When Nobody Sees #1 [saga Kisses In War ]

Tamaño de fuente: - +

✒ CAPÍTULO 5 CUESTIÓN DE HONOR

✒ CAPÍTULO 5 CUESTIÓN DE HONOR

 

Flash-back.

 

— Venus. Tengo que preguntarte algo muy importante. — Andrew vuelve a hacerme detener, pero esta vez, fuera de la pista de patinaje.

 

— De acuerdo. Te escucho. — Guardo mis manos dentro de mi abrigo.

 

— ¿Realmente te gusto? — Enarco una ceja ante su seriedad. — Digo, ¿realmente crees que... no sé... tenemos un futuro juntos? — Muerdo mis labios sospesando sus palabras.

 

«¿Un futuro juntos? ¿Andrew y yo?»

 

— Me refiero a que yo realmente quieto estar contigo. Quererte, cuidarte, ser tu apoyo en las buenas y las malas. Estoy seguro de que me gustas y que tal vez eso se vuelva amor. — Pasa sus manos por su cabello en señal de su nerviosismo. — Venus, ¿serías mi novia?

 

— ¡Andrew! — Cubro mi rostro con mis manos por unos segundos. — Realmente me gustas ¿bien? Y creo que vamos bien ¿o no? Es decir, a veces siento que somos un gran equipo juntos, lo cual es raro porque normalmente yo no hago equipo con tipos como tú. — Eso parece tomarlo por sorpresa. — Yo también creo que quiero estar contigo, pero no creo que sea el momento. Me refiero a que tenemos mucho tiempo para conocernos mejor incluso para solucionar los problemas a nuestro alrededor. Yo quiero darte más de lo que tú me has dado a mí y claro que también quiero ser tu roble ¿sabes? — Sonrío al verlo más relajado. — Pero no será hoy cuando acepte ser tu novia.

 

— De acuerdo. Lo entiendo. — Me abraza y tengo que levantar el rostro para poder mirarlo. — Serías mi novia, pero no ahora. — Asiento porque lo comprendió. — Entonces por mí, bien.

 

— ¿Estamos bien entonces? — Levanto mis manos a las solapas de su chaqueta.

 

— Estamos más que bien. — Me carga para girar sobre sus pies haciéndome reír muy fuerte. — No sabes cuánto me gustas Venus Hearther.

 

— Y créeme cuando te digo que también tu a mi Andrew. — Se detiene dejándome sobre el suelo de nuevo.

 

Andrew se inclina de nuevo para besarme, pero, sus labios no tocan los míos porque nos interrumpen.

 

— ¡Dejen de comer pan frente a los pobres! — Andrew y yo reímos a carcajadas Separándonos el uno del otro. «¡Les dicen los inoportunos!»

— Hola Venus. Ya vimos que estás ahí. — Chris golpea mi cabeza muy quedito cuando me he escondido en el pecho de Andrew. Levanto la cabeza para mirarlos a cada uno con lentitud.

 

— ¿Podemos irnos o quieren seguir avergonzándome? — Pregunto entre risas.

 

— ¡Yo quiero seguir avergonzándote! — Chris levanta la mano mientras salta tal y como lo hacen los niños en el preescolar.

 

Todos continuamos riendo mientras entramos a la pista de patinaje.

 

Fin del flash-back.

 

Mentiría si digo que mi noche fue mala. La verdad es que convivir con los bad boys fue más que bueno. Me disculpé por los problemas que pude haberles ocasionado y pareció que lo entendieron a la perfección.

 

Me divertí muchísimo con ellos.

 

Puedo atreverme a decir que el más divertido de todos es Christofer.

 

Bruno es ciertamente divertido, pero es más fácil catalogarlo como el conductor designado.

 

Andrew es un nivel de diversión medio. Digamos que toda la noche estuvo pendiente de mí y de que no me faltará nada.

 

Y Donovan, Donovan es más como la mamá de los pollitos. Si Bruno es estricto, Donovan lo es el doble.

 

A pesar de las personalidades distintas de cada uno, me la pase muy bien. Cada uno es divertido a su manera y deseo que se repita muy pronto. Jamás me había reído tanto como anoche.

 

— Venus. Dime que tú no eres la de la foto de internet. — Hebe se planta delante de mí, evitando que continúe caminando.

 

«¿Que foto?»

 

— No sé de qué me hablas Hebe. — Decido aflojar un poco el nudo de mi corbata.

 

«¿Porque tengo que usar esto?»

 

— Mira esto. — Me tiende su teléfono con cierto tono de molestia en su voz.

 

 De mala gana lo tomo para ver lo que hay. Una foto de Andrew y yo, la tarde ayer junto a un montón de preguntas.

“La tarde de ayer martes, se le vio al heredero de Grupo Imperio, Andrew Sheck, muy acaramelado junto a una chica de nombre y apariencia totalmente desconocidos. ¿Será que el joven ya se ha olvidado de Venus, la chica a la cual atropello hace solo unas semanas atrás? ¿Quién será esta chica que desconocemos? ¿Qué pensará Venus Hearther al respecto?”



Daniela Martínez

#13500 en Novela romántica
#2198 en Chick lit
#4562 en Joven Adulto

En el texto hay: romance juvenil, romance, amor

Editado: 01.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar