Volver A Amarte

Tamaño de fuente: - +

Llovizna Gélida 4

Mientras caminábamos entre los pasillos de la editorial puedo sentir lo incomodo del ambiente. Todavía es difícil el asimilar que tengo a Luka en mis espaldas, el saber que soy su editora, pero creo que ese no es el principal problema. El problema radica en que no sé cómo manejar mis emociones y sobre todo a la vez ser totalmente parcial y profesional a mi trabajo. Siento que me asfixio en el camino de mi oficina a la sala de reuniones. Sinceramente quiero salir corriendo y esconderme en alguna bella isla paradisiaca.

Al llegar a la sala todos los departamentos ya se encuentran reunidos. Andrew se adelanta y encabeza la mesa, yo me coloco a su lado izquierdo y Luka a su lado derecho quedando en frente de mi persona.

–Espero que todos estén teniendo un buen día, como ya saben solicite esta pequeña reunión en esta mañana para revisar los avances de cada departamento, así que empecemos. ¿Cómo va las solicitudes en las librerías?

Volteo mi mirada hacia el otro lado de la mesa encontrando a la jefa de ventas, la cual fija su vista en su laptop.

–Muchas de las librerías y centro comerciales han aceptado el nuevo producto, así que se podría decir que la venta y parte de las ganancias podrían estar aseguradas.

–Me parece excelente, ¿Y que me dices tu Marco? – el jefe de márquetin reacciona ante el llamado de Andrew.

–Muy bien, se puede decir que tenemos un publico lector bastante estable con el cual podemos contar para las respectivas compras – Andrew asiente ante las palabras de Marco.

–Y tu Stephen, ¿Cuánto es el numero que calculas para la primera edición?

–Alrededor de 500 copias con un máximo de 600 – en ese momento me concentro en los datos que han dicho los demás jefes y reacciono.

–Eso jamás podría ser posible – en ese momento todas las miradas caen en mi persona – Son demasiadas pocas.

–¿Por qué lo dices Lis? – las palabras de Andrew se hacen escuchar y me volteo a su dirección

–Según Ana, hay un alrededor de 80 % de ventas aseguradas y según Marco hay un publico esperando el lanzamiento, no se puede esperar pocas copias de un libro que ya tiene carácter comercial, además se sabe que las librerías terminaran solicitando más ejemplares.

–Eso no esta asegurado, señorita Foster – volteo mi mirada a Stephen.

–Claro que lo está, sé con el material que estamos trabajando y le puedo decir que en menos de dos semanas las librerías estarán llamando de nuevo por más copias.

–¿Cuántas recomiendas? – miro directamente a Andrew

–Al rededor de 1.000 copias.

–¡¿Te encuentras demente?! Eso es demasiado – encaro a Stephen.

–¡No cuando el material es bueno y de calidad como el que tenemos! – en ese momento tomo conciencia de mis palabras y volteo a ver a Luka el cual no ha dicho ni una sola palabra. ¡Trágame tierra y déjame asilo en tu corteza!

Luka fija su mirada sutilmente hacia Stephen – Creo que deberían de confiar en las palabras de la señorita Foster, después de todo, ella es la editora – en ese momento nuestras miradas se encuentran y trato de agradecerle por su apoyo.

–Entonces no de dice más, se harán las 1.000 – Andrew mira fijamente a Stephen mientras este solo toma anotaciones – ¿Nadie tiene nada más que agregar? – toda la sala de encuentra en silencio – Bien, hemos terminado.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Como siempre les quiero agradeces por sus “Me Gusta” y comentarios. También quiero recordarles que los días de actualización son los sábados y uno que otro domingo (por asuntos de estudio o familia), pero eso son los días que se tienen que estar pasando por la novela. De igual manera me pueden seguir en Instagram como “edumana_novelas” y así darse cuenta más rápido sobre las actualizaciones.

Nos seguimos leyendo…



E.D. Umaña

#1018 en Novela romántica
#254 en Chick lit

En el texto hay: trabajo, romance, vida

Editado: 02.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar