Verano Especial

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 17. Los miedos de Ivy, parte 2

Narra Ivy:
Después de esa escena tan traumatica para mi, me dirigí a mi casa, Alex, Alberto y James parecían cansados, pero estaban aun enfadados, me dirigí donde estaban ellos para que parasen se pelear y en ese momento dirigieron los tres una mirada de desprecio hacia mí y yo sin entender por que.
--¿Qué? ¿Qué pasa?-- Dije nerviosa 
--Tu sabes que pasa-- Dijo Alex 
--Cristina nos ha contado lo que ha pasado--Comentó Alberto
--Cómo has podido hacerlo?--Añadió James
--Pero vosotros sabíais que era lesbiana--
--Sí, y nos arrepentimos de ser tus amigos-- Dijo James
--Esto debe ser una pesadilla--
--No nos llames más, para nosotros ya no existes, vamonos de aquí chicos--Dijo Alex pasando por mi lado y dándome un empujón, al igual que los demás, triste me giré para asimilar todo y vi... es que no puede ser, de la noche a la mañana no pueden cambiar tan rápido, vi a Cristina besándose con Aarón en un árbol.

Subí a mi casa y vi a mis abuelos en su cama, parecían mareados.

--Qué ha pasado?--
--Oh cariño, tu abuelo esta empezando a olvidar cosas y yo me encuentro mareada--
--Cómo? Haber problemas de uno en uno porfavor, ¿que le pasa al abuelo?--
--Esta empezando a olvidar cosas, me ha confundido con su hermana--
--¿Qué? ¿y que han dicho los médicos?--
--Ahora vendrán, me das un vaso de agua porfavor?--
--claro, ahora voy-- yendo hacia la cocina sonó el timbre, abrí y eran los médicos.
--Hola venimos para...--
--Sí sí, están en la cama, pasen porfavor-- no les deje terminar por miedo a que les pasara nada, entraron y vieron a mis abuelos, yo esperé fuera preocupada por mis abuelos ya que me dijeron que esperara.
--Señorita su abuela esta muy enferma del corazón, ah sufrido algún ataque del corazón antes?--
--Sí, hace dos meses fue el primero y la segunda fue hace una semana exacta-- le respondí preocupada 
--Bueno pues le aremos informes médicos cuando llegue al hospital, tiene que estar ingresada unos dias--
--De acuerdo, lo que usted mande doctor, ¿y mi abuelo?--
--Su abuelo sufre principios de alzheimer, es bastante común en las personas de tercera edad, es importante que este con él y le recuerda quien es el, usted y las demás personas u objetos--
--madre mía, gracias doctor--
--Ahora vendrá la ambulancia--
--Gracias--
El doctor se fue a esperar a la ambulancia, mientras que yo entraba en la habitación de mis abuelos 
--¿Estoy muy mal?--
--No, que va--
--ya...nunca has sabido mentir Ivy--
--Abuela...--
--Cuida de tu abuelo, yo voy a estar bien--
--Perdonad, ya esta aquí la ambulancia--
--No dejes de ser tan buena Ivy--
Con tristeza me despedí de mi abuela, iba a ir con ella, pero ni abuelo me necesitaba más, así que cuando se fueron me quede con él.
--Ivy, ¿te puedo pedir un favor?-- 
--si claro, ¿que quieres?--
--Qué seas feliz, es lo único que te pido, se feliz, yo tengo comienzos de alzheimer, pronto no me acordaré de nada, ni de quien soy, ahora que aún puedo acordarme de ti, solo te pido que seas feliz--
--lo intentaré abuelo, pero no es fácil--
--nada en la vida es fácil, pero hay que saber llevarlo--
Un silencio incomodo y triste inundó toda la habitación, hasta que mi abuelo habló
--Ve a la fiesta--
--¿que?--
--Ve a la fiesta de la señora Clara, porfavor, mira aquí tengo la invitación-- Dijo sacándola del cajón de su derecha, me la enseño 
--Ve a la fiesta, porfavor intenta divertirte aun que sea un rato por nosotros--
--¿pero como voy a divertirme en vuestro estado?--
Mi abuelo se levantó sin decir ni una palabra más, cogí la invitación y pensé en todo lo que podría pasar y se me pasaron las ganas de ir, ¿porque hoy todo esta al revés?

Tome una decisión, seguramente la más estúpida de toda mi vida, pero lo hice, le dije a mi abuelo que iría a la fiesta solo una hora, y se puso muy contento.
Me puse un pantalón negro largo, con una camisa blanca, me dirigí a la fiesta, así que la puerta me la abrió la señora Clara, parecía que no había oído nada de lo que pasó.
--Ivy, que alegría, ven pasa-- me invitó a entrar, ahí lo primero que vi fue a los tres hablando como si nada, y parecían muy felices, luego escuché risas detrás de mí que me impulsaron a mirar, eran unos antiguos amigos que hacía tiempo que no los veía, junto con Cristina y Aarón. ¿Se estaban riendo de mi o me lo parecía?
--Ivy, ha llamado tu abuelo-- Me dijo la señora Clara muy preocupada
--Qué ha pasado?--
--La ambulancia donde llevaban tu abuela ha tenido un grave accidente--
--¿Qué? ¿Donde esta?-- 
--En la curva de la esquina, ten cuidado!--
Me fui corriendo, tan rápido que no alcance a oír lo último que me dijo, cuando más me acercaba más me dolía mi corazón y veía un montón de gente con tres coches de policía y dos ambulancias.
--¡Abuela!-- Grité y me acerque 
--Perdona pero no puedes acercarte más Ivy--
--¿Cómo sabe mi nombre?--
--Lo siento pero ahora mismo no te lo puedo decir, por favor apartense--
--¡Abuela! ¡Abuela!--Grité hasta quedarme afónica.
--¡Ivy! ¡Ivy!-- parecía la voz de mi abuela, pero la sentía muy cerca de mi.
--¡Ivy despierta!-- Abrí los ojos...Estaba durmiendo! Era una pesadilla! Uf... menos mal
--Ivy cariño, has tenido una pesadilla?-- Me puse sentada en mi cama, intentando asimilar todo lo que había ocurrido.
--No sabes tu bien...Abuela, ¿que tal con tu ataque cardíaco?--
--Hace una semana que no me viene, creo que tendré que ir al medico para asegurarme--
--Vale pero nada de ir en ambulancia, te llevo yo--
--Cariño eres un sol, de acuerdo, me llevarás tu-- Decía mientras entraba en la otra habitación delante de la suya.



Heart Moon

Editado: 24.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar