Volver a amar

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 3 "No des la espalda"

Digamos que el partido fue un éxito y las largas platicas de Nestor dieron sus frutos ¿y como lo festejamos? Esta vez nada de bares, cero alcohol. Nada mas y nada menos que estamos aparcando frente a un campus de paintball, esto promete ser divertido. Emma y John no nos acompañaron, es entendible ella no puede jugar y John no quiso hacerlo sin su media naranja. Me alegra ver como ese par se llevan bien y finalmente disfrutan de su amor, tras la pérdida de Leslie la prima de John, èl decidió alejar a Emma de su vida. Pero se aman tanto que regresaron y no solo eso seran padres en unos meses y yo sere el padrino. Me encantan los bebes y niños pero no creo tener hijos algún día por el simple echo de que no encontrare la mujer ideal para convertirla en madre, Leslie era la indicada y ya no esta.
Dejo esos pensamientos a un lado, tras cambiarnos con la ropa adecuada y equipamiento necesario para el juego salimos listos para comenzar, somos dos grupos lógicamente, mientras nos explican las reglas paso la vista por los rivales y me encuentro con nada mas y nada menos que la chica llamada Allison, la veo hasta en la sopa. Me observa y no puedo evitar molestarla pongo los ojos en blanco para que entienda que me desagrada su presencia; al parecer le duró muy poco el dolor del tobillo.
Comienza el juego, todos corremos a escondernos en el gran campus. Detras de unos neumáticos veo una de las chicas escondida, no tengo idea si es Sarah o Irene me acerco sigilosamente
-¿has visto a alguno de ellos?- pregunto, voltea a verme y definitivamente no es ninguna de ellas, sus ojos color cafe me observan con cierta molestia, me ignora y da la vuelta, camina en dirección contraria a donde estoy. -¡oye zanahoria!- le grito gira rápidamente
-¡no me digas asi!- se queja. Yo me rio
-descuida no lo digo por tu estatura, sino por tu cabello naranja- aclaro, no es alta por eso puede que confunda mis palabras.
-para que lo sepas no es naranja, es rubio rojizo- corrige aunque no me interesa demasiado. Continua caminando
-no deberias darle la espalda a tu rival- me acerco un poco, vuelve a darse vuelta

-¿que no tienes nada mejor que hacer que molestarme? - cuestiona molesta y en ese instante apunto con mi marcadora y le disparo, ante el impacto de la bola de pintura cae al suelo y no puedo evitar reir, me subo encima de ella
-deberias saberlo- susurro cerca de su oido, por la mascara no logro ver su rostro pero estoy convencido de que esta roja del coraje, me pongo de pie y decido esconderme para continuar el juego.
La partida duro cuarenta minutos y perdimos, termino de quitarme el mono camuflado un chico alto de cabello castaño y ojos verdes se acerca a mi 
-deja de molestar a Allison idiota o te rompere la cara- me amenza cabreado, elevo una ceja
-no la molesto, ni siquiera la registro- me encojo de hombros
-mas te vale por que es mi chica- da la vuelta y se va. Yo lo observo perplejo unos segundos ¿esto en realidad ocurrió? Niego molesto y salgo. Los chicos organizan cenar en casa de Aaron, esta vez decido no acompañarlos. Me despido de ellos y encamino a casa.



Kathee

#1925 en Novela romántica
#561 en Joven Adulto

En el texto hay: amor, conflictos, mentiras

Editado: 07.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar