Vivir en las nubes

Tamaño de fuente: - +

Epílogo: Infinitamente tuyo

Habían ya pasado unas semanas desde la muerte de Matt. 
Erick, Emy y Mad me han ayudado mucho, y con ayudado me refiero que han estado ahí para evitar que yo me desmorone más de lo que ya lo estoy. Constantemente me invitan a salir y la mayoría de las veces yo me he negado.

Marta la madre de Matt me había invitado a la casa, y después de unas semanas de pensarlo, creí que ella también necesitaba de mi, ella había perdido a su hijo, el amor de mi vida, así que quede en ir a su casa.
Cuando llegué ella me abrazó, se veía mejor a pesar de todo lo que su familia había vivido.

-Pasa Cariño. -dijo haciéndome entrar, trayéndome el recuerdo de la primera vez que vine a esta casa. Llegamos a la sala y me invitó a tomar algo, y empezamos a platicar. -¿Cómo estas querida?

-Yo... Hago lo que puedo por salir adelante yo... Aún no creo que se fue -ambas teníamos los ojos llorosos.

-Anne, sabes que cuentas con nuestra familia, se lo mucho que te quería mi Matías, por eso te invité aquí.

-Señora ¿creé que pueda ir a su habitación?

-Claro cariño, por favor. -dijo- yo debo darte algo antes de que te vayas.

-Gracias -y dicho esto, subí hacia su cuarto, cuando abrí la puerta mis lágrimas no paraban, recordé tantos momentos con él, tantas tarde enseñándole álgebra, esa noche que dormimos juntos, las tardes de charla en su cuarto, y esas veces que me escribía y yo lo imaginaba ahí acostado en su cama, parecía tan real, que casi podía verlo ahí sonriendo. Me acerqué a su escritorio donde estaba su libro de Matemáticas y álgebra, sacandome un suspiro, tenía también otros libro y cds de musica junto con los audífonos que llevo la noche antes de que me pidiera ser su novia. Me senté en su cama y me recosté oliendo el aroma que desprendía su almohada, cerré los ojos y Matt apareció automáticamente en mi mente, mi corazón estaba roto, recordé mis palabras "tal vez el amor no es lo mio", estuve un rato mas ahí, para después bajar para despedirme, su padre ya había llegado también,  me saludó muy cortésmente, pero verlo me hizo sentirme débil, era tan parecido a Matt.

-Anne, nosotros queremos darte algo. -estaba confundida - recuerdas cuando nos platicaron como se habían conocido? -yo asentí - queremos que te quedes con esto -dijo entregándome el portafolio con la laptop de Matt y un sollozo se me escapó. Su madre me abrazo nuevamente y después de tomar el portafolio salí de ahí.  Cuando llegué a mi casa, encendí la laptop para encontrarme una foto de nosotros dos en el escritorio del ordenador. Recordarlo era tan doloroso, entre a la carpeta de "fotos" para ver una por una nuestras fotos y las de mi chico más pequeño. Después apague la computadora y revise el portafolio, tenia ahí algunos papeles de la escuela nada que me llamara la atención hasta que encontre un sobre con mi nombre escrito con la caligrafía de Matt, rápidamente abrí el sobre y empecé a leer.

Viernes 4 de mayo

Querida Annemi pequeña:

No se por que estoy escribiendote estopero aquí me tienes pensando en tia cada momentono puedo pararmi amor ¿que me has hechoTe amo ¿lo sabes noQuiero que sepas y estés consciente de eso siempre mi pequeña. ¿Recuerdas el día que nos conocimosYo estaba pensando justo en esoy quiero decirte algovolvería a estrellar le la computadora a la chica mas gruñona del institutoSi alguien me hubiera dicho que me iba a enamorar de tino le habría creídono estaba en mis planes enamorarmepero aquí estamos ¿no? Quiero que con esto te pongas a recordartal y como yo lo hago¿recuerdas el primer día que bailamosYo ya sentía algo por tipero me negaba a aceptarlo¿Recuerdas nuestras tardes de heladoAmaba más pasar el tiempo contigo que otra cosaincluso más que el fútbol que disfrutábamos ver juntos, aunque tu prefirieras el helado y yo el caféaun así te amé¿Recuerdas cuando reiste cuando dije que viviría en las nubes mi amorPues creeme, te llevaría conmigoalejándote de todospor que me da tanto miedo que te des cuenta lo hermosa que eres y veas que yo no soy suficienteque soy un tonto (tu tontoy te quieras iryo no lo soportaríaTe llevaría para apartar de ti todo el dolor que puedas sufrir, te apartaría para que fueras solo para mi. Mi amorviviría contigo en donde tu quisieraspor que eso es lo que quiero hacerlo sepuede sonar tontoa penas cumplí los 19 y yo estoy completamente de que quiero vivir el resto de mi vida a tu lado pequeñaquiero casarme contigoquiero que seas la mamá de mis niñosquiero despertar todos los días contigono rías por eso, ya se que soy cursi, siempre me lo recuerdas, ¿sabes como se todo esoPor que contigo siento pazme siento completoaún mejor que "vivir en la nubes" es estar contigAnneeres una chica preciosainteligente y ¿sabes que es lo mejor de esoEres míaeres mi pequeñaasí como yo soy tuyomi corazón te pertenece. Quiero que sepas que si en algún momento estamos lejosquiero que sepasque mi corazón sigue contigono importa nada más pequeña
Quizá nunca leas esto, como dije simplemente es la forma de expresar todo lo que siento por ti y que al verte las palabras se van ¿como haces eso? Por eso ahora escribo una carta más, ojala un día tenga el valor de entregartela. Pero en fin. Te amo, siempre estarás en mi corazón.



Im the number four

#12823 en Novela romántica

En el texto hay: romance, romancejuvenil, amor

Editado: 30.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar