Volver A Enamorarte

Tamaño de fuente: - +

Epilogo (Luka)

Sabía lo que había hecho, claro que lo sabía. Pero ¿Qué piensas cuando otra persona te acusa de hacer algo que no hiciste?, ni siquiera deje que ella se defendiera, solo pensé en mi como su jefe, y al final termine siendo su jefe, porque me ha dejado.

Hace mucho tiempo la aparte por temor de que la amaba. Así es, la amaba tanto que la aparte por un miedo insignificante el cual termino en dolor por apartar a la única persona que en ese momento estaba a mi lado. Y como he quedado ahora, de igual manera que en el pasado, solo. Ella siempre lo fue todo, pero mi mala actitud creaba que ella se alejara y pensara que no estaba para ella, cuando cada segundo de mi vida la quería a mi lado.

Me odio en este momento por no haberla detenido, pero no quiero que ella sufra más por mi culpa. La amo tanto que soy capaz de que sea ella feliz de otra manera. Pero también soy egoísta por quererla solo para mí. La obsesión de querer más poder en la editorial me llevo a esto, en llegar a tener dos revistas cuando con una era suficiente y además de eso, era feliz con la persona que amaba.

Más de 10 años alejado de ella, de no tener a aquella niña sonrojada entre mis brazos, de aquellas sutiles caricias por temor a tocarme la primera vez que estuvimos juntos, a esa mujer de corazón de hierro, pero tan dulce como la miel. Siempre será ella, siempre ella la que llene este vació y frio corazón que a la vez la destruye siempre a su paso. Mi querida Alice, que sería de mi ahora que ya no te tengo.

Ahora ya no sé qué hacer, caigo en el mismo vació que en el que me encontraba antes de que ella volviera, lo peor de todo es que cada cosa que este conmigo sufrirá de la misma manera, y ya no quiero que esos tiempos vuelva, la necesito conmigo, así como también necesito el aire para respirar. Soy un idiota, un tonto sin remedio que no fue capaz de ver que dejaba a un lado a la mujer que amaba y que por más que estuviera podrido que ella también amaba.

 

-Karla, ¿Tu sabes porque Alice ha faltado estos últimos 4 días? – al mencionar el nombre de su amiga, su cara pasa a un estado de tristeza, que lo que logra es preocuparme.

-No lo sabes, ¿Verdad?

- ¿El saber que Karla? – la angustia de que algo malo le hubiera pasado me está comiendo los nervios.

-Alice vuelve hoy a Inglaterra, Luka.

Al momento que estas palabras salieron por parte de Karla, sentí como el aire dejaba mi cuerpo, como mis manos pasaba a un estado sudoroso y como simplemente mi alma sale de mi cuerpo.

-Pero, ¿Cómo?

-Al parecer un amigo de su padre le ofreció un trabajo en una de las mejores editoriales de Inglaterra, y además de eso en el puesto que ella siempre soñó – no ahora cuando más la necesito – Pero te dejo algo.

Volvió a su escritorio y de un cajo saco un pequeño sobre que lo tendió en mis manos. Karla al dármelo se retiró de su puesto, seguro pensado que necesitaba espacio, lo cual era cierto. Y sin esperar más abrí el sobre encontrándome en él una carta.

El día que leas esto seguramente estaré camino al aeropuerto, como seguro te informo Karla voy camino a Inglaterra, tengo una de las mejores propuestas de trabajo de mi vida, y como tu decidiste que para ti el trabajo era primordial también ¿Por qué no intentarlo?, además ya no somos parejas, creo que hace tiempo lo dejamos de ser indirectamente, pero bueno. 

Solo una cosa le pido al tiempo, y es que me ayude a olvidarte, a olvida ese amor de vida, al tiempo a que me ayude a sanar las heridas y además de eso que me ayude a volver a vivir como lo hacía antes, pero sin tenerte a mi lado, te amé mucho Luka Viansete más de lo que debí.

Atte: La acosadora de la biblioteca.

Ella me amo y no supe como valorarlo, no supe cómo enfrentar a ese amor de vida que tenía, no supe que sin ella no soy nada, como no supe que ella me amo siempre a los diez metros de distancia, y que sin ningún afecto o roce ella me amaba incondicionalmente.

Sin más pensamientos me decido en ir a buscarla, levanto la mirada de la carta y trato de buscar a Glen, lo veo charlar con Karla a los pocos metros de mí.

-Necesito que te encargues del trabajo por unas horas – este aparta su mirada de Karla y la fija en mí.

- ¿Pero? ¿qué estás diciendo?

-Voy a buscar a Alice al aeropuerto Glen, necesito que te encargues del personal, no sería la primera vez que lo haces – este me mira con asombro por la confesión, y oigo como la voz de Karla interrumpe.

-El vuelo de Alice sale en una hora Luka, será mejor que te des prisa – la veo tendiéndome la chaqueta.

-Gracias Karla.

Y sin demorarme más, salgo del edificio para dirigirme al estacionamiento cuando siento que soy tomado del antebrazo.

-jefe, ¿Me podría decir hacia donde se dirige?

-No es de tu interés a donde yo vaya Julia – además de que encontré los documentos falsificados que ella hizo que Alice firmara – Además, ya sé que tu falsificaste los documentos que Alice firmo para que se hiciera el error de publicación.

La veo sonreírme con mucha malicia.



E.D. Umaña

#1086 en Novela romántica
#273 en Chick lit

En el texto hay: amor com

Editado: 11.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar