Virgo: La Asesina

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 4

CAPÍTULO 4

 

 

Virgo se había escondido era algo extraño, ese chico le había hecho hacer algo que no le ocurría durante mucho tiempo, casi que no se acordaba. Se metió en la cama y comenzó a soñar pero todo lo que pasaba en su sueño era realidad. Más que sueños eran recuerdos pasados apegados en su subconsciente.

 

 

Su madre la había tenido soltera, ella fue concebida una noche de pasión, con un militar de Estados Unidos que estaba destinado a España lugar de nacimiento real de Virgo. Ella la había cuidado desde pequeña, trabajaba en un pequeño supermercado cerca de donde vivían, era una mujer muy bella de pelo ondulado, oscuro y con unos ojos penetrantes que sin duda había heredado su hija.

 

 

Vivían en un pequeño pueblo del centro, tenían lo suficiente para vivir, pero la mente inquieta de Virgo deseaba tener algo más, vivir una vida más excitante que en un simple pueblo por eso a los 14 años decidió marcharse.

 

 

Viajó durante un tiempo intentando encontrar un sitio donde vivir, un día dos hombres intentaron propasarse con la adolescente, pero una chica apareció y les dio una paliza terrible. Esa chica tenía varios años más que nuestra protagonista, tenía el pelo oscuro y corto y unas mechas de color rojizo, ojos marrones.

 

 

Entablaron amistad primero, para luego tener un sonado romance aunque en verdad era atractiva lo que de verdad le gustaba de ella era su seguridad y control sobre ella misma, finalmente le contó su secreto: era miembro de un grupo terrorista.

Ella cegada por el amor que le procesaba, entró en la organización, fue entrenada pero lamentablemente la policía dio fin a la organización.

 

 

Pero ellas dos escaparon, con la ayuda de un hombre inglés de rostro duro, pelo castaño y ojos verdes al que llamaban Tauro.

 

-¿Quién es ella?- preguntó en Inglés

-Viene conmigo, creo que nos puede ser muy útil- contestó.

- ¡Esa no era la misión Escorpio!

 

Allí la pequeña fue encerrada en un complejo ultra secreto, donde fue entrenada por la misma Escorpión, allí le reveló la verdad. Para ella solo era una chica con la que se acostaba, pero al ver sus cualidades decidió llevársela para volverla en una asesina como lo era ella.

 

 

Ella se negó y aunque fue golpeada, no consiguieron que hiciera lo que le ordenaban, así que amenazaron en hacer daño a su madre. En ese momento cambió y decidió seguir todo lo que Tauro le ordenaba, poco a poco fue borrando su verdadero nombre para convertirse en Virgo: La Asesina.

 

 

Ahora era una mujer segura que controlaba todo. No dejaría que nadie le volviera a destrozar el corazón, se hizo fría, manipuladora y desconfiada. Y solo ansiaba el momento de acabar con Fayna que es como la conoció ella, o Escorpio como se hacía llamar ahora.

 

 

Pasó el tiempo y se dejó llevar por la vida de lujos, dinero y su verdadero ser fue enterrado. Unas horas después ella se despertó ese chico le había hecho sentir como tiempo atrás. No podía permitir que le afectara cuando tenía una misión que realizar.

 

 

Ya solo quedaban 24 horas para que empezara su misión y no podía dejar que nada ni nadie le distrajera, si era necesario acabaría con él.

 

 

CONTINUARÁ 

 



Sentenzia

Editado: 03.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar