Verdad o reto

Tamaño de fuente: - +

Verdad

Mis pensamientos vagan entre el extraño chico De negro que besa como un jodido Dios y el ambiente de la discoteca , luces parpadeantes , música a  tope y los excéntricos bailes .

— ¡esto es  la ostia tíos!- grita contagiado por la atmósfera de fiesta,  Yago uno de mis amigos .

Después de ser empujado por el chico de negro en el Instituto mis dos amigos  Yago y teo me adentraron en este absurdo lugar según ellos como compensación .

— bueno entonces sigan divirtiéndose - digo mientras tomo mi chaqueta y me levanto de la silla con el objetivo de irme .

— ¡oye  no digas chorradas ! ¡tío vuelve aquí!- exclama Yago cuando ve que me alejó de la barra .

Agitó mi mano como despedida y me encaminó a la salida . El lugar esta tan colmado de personas que me es difícil mantener el equilibrio, sumado a esto un tipo gordo choca contra mi lanzando mi cuerpo a un costado . Me Estrelló contra una mesa derramando los tragos encima de ella en el proceso  .

Antes de que siquiera pueda recobrar mis sentidos , tiran de mi camisa y soy aprisionado contra la pared . Un hombre con mirada asesina , cuerpo fornido y aura intimidante dirige su puño hacia mi cara , cierro mis ojos involuntariamente  ,sin embargo, el golpe y próximo dolor nunca llega  .

Abro mis ojos súbitamente intrigado por el rumbo de los acontecimientos . Una delgada mano sostiene el puño del hombre impidiendo la colisión en mi rostro , giro mi cara para descubrir a la persona que me salvó la vida . Mis latidos son descontrolados y tan fuertes como truenos , el chico De negro a quién bese hace unas horas resulta ser mi héroe sin capa.

— le conozco tío . Además , no fue su culpa - el chico le habla en tono frío al gigante hombre , el cual inmediatamente retira su brazo y asiente con la cabeza volviendo todo a la normalidad .

El hombre regresa a la mesa con sus amigos . Mis latidos son acelerados debido a la vergüenza que siento por esa razón quiero salir corriendo ,no obstante , el extraño chico aún se mantiene a mi lado sin ningún amago de moverse .

— sígueme - rompe el incómodo silencio con esa única palabra , luego se dirige a la salida .

Voy detrás de él en silencio , no puedo negar que me siento un poco incómodo e intimidado pero no puedo evitar que mis pies se muevan en su dirección .

Abandonamos los bullicio y atmósfera de la fiesta, encontrándonos en este momento frente a frente en un callejón desolado . El chico lleva un cigarro a su boca y lo enciende , el lugar se llena de humo y el desagradable olor .

—  No deberías fumar - no se cuando ni por qué estás palabras salieron de mi boca pero al parecer ha él no le agrandan mucho , me da una mirada penetrante y sonríe a medias .

— es así - el chico extiende el cigarro hacía mi .

Lo miro interrogante y él hace lo que parece señas para que lo tome , no puedo evitar fruncir mi ceño con desconfianza ante su acción . Sin embargo , no se porqué  estiró mi mano con el objetivo de tomar el cigarro . Una ardiente sensación se apodera de la palma de mi mano . Mierda Daniel lizán acabas de ser quemado con un puto cigarro .

La rabia me consume y me preparó para lanzar crueles ofensas  a mi agresor pero antes que pueda levantar mi rostro soy jalado de mi camisa , el chico se pone se  pone de puntillas y estampa sus labios con los míos . Un beso apasionado liderado en la mayor parte por mi se hace presente entre los dos , nuestras lenguas y labios pelean agresivamente,   el calor se concentra en nuestros cuerpos . Jadeamos desesperados por aire  después de terminar el beso un instante más tarde el chico me sonríe de forma encantadora y habla en tono amable  .

— mi nombre es Alexander -hizo una breve pausa - y  no me gusta que me den órdenes , no olvides ninguna de esas dos cosas - sus mejillas traían con sigo un brillo rosado encantador  al momento de decir esto .



Soyuka .L

Editado: 18.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar