Voy A Conquistarte -Saga Amor o Atracción Libro 2

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO 26

Patty.

Desperté y al no sentir a Louis a mi lado abrí los ojos. Recordé nuestra conversación y confieso que sentí miedo por la posibilidad de que aún no hubiera olvidado a su primera novia «Eres una tonta Patty ¿Acaso no te demostró que a quién ama es a ti?» me ruboricé al acordarme de sus besos.

Me levanté y no fue necesario despojarme de ropa alguna para ducharme ya que Louis se había encargado de quitármela la noche anterior.

Entré al baño y me di una buena ducha. Al salir él estaba sentado y su intensa dirigió hacia mí.

— Estoy muy molesto, debiste esperarme para ducharnos juntos —dijo y estoy segura que me sonrojé.

— ¿Preparaste comida? —dije caminando de tema, pero él no quitaba su mirada de mí aumentando así las palpitaciones de mi corazón.

— El desayuno puede esperar —me aparté cuando lo vi caminar hacia mí, pues supe sus intenciones.

— No pienso desperdiciar mi ducha. Es mejor que entres allí y te bañes con agua fría mientras yo desayuno.

— Está bien. Me ducharé solo porque quiero llevarte a un lugar.

— ¿Qué lugar?

— Un lugar muy especial para mí.

Me vestí rápidamente y me dirigí al comedor o eso pensé cuando llegué a la cocina con mi desayuno entre mis manos.

— ¿Por qué estas huyendo? —me asusté al escuchar la voz de Caeli.

— No estoy huyendo, solo quería desayunar con los demás.

— Se va a enfriar tu comida, vamos te guiaremos hasta el comedor —dijo Jesse.

Las seguí hasta el comedor. Ellas llevaban una bandeja con dos platos cada una.

— ¿Ustedes cocinaron?

— No, Louis quiso preparar un desayuno especial, pero nosotras lo obligamos a que cocinara para todos —dijo Jesse.

— Así es.

— ¿Qué edad tienes Caeli?

— En dos meses cumpliré los veinte años.

— ¿Y eres italiana?

— Mis padres son de Massachusetts y juntos a mis abuelos se vinieron a Florida cuando llevaban un par de años casados. Yo nací en Italia mientras ellos se encontraban en ese país. Ellos viajaban constantemente debido a que querían que yo tuviera nacionalidad italiana. Nunca salí de Italia hasta que tuve seis años, lamentablemente tuve que viajar debido a que tío Federic murió en un accidente… fue cuando conocí a mis abuelos y a Louis. Viví aquí hasta los doce años. Terminé mis estudios allá, pero siempre vengo a pasar vacaciones con mis abuelos y mis primos.

— Déjame decirte que pareces una autentica italiana —dijo Frances al sentarse. Él estaba acompañado por James, Raphael y Laura.

— Tengo doble nacionalidad.

— Así como yo —dijo Louis.

Jesse se levantó y salió para regresar con un plato que colocó frente a Louis.

— Será mejor empezar a desayunar antes de que se enfríe —sugirió Jesse.

Todos hicimos lo que ella indicó.

— James, Caeli y yo iremos a recorrer la ciudad ¿Quieres venir?

— Claro, sabes que me encantaría —respondió. Louis empezó a toser.

— Creo que lo mejor será que también vayan con ustedes Frances, Raphael y Laura. Incluso podrías invitar a Philips —dijo Louis.

— Eso me parecer bien. Llamaré a Philips —dijo Laura.

— Y nosotras te ayudaremos a arreglarte —me dijo Caeli.

— Vamos —dijo Jesse.

Caeli, Jesse y yo nos dirigimos a la habitación de Louis.

— ¿Saben a dónde me llevará su primo?

— Si él no te lo ha dicho es porque quiere que sea sorpresa —comentó Caeli.

— ¿Jesse?

— Lo que yo sé es que debes estar impecable.

— ¿Por qué?

— Mejor dejemos de perder el tiempo y empecemos.

Amabas se tomaron el tiempo necesario para ayudar a arreglarme.

Salimos de casa y aunque le insistí a Louis que me dijera hacia dónde me llevaba, no me dijo.



Hellen

Editado: 14.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar