Viendo más allá de ti.

Tamaño de fuente: - +

Debo encontrarla.

En esos momentos Dave ya estaba completamente seguro que esa chica, que aunque inexplicablemente, era Molly Bennett. —Debía encontrarla, pero ¿Por dónde empezar?

Definitivamente parecía que el mundo le estaba jugando alguna broma pesada, pero eso que más daba, ella se encontraba con vida.   

Cuando se dispuso a salir, se encontró con lo que parecía ser la cartera de ella, la había asentado en una mesa en el pasillo. Tenía en cuenta que estaba mal revisar las cosas de otros, pero en este caso, debía hacerlo para poder saber dónde podría estar. La abrió para ver su contenido, pero sorprendente mente no tenía tarjetas de crédito ni licencias o algo por el estilo, lo que es común para las personas tener ese tipo de cosas en la cartera. Sin embargo... Al revisar en uno de los tantos compartimientos, halló una tarjeta doblada por la mitad. La tarjeta pertenecía a un club nocturno. Dave cerró los ojos pidiendo que no sea lo que él pensaba. Salió esta vez sí del departamento, subió a su carro y condujo hasta la dirección que tenía la tarjeta. Se estaciona una cuadra del local. —Espero en verdad no sea lo que estoy pensando, además, ¿Qué hago aquí?, no quiero verme como un acosador pervertido.— Paso una hora y nada que la chica aparece. —Supongo que solo me lo imaginaba. — Coloca la llave y enciende el auto, cuando a lo lejos un carro plateado se estaciona en la puerta del club, Dave observa, y ve como una persona de talla grande baja y detrás de el una figura delgada, con un vestido algo corto, era ella, todavía tenía las heridas y se le notaban a simple vista, el hombre que bajo antes de ella, la agarra bruscamente del brazo y tira de ella metiendo la dentro del local.  

Dave baja y se aproxima para verificar que al menos no le hagan daño. Al ver que todo iba bien, se aleja hasta llegar a su auto y se va. 

Hace memoria de que Víctor su amigo iría a las 8 por el para salir, toma esa situación a su favor y marca su amigo para decirle donde saldrían.—Hola amigo!, no se te olvide que hoy saldremos. 

Víctor al escuchar lo que dice su amigo, frunce el ceño confundido.— ¿Quién eres y que le hiciste a mi amigo?

Dave ríe por el comentario y luego indicó el lugar donde irían. —Iremos a un club. 

—Bien amigo ahí te veo en 3 horas. 

Cuelga y conduce. 

Ya casi daba la hora de ver a su amigo en aquel lugar

Ya casi daba la hora de ver a su amigo en aquel lugar. Conduce mientras en su mente pasan escenarios de como llegaría o hablaría con ella. —¿Qué le diría? hola mucho gusto, soy Dave tu novio, tuviste un accidente y te vi morir, pero estas aquí!— Con su mano se golpea la cabeza, pues no quería asustarla con sus preguntas o lo que sea que pase.

A su llegada Víctor ya estaba afuera esperando a Dave, se aproximan a la fila para poder entrar, les dan paso y  caminan hasta llegar a una mesa. La música los rodeaba,  chicas bailando sobre un escenario, meseras yendo y viniendo, pero sin algún indicio de Molly.

  — Te puedo hacer una pregunta?— Le dice Víctor a su amigo.

 — Sí, adelante.— Responde sin dejar de estar atento en ningún momento.

  — ¿Por qué esté lugar?  — Lo observa. — Digo, tú no eres de estos sitios.

  Y Antes de que pueda responder, algo lo interrumpe.

  — Atención, Con ustedes Violet!!

Un humo se extiende, lo que ocasionaba que sea imposible ver por un instante. Se desvanece el humo logrando ver la figura de una mujer, quien aparece en escena y comienza a bailar, los hombres dejan de ver a las demás bailarinas y se quedan contemplándola.

 Se desvanece el humo logrando ver la figura de una mujer, quien aparece en escena y comienza a bailar, los hombres dejan de ver a las demás bailarinas y se quedan contemplándola

Dave no creía lo que estaban viendo sus ojos, era ella con una peluca y ropa exótica,cogió el vaso de wisky y lo bebió de un solo golpe. 

—Ahora vengo, iré al baño. —Le dice a Víctor.

El show duro alrededor de 5 minutos y ella volvió a camerino. Dave no puedo evitar ir a buscarla. 10 minutos después ella sale y va hacia en la parte de atrás del local, sale para fumar un cigarrillo, él sale discretamente y la observa como rebusca dentro de su bolsa algo para encender su cigarro.

—Ten, toma el mío. — Le dice ofreciéndole un encendedor, pretexto perfecto para entablar conversación, al menos eso pensó.



Michivenus18

#2932 en Thriller
#1671 en Misterio
#11294 en Novela romántica

En el texto hay: romance, misterios, tristeza y amor y dolor

Editado: 23.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar