VÍnculos

Tamaño de fuente: - +

capitulo 3

Lo primero que vio al entrar en el recinto fue que habían pintado los casilleros, ahora eran de color rojo y verde, mucho mejor que ese aburrido gris. Camino los veintiséis pasos que habían de la entrada a su casillero, saludo a Sophie y a Louis que jugaban en el pasillo, se acercó a su maestra y le entrego una manzana que había tomado antes de salir de casa, la verdad estaba contenta esa mañana, pero al llegar a su casillero la sonrisa se le evaporó, se decepciono, de todos los casilleros en la escuela el suyo era el único que no habían pintado, ¿cómo era eso posible? Tardo un segundo en digerirlo, pero luego se limitó a sacar sus libros y a dirigirse al aula de clase.

Una vez entro se dirigió a su asiento justo en todo el centro del salón, dejo su mochila en el respaldo y saco su libro de ciencias, aun no se decidía por algún proyecto, había investigado sobre los proyectos de los años anteriores y los estándares eran muy altos, al menos para los que se proponían obtener un premio. Estaba leyendo la página que hablaba de la fotosíntesis de las plantas cuando escucho varias risitas a su espalda, se giró para ver a Missi y su numeroso grupo de amigos riéndose a carcajadas, supuso que estaban contando chistes, por lo que los saludo desde su silla y pregunto si se reían sobre el vídeo que aparecía en YouTube sobre un perro sacando la lengua cuando le acercaban un plato de vegetales, lo había visto, se había vuelto viral en el verano y a ella le parecía gracioso, claro eso no venía al caso pero en ese momento a ella le pareció que tenía todo el sentido del mundo, ya que luego de las vacaciones siempre se cuentan las anécdotas de cosas que vieron o hicieron. Pero los niños solo aumentaron el sonido de sus risas al oír la pregunta, dejando a Helena muy contrariada, pero antes de que pudiera decir algo escucho el saludo de la maestra.

-—Buenos días niños.

-—Buenos días señorita Miller- contestaron los niños poniéndose de pie.

—Tomen asiento. Es un día muy importante, les preguntare sobre los avances de su proyecto.

Helena se preocupó, si la maestra le preguntaba no podría responderle. Escucho como llamaban Louise, Missi, Sophie, incluso cuando llamaron a Tom el distraído, él supo dar avances sobre su proyecto.

—Helena... Helena ¿pasa algo? —-La señorita Miller la miraba expectante- ¿escuchaste lo que dije?

—Perdón, ¿qué dijo? —Sus compañeros se burlaron en voz baja, Helena se avergonzó de su tan poco usual falta de enfoque.

—Te pregunte cual era tu proyecto para la feria de ciencias... — El glorioso sonido de la campana interrumpió a la profesora. Todos los niños vitorearon y salieron corriendo a recreo, todos menos Helena, ella se aproximó al escritorio de la maestra.

—Tengo una pregunta maestra.

—¿Y cuál es?

—Sucede que no he podido decidirme por un proyecto, es que quiero hacer algo interesante, no solo una maqueta de arte, quiero investigar.

—Bueno eso es para cursos más avanzados, pero sé cuánto te gusta estudiar ciencias, así que te daré un consejo, investiga sobre las plantas y su proceso de crecimiento, ya sabes, escribe sobre como la cuidas y cómo se comporta. Te aseguro que de esa forma estarás en la vista de los jueces.
 

 

 

 

 

 

 



Ingrid P.J

Editado: 19.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar