Virgo: La Asesina

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 7

CAPÍTULO 7

 

 

Virgo se encontraba en la cama durmiendo, cuando la puerta de su habitación se abrió de par en par, alguien se estaba acercando y de repente la joven giró sobre el lecho y apuntó con una pistola automática.

 

-¡Buenos días Virgo!- reconoció enseguida la voz era Tauro

- ¡Tauro!. ¿Qué quieres?. ¡Podría haberte matado!

- ¡No lo creo!. No has sido lo suficientemente rápida si hubiese querido matarte ya lo habría hecho. ¿No te enseñamos Scorpio y yo que se tienen que tener los cinco sentidos agudizados aun durmiendo?. - él también la estaba apuntando a ella en la oscuridad.

-¿A qué has venido?. Vine a decirte que hay una nueva misión.

-¡Ya estoy en una!. ¿Por qué no mandas a otro?

- No te robará mucho tiempo además tú eres la que se encuentra más cerca, los demás están en diferentes misiones como ya te comente. Se trata de asesinar a un senador de California.

-¿Cuándo?.

- ¡Hoy!. Dentro de 5 horas y 40 minutos más o menos. ¡Date prisa!. Por cierto Henry ha muerto en la misión.

 

 

Lejos de allí John había entrado en el antiguo edificio, parecía que había sido hace muy poco que había dejado su empleo, pero la verdad es que ya habían pasado varios años pero la verdad es que no había cambiado tanto aquello.

 

 

Se dirigió a la oficina de su antiguo ex jefe y amigo pero de ella salió una mujer de pelo oscuro y largo, piel blanca, ojos verdes tirando azules.

 

-¡Hola John!

- ¡Elsa!

- ¡Hacía tiempo que no nos veíamos!. Sí buscabas a Edward está de vacaciones yo me estoy ocupando de proteger al senador personalmente además tengo un equipo de 5 grandes profesionales.

¿Has visto todos los puntos ciegos?- preguntó el joven

 

-¡Todos!, llevamos más de dos meses reconociendo el lugar para que no haya ningún incidente. ¡Pero se ve que el senador quiere estar 100% seguro y contacto con la CIA para que trajeran a alguien.

-¡Sí por eso mismo me han mandado!

-¡De acuerdo!. Te mostraré el lugar donde estará el senador Wilton Banks y que todo está totalmente controlado. ¡Pero de todos modos te lo enseñaré!. ¡Mi coche está por allí!.

 

 

Los dos comenzaron a andar, ella le miró.

 

-¡Tienes un aspecto horrible!

-¡Gracias!

-¡Siento lo de la senadora!. ¡Es ese de coche gris de ahí!.

-¡Un mercedes no está mal!

 

 

Se subieron a un coche gama media de color gris, con tapicería metalizada y salieron de allí.

 

 

Sin saber que Virgo estaba moviéndose hacía allí, se había puesto una peluca para simular que tenía el pelo castaño, unas gafas oscuras y un pequeño bolso , subió al metro, estaba totalmente concentrada en su objetivo.

 

 

Sacó del bolso un teléfono de última generación donde le mostraba un mapa del lugar den 3d y las salidas además de donde estaban depositadas las armas para cometer el asesinato, con solo mirarlo 2 veces ya lo tenía memorizado en su cabeza.

 

 

Se bajó tres estaciones después y comenzó a andar hacia la salida del metro pero apareció un hombre con una navaja que estaba en el mismo vagón que ella, la había visto con ese teléfono de última generación y se lo quería robar.

 

 

Le ordenó que se metiera en el baño ya que había visto que no había nadie dentro. Primero entró uno y luego otro. Después de 2 minutos Virgo salió pero el hombre no. El hombre que la había intentado robar se encontraba dentro de los servicios en el suelo con el brazo dislocado y el cuchillo clavado en su pierna izquierda gritando de dolor.

 

 

John por su lado había visto las instalaciones del lugar y había hablado con todos el equipo de seguridad, la hora del discurso del senador se acercaba. La gente empezaba a amontonarse en los alrededores del hotel.

 

-¿Qué me crees?. ¡Lo tenemos solucionado!

- ... -él no contestó y se quedó dubitativo

-¡Te tengo que dejar!. ¡Me solicitan en otro lado!.

 

 

El agente de la CIA, estaba empezando a sudar no había tomado en todo lo que llevaba de día nada y lo estaba empezando a pasar mal, la cabeza le daba vueltas necesitaba tomar algo para calmarse, ya había empezado el discurso del senador.

 

 

En ese instante se escuchó un disparo y la gente comenzó a gritar y dispersarse , vio que el cuerpo del senador se encontraba en el suelo cubierto de sangre con una bala en la cabeza, dos nuevos disparos crearon el pánico originando que el público corriera en todas direcciones. originando el cáos, se fijó que había un niño de uno 8 años que lloraba se había perdido y buscaba a sus padres, cogió al pequeño en brazos mientras l . Se acercó a un pub que había cerca de allí a duras penas con el niño.



Sentenzia

Editado: 03.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar