¿Ah no?. ¿Entonces porque has venido a Delania?. ¿No ha sido por una mujer?.

- ¡Creo que ya es hora de terminar la cháchara y arrancarte el corazón!- gritó enfurecido

 

 

El joven salió disparado a gran velocidad contra "el Antiguo" al que intento clavarle sus uñas, pero su rival saltó evitó que ni siquiera le rozara.

 

-¡Parece que he tocado tu vena sensible!- exclamó Senhir sonriendo.

- ¡Cállate!- Y empezó atacar con furia a su enemigo que evitaba todos los ataques del español.

- ¿Aún estás enfadado porque yo me opuse a darte permiso para vengar a tu padre?.

- ¡Tengo que tranquilizarme!- se decía a sí mismo, mientras apretaba las manos.

 

 

Lamentablemente para Gabriel era cierto, él era uno de "los Antiguos" que más se opuso a que el joven de ojos oscuros tuviese su venganza con las personas que asesinaron a su padre. Tiempo después viajó por el mundo intentando encontrarlos, sobre todo a la mujer que destrozó su corazón traicionándolo cuando le confió su secreto.

 

-¡Ella aún vive!. ¿Quieres que te diga dónde está?- dijo divertido el hombre

- ¡No me interesa nada que venga de una sabandija como tú!- contestó enrabietado

 

 

El español volvió atacarlo pero Sirhan evitaba todos los ataques del impetuoso vampiro que estaba intentando tranquilizarse para poder dirigir mejor sus golpes.

 

-¿Ya está?. Te diré otro secreto. ¿No te parece raro que sepa lo de la bruja?.

- ¿De qué hablas?.

- ¡No he venido solo!. Alguien me ha acompañado, eliminando la barrera que tú querida bruja había puesto. Creo que tienen un conflicto personal o algo así. ¡Seguramente ya habrá acabado con ella!.- comenzó a sonreír mostrando sus dientes blancos.

 

 

- ¡Creo que ahora sí que me has enfurecido de verdad!. ¡Nadie toca a Elena!- gritó totalmente enloquecido.

Las venas de la cabeza estaban totalmente hinchadas, sus ojos nunca habían estado más endiablados, incluso su cara era otra totalmente diferente. Lucía como un auténtico demonio.

-¡Acabaré contigo y la salvaré!-

 

 

Sirhan vio como la velocidad del vampiro al que se enfrentaba era totalmente diferente, mientras cada vez le costaba más esquivar los ataques de su adversario. Las uñas del español se acercaban cada segundo más a él.

 

 

La expresión de Sirhan ya no era tan sonriente, estaba pasándolo verdaderamente mal porque a cada instante Gabriel se hacía más rápido y peligroso. Finalmente las uñas cortaron un trozo de la cara del hombre de color.

 

-¡Voy hacerte una cara nueva!.

- ¡Mierda!- El antiguo se tocaba la cara, mientras veía sangre en sus manos.

 

 

Sirhan también se enfureció y sus ojos se volvieron del color de la lava. Hasta ese momento había sido divertido.

 

-¡Como te atreves maldito estúpido!. ¡Voy a destruirte!

- ¡Vas a intentarlo!. ¡Otra cosa es que te salga!. ¡Porque el ganador seré yo!- dijo Gabriel señalándose a él mismo.

 

 

CONTINUARÁ 

 



Sentenzia

Editado: 04.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar